El dilema de Miraflores

Por Venezuela Real - 14 de Septiembre, 2007, 9:49, Categoría: Economía

Ramón Sahmkow
TalCual
14 de septiembre de 2007

Para aliviar la caída de las reservas y la brecha reducida en la balanza comercial, el economista José Manuel Puente estima que el Gobierno podría restringir la entrega de dólares por Cadivi

El futuro cercano de una empresa comercializadora venezolana dependerá de cómo resuelve el Gobierno uno de los principales dilemas que enfrenta en materia macroeconómica: continuar el otorgamiento de divisas preferenciales para controlar la inflación o ponerle coto a Cadivi para mantener el nivel de las reservas internacionales. Para el economista José Manuel Puente, profesor del Centro de Políticas Públicas del IESA, en eso se devanan los sesos en el Ministerio de Finanzas.

Aunque la inflación venezolana de 2006 fue la única con dos cifras en la región (la variación acumulada del IPC se ubicó en 9,4% ), el Gobierno atendería primero, según Puente, los efectos que han tenido en la balanza de pagos los desequilibrios en las balanzas de capital y por cuenta corriente.

En el primer caso, comprende los gastos del Gobierno en inversiones o compras de bonos en el extranjero y los traspasos en dólares a Fonden, y en el segundo, la reducción del superávit de cuenta corriente por la caída de las reservas y la estrechez del margen entre exportaciones e importaciones.

Ese paquete de movimientos ocasionó un hoyo en la economía. “En el segundo trimestre del año –cifras oficiales del BCV– tuvimos un déficit de balanza de pagos de 7.200 millones de dólares”. Las reservas cayeron 25% “aunque siguen siendo muy altas” en los últimos seis meses, y Puente espera que las exportaciones se reduzcan a final de año entre 4 y 5 mil millones de dólares.

LUCES ROJAS

Para contener los niveles de reservas, el Gobierno deberá restringir la entrega de dólares de Cadivi. Si se aplica esa medida, ! los impo rtadores deberán comprar dólares en el mercado paralelo, lo que impactaría negativamente en la inflación.

“Esta es una de las luces rojas que se deben atender”, dijo Puente.

Las importaciones venezolanas se ubican en 42 mil millones de dólares, mientras entran al país 53 mil millones en exportaciones.

Eso implica que el 85% de las divisas por exportaciones petroleras se van en importaciones, y además, aclaró Puente, “necesitas dólares para pagar acreencias de deuda, o sea que no todo lo puedes gastar en importaciones”. Se está generando una brecha económica sistemática aun con precios petroleros altos”. “En los últimos meses, vemos que el Estado otorga divisas, restringe y otorga, y pareciera que en el mediano plazo la tendencia va a ser restringir, porque la tasa de crecimiento de las importaciones no es sostenible, si se cuadriplicaron en cuatro años”, dijo el economista.

A los desequilibrios en el sector externo por la caída de las exportaciones y el boom importador, la elevada inflación y la vulnerabilidad del sector petrolero, se sumaría la vulnerabilidad fiscal, debido al déficit de 5,6 millardos de bolívares durante el primer semestre del año. “Son las cuatro luces rojas en el tablero”.

“Tenemos desequilibrios en sector externo, desequilibrios fiscales: es el contexto para un ajuste cambiario en el mediano plazo”.

PETROSUBSIDIOS
La política de entrega de subsidios para garantizar el abastecimiento de productos agroalimentarios a productores e industriales tiene los días contados, si siguen dependiendo de las exportaciones petroleras. Para el economista Puente, “mientras el Gobierno tenga petrodólares puede darse el lujo de mantener el tipo de cambio es! table y comenzar a subsidiar rubros, aunque económicamente no sean viables”.

Esto será posible, advierte, hasta el momento en que se modifiquen los precios del petróleo.
 
 • COMERCIO DESPROTEGIDO

Para sorpresa de la Cámara Venezolana Mexicana (Cavemex), el intercambio comercial entre ambos países se incrementó en los primeros meses del año, cuando los análisis que rondaron la decisión del Gobierno de Chávez de salirse del G-3 preveían, como mejor opción, que se mantuviera igual. En el primer cuatrimestre del año, el comercio binacional creció 11,65% . Las exportaciones venezolanas subieron 10,65% y las importaciones 12,24% .

“Evidentemente, el tema arancelario no es la variable que más juega”, dijo José Antonio Martínez, miembro de la Junta Directiva de la cámara. Sin el acuerdo macro, muchas operaciones se han mantenido a través del Convenio de Pagos Recíprocos de la Aladi, dijo Martínez.

Sin embargo, los empresarios solicitan mayor seguridad. Durante una reunión con el nuevo embajador en México, Roy Chaderton, los representantes de Cavemex recomendaron que se negocie un acuerdo comercial “que nos asegure preferencias arancelarias, porque ni siquiera un mecanismo de preferencias arancelarias de la Aladi está en vigencia. México es el único país de la Aladi con el cual Venezuela no tiene ningún acuerdo comercial suscrito”.

También pidieron se negocie un acuerdo bilateral de protección y promoción de inversiones (México es el primer inversionista latinoamericano en Venezuela) y otro para evitar la doble tributación.





TOME NOTA
de la dirección del
Nuevo Portal Principal

www.venezuelareal.org

Más información ...

Calendario

<<   Septiembre 2007  >>
LMMiJVSD
          1 2
3 4 5 6 7 8 9
10 11 12 13 14 15 16
17 18 19 20 21 22 23
24 25 26 27 28 29 30

Archivos

Suscríbete

Escribe tu email:

Delivered by FeedBurner

Sindicación

Alojado en
ZoomBlog