Huele fó: gato por liebre

Por Venezuela Real - 14 de Septiembre, 2007, 17:21, Categoría: REFORMA CONSTITUCIONAL

OSCAR LUCIEN
El Nacional
14 de septiembre de 2007


" Si eres cabrito, mantente frito; si eres gato salta del plato" era una suerte de conjuro al que recurrían ciertos huéspedes cuando visitaban posadas y fondas de dudosa reputación, especialmente, en cuanto a las comidas que servían. Con frecuencia, responsables de esos establecimientos eran acusados de dejar un asno en adobo y servirlo luego como ternera a desprevenidos comensales.

También, de servir platos cuyo contenido no se sabía si era ternera, cabrito, liebre o gato. Aunque no está comprobado que el exorcismo recitado ante el plato servido pudiera arreglar las cosas en aquellos lejanos días, lo que sí es un hecho es que la expresión "gato por liebre" pasó al lenguaje popular para ilustrar una práctica fraudulenta: ofrecer algo de inferior calidad, bajo la apariencia de legitimidad.

O, simplemente, como engaño, trampa, fraude.

El nuevo golpe de Estado del teniente coronel Chávez, el fraudulento intento de imponernos una constitución castrista, se aviene perfectamente con la utilización de esta conocida frase popular. Pretende Chávez, con la complicidad de todo el constituido poder chavista, Asamblea Nacional, Tribunal Supremo de Justicia, Ministerio Público, FAN, Pdvsa, Defensoría del Pueblo, y especialmente el Consejo Nacional Electoral, envolver en una sedosa piel de liebre ciertos beneficios sociales (la jornada de seis horas y el fondo de protección a los trabajadores), el apestoso gato de la concentración autocrática del poder, el militarismo y la reelección indefinida.

Actores políticos y analistas han denunciado y aclarado pertinentemente el engaño de pretender ofrecer supuestos beneficios sociales a los venezolanos a través de la mal llamada reforma, cuando tales garantías ya están consagradas en la Constitución vigente: El actual artículo 90 establece "que la jornada diurna no excederá de 8 horas diarias", es decir, que puede ser inferior a 8 horas. Asimismo, ese artículo agrega que: "Se propenderá a la progresiva disminución de la jornada de trabajo". Por otro lado, el artículo 86 establece que: "Toda persona tiene derecho a la seguridad social": es decir, toda persona, trabajadores dependientes, empleadas domésticas, taxistas, buhoneros, profesionales, etc. O sea, ninguna novedad en la propuesta, quedando más bien en contundente evidencia la mora de los poderes públicos en el cumplimiento de los citados derechos constitucionales. ¿Cuál es, entonces, el verdadero propósito de pretender imponernos una nueva constitución? Sin duda alguna, el de consagrar el dominio absoluto y legitimar el control total del teniente coronel Chávez sobre la sociedad venezolana. "Así de sencillo", como comentó el líder único de la revolución cuando dictó su propuesta a la Asamblea Nacional y se refirió al artículo 230 que establece la reelección indefinida: "El período presidencial es de siete años. El presidente puede ser reelegido de inmediato para un nuevo período". ¿Así de sencillo? ¿Tiene algún sentido que el mandato presidencial se aumente a siete años? ¿Por qué el nuevo texto constitucional que se copia palabras de Simón Bolívar en el Discurso de Angostura desatiende la advertencia del Libertador en ese mismo documento cuando señala que "nada es tan peligroso como dejar permanecer largo tiempo en un mismo ciudadano el poder. El pueblo se acostumbra a obedecerle y él se acostumbra a mandarlo; de donde se origina la usurpación y la tiranía". ¿Por qué el teniente coronel Chávez se empeña en que "su" propuesta sea discutida en un solo bloque, cuando aborda temas tan disímiles?.

¿Por qué, si en atención al artículo 344 de la actual Constitución, la propuesta presidencial pudiera discutirse artículo por artículo, todos los poderes constituidos se han arrodillado y se comportan como obediente tropa ante la voluntad suprema del comandante en jefe, que ordena que se discuta en un solo bloque? ¿Por qué el presidente de la República tiene que reservarse la promoción de los militares en todos sus grados y jerarquías? ¿Con cuál legitimidad pretende Chávez imponernos un Estado socialista (sic), tan parecido al de Castro en Cuba. Finalmente, ¿por qué debemos votar tan polémica propuesta, de forma apresurada, el mes de diciembre? ¿Cómo es eso que el CNE ya tiene aceitada toda su maquinaria para este evento cuando el mismo ni siquiera ha sido aprobado por la Asamblea Nacional? Todo esto huele muy mal. Gato por liebre.





TOME NOTA
de la dirección del
Nuevo Portal Principal

www.venezuelareal.org

Más información ...

Calendario

<<   Septiembre 2007  >>
LMMiJVSD
          1 2
3 4 5 6 7 8 9
10 11 12 13 14 15 16
17 18 19 20 21 22 23
24 25 26 27 28 29 30

Archivos

Suscríbete

Escribe tu email:

Delivered by FeedBurner

Sindicación

Alojado en
ZoomBlog