Aletargados como la rana

Por Venezuela Real - 14 de Septiembre, 2007, 9:52, Categoría: Economía

Veneconomía Opina
13 de septiembre de 2007

La escasez, el racionamiento y las ventas condicionadas de bienes y productos de primera necesidad son elementos que están presentes en la cotidianidad del venezolano. Así, lo que "no debería ser" se ha convertido en "lo usual". La capacidad de asombro se ha extinguido, la exigencia de los derechos se ha anulado, y la potencialidad de respuesta del ciudadano está dormida.

Esta triste realidad ha permitido que el Gobierno haya demolido la capacidad industrial y los medios de producción privados, que ha llevado al desabastecimiento de bienes y productos de la cesta básica alimentaria. Muy a su pesar, no sólo han sido inútiles tanto el remiendo de los controles de precios, como las importaciones, sino que ha agravado la situación.

Mientras tanto, el Gobierno sigue "combatiendo" la economía capitalista y liberal con medidas equivocadas que traerá mayores distorsiones, más pobreza y hambre a la población.

Continúa, por ejemplo, expropiando a diestra y siniestra, por supuestas razones de "utilidad pública e interés social", incluyendo a fábricas cuyo capital es 96% propiedad de empleados y trabajadores, como es el caso de Frutícula Caripe.

O mantiene a los cañicultores al borde de la quiebra, debido al congelamiento de los precios del azúcar durante dos años, a pesar de que el subsidio condicionado de Bs.11/Kg no cubre la totalidad de los cañicultores. Adicionalmente, estos productores están enfrentando pérdidas por más de un millón de Tm de caña sin moler, por falta de ingenios azucareros. Hay que recordar que el Gobierno ha expropiado centrales azucareros, en un proceso viciado de ineficiencia y corrupción, sin haber logrado poner operativo prácticamente a ninguno de ellos.

Acosa a la industria lechera con trámites burocráticos para obtención de divisas y exceso de regulaciones que dificultan las importaciones de materia prima. Y para agravar las cosas, a esto se suma que los inversionistas y la mano de obra se alejan gracias al intervencionismo exacerbado del Gobierno, la inseguridad jurídica y el incremento de sicariatos y secuestros, que azota a los productores agrícolas.

Y ahora, con la excusa de garantizar el abastecimiento de materia prima para la producción harina de maíz precocida se prohibió la extracción, exportación y reexpedición de maíz, además de que se restringió la utilización de maíz blanco con fines distintos al consumo humano, hasta el 31 de diciembre. Con lo cual no se soluciona el problema.

Lamentablemente, en Venezuela como la rana del cuento, el consumidor tolera con pasmosa pasividad, la escasez de los productos de primera necesidad, mientras que estoicamente invierte un promedio de 12 horas a la semana en recorrer varios establecimientos para conseguir alguno de esos productos sin importar el precio que tenga que pagar.

Resta ahora, que el Gobierno por vía de decreto imponga la producción forzada de aquellos bienes que sólo pueden garantizarse con el incentivo a la producción, el respeto a las leyes del mercado y la seguridad jurídica.





TOME NOTA
de la dirección del
Nuevo Portal Principal

www.venezuelareal.org

Más información ...

Calendario

<<   Septiembre 2007  >>
LMMiJVSD
          1 2
3 4 5 6 7 8 9
10 11 12 13 14 15 16
17 18 19 20 21 22 23
24 25 26 27 28 29 30

Archivos

Suscríbete

Escribe tu email:

Delivered by FeedBurner

Sindicación

Alojado en
ZoomBlog