CARTA A GURRUFÍO

Por Venezuela Real - 14 de Septiembre, 2007, 18:38, Categoría: Imagen gobierno / Chávez

Laureano Márquez
TalCual
14 de septiembre de 2007

Queridos amigos de Ensamble Gurrufío:

Creo que nadie, hasta ahora, les ha ofrecido públicamente disculpas. A quien esto escribe nunca le ha gustado hablar en primera persona ni abrogarse la representación de nadie, especialmente si no media un proceso electoral limpio y transparente.

Pero, como en la Venezuela de este tiempo lo anterior es cosa imposible, me atrevo a reunir en esta carta el sentimiento de indignación que embarga a todos los que tenemos raíces, origen, vínculos y afectos con las Islas Canarias y en nombre de ellos, les ofrezco disculpas. Estamos avergonzados, como seguramente lo estarán los canarios de buena voluntad, que aman a Venezuela al punto de considerarla “la octava isla” y que no olvidan —hoy en época de bonanza— la pobreza vivida y las miserias pasadas en aquellos tiempos, que hoy parecen tan lejanos, en los que los hijos de Canarias encontraban en esta tierra afecto, trabajo y libertad.

Hace poco, en nuestro país, oímos también una amenaza de expulsión para todo extranjero que se meta en política, es decir, que hable mal del gobierno. Un funcionario parece ser lo mismo en cualquier parte, entrenados para no pensar ni discernir. Ese qué me importa a mí que ustedes vengan a un festival de música invitados por Los Sabandeños, está cargado en el fondo de la ancestral mala leche ibérica, que sobrevive al paso de los siglos y de la que nos viene eso de que la voluntad de uno solo puede pisotear a una colectividad entera.

Pero hay cosas más graves en la política inmigratoria española que la expulsión de “Ensamble Gurrufío”. Al fin y al cabo ustedes no compraron un pasaje, con sacrificio y privaciones, para jugarse en un viaje la vida entera huyendo de Esteban de Jesús, que dicho sea de paso, tan simpático cae en algunos sectores de la izquierda española que, desde la sabrosura del primer mundo que niega la entrada a sudacas, encuentan méritos a un proceso muy parecido, en no pocas cosas, al que enfrentaron hasta la muerte de “El Caudillo”.

Contradicciones que tiene la vida: tener que expulsar ciudadanos que huyen de un gobierno que a ellos les parece maravilloso...

¿Será que no les dice nada que un pueblo que nunca emigró esté saliendo en estampida?
A ustedes, queridos amigos de Gurrufío, por accidente, esto les honra y les prestigia —por ser tan clara la arbitrariedad y tan notorio vuestro talento y fama— tanto como deshonra y desprestigia a las autoridades españolas.

Lástima grande por los canarios, que se los perdieron. Pero cada semana, ciudadanos venezolanos anónimos son devueltos desde España. Se trata de gente que pierde un pasaje porque tuvo la mala suerte, como ustedes, de caerle gordo a un policía. Mucho más razonables son nuestros enemigos gringos que si te van a decir “no” te lo dicen desde aquí, evitándote malos ratos innecesarios.

El caso es que ya nadie nos quiere en ninguna parte. Nos llaman los “balseros del aire” en Miami y, en Tenerife, al avión de Santa Bárbara, “la patera voladora”. Lo que el primer mundo no entiende —madre patria incluida— es que mientras el intercambio desigual continúe matando de hambre a nuestros pueblos, mientras estas tierras sigan siendo caldo de cultivo de tiranías, muchas veces por ellos avaladas, sostenidas e incluso propiciadas, no habrá policías, ni muros que puedan contener el lento avance...

Cosas de la historia:
siempre son los bárbaros los que terminan acabando con el imperio.





TOME NOTA
de la dirección del
Nuevo Portal Principal

www.venezuelareal.org

Más información ...

Calendario

<<   Septiembre 2007  >>
LMMiJVSD
          1 2
3 4 5 6 7 8 9
10 11 12 13 14 15 16
17 18 19 20 21 22 23
24 25 26 27 28 29 30

Archivos

Suscríbete

Escribe tu email:

Delivered by FeedBurner

Sindicación

Alojado en
ZoomBlog