Mucho ruido y pocos dólares

Por Venezuela Real - 14 de Septiembre, 2007, 18:39, Categoría: Economía

Gustavo Gil
TalCual
14 de septiembre de 2007

Las compras por internet y los cupos viajeros son el foco que permite conseguir dólares subsidiados y venderlos a 5.000 bolívares

En lo que va de año, la Comisión de Administración de Divisas (Cadivi) ha autorizado 26,5 mil millones de dólares (56 billones 975 millardos de bolívares), cifra que representa un incremento de 65,4% en relación con el mismo período de 2006, durante el cual se aprobaron 16,02 mil millones de dólares.

Lo que ha venido sucediendo es que la gente ha vendido sus cupos de manera presuntamente ilegal, permitiendo así que unos 1.600 millones de dólares ingresen en una centrífuga infernal y que los especuladores se beneficien del alto costo del dólar paralelo.

Esto, que es tan común como ordenar un chocolate Baberuth en Porlamar, es lo que acaba de poner a la luz pública el jefe de la Sudeban, Trino Alcides Díaz, al anunciar la puesta en marcha de un convenio que de manera conjunta llevarán adelante su despacho, Cadivi y la Onidex para triangular los datos y detener la mafia que maneja el mercado negro de divisas.

VENTA DE CUPOS

Fuentes consultadas insistieron en que el monopolio del dólar pertenece al Estado, ya que es a través de Petróleos de Venezuela y el Banco Central de Venezuela como se transa el ingreso de la moneda al país. “Las mafias tienen conexión con altas esferas oficiales, pero yo no puedo hacer señalamientos porque no conozco un caso concreto”, agregó la fuente.

Desde hace unos dos años, numerosos usuarios venden sus cupos en dólares para compras por internet (3.000 dólares) y los cupos para viajeros (5.000 dólares) a personas que les pagan sumas no inferiores a 1.200.000 ni superiores a 2.000.000 de bolívares.

La Superintendencia de Bancos y Otras Instituciones Financieras (Sudeban) celebró el acuerdo de cooperación alcanzado con la Comisión de Administración de Divisas (Cadivi) y la Oficina Nacional de Identificación y Extranjería (Onidex), ya que lo considera una medida expedita para combatir este flujo de divisas no oficial, que abona al mercado paralelo.

Trino Alcides Díaz echó el cuento sobre el control de cambio que se puso en vigencia a mediados de febrero de 2003 y afirmó que con el pasar del tiempo “muchos operadores han venido utilizando de manera indebida las facilidades que se dan para la utilización de dólares”.

UN PEDACITO DEL MERCADO

“Por supuesto, estamos hablando de una parte muy pequeña del mercado paralelo. Pero, desde el punto de vista mediático, la medida hace mucho ruido”, dijo Asdrúbal Oliveros, director de Ecoanalítica.

El convenio permitirá a Sudeban cruzar información de manera sistemática con la Onidex y Cadivi, y saber quién obtuvo divisas, cuándo las obtuvo, en qué las gastó y para dónde viajó.

Si el usuario no contesta positivamente a una sola de esas interrogantes, puede verse en serios problemas y ser reo de la ley contra los delitos cambiarios. Una norma de muy nueva data que, como toda norma, pocas veces se aplica.

En opinión de Díaz, era necesario firmar un convenio como éste, que combata la legitimación de capitales obtenidos del delito, ya que con ello se va a profundizar la lucha contra los ilícitos cambiarios e incluso contra el terrorismo.

Tras detectar lo que ya era vox populi, el Gobierno adelanta este convenio y además tratará de identificar a grupos que no solamente operan en Venezuela, sino en otros países, y que actúan de manera ilegal en la utilización de los dólares subsidiados.

El superintendente fue más allá y acusó a algunos organismos regionales de tratar de obtener dólares que después van a engrosar el mercado de divisas no oficial o paralelo, en detrimento de la economía y afectando de manera directa las reservas internacionales.

Trino Alcides Díaz argumentó que “han creado centenares de empresas fantasmas, empresas de maletín, para tratar de utilizar los dólares y llevarlos al conocido mercado negro”.

La intención del Gobierno es acabar la cotización artificial del dólar que ha venido ocasionando un spread muy alto entre el tipo de cambio oficial y el dólar permuta.

El superintendente reconoció que el alto precio que pagan los inversionistas por el dólar paralelo incide en el costo de la vida, porque tiene intrínseco un valor especulativo que tiende a afectar los índices de inflación.

HAY QUE METER LA LUPA

“Es difícil precisar el tamaño del mercado paralelo, pero en este caso estamos hablando de pequeñas transacciones y, además, ese convenio no estará vigente antes de finales de año. Estamos de acuerdo en que el financiamiento de las importaciones con el dólar permuta se ha venido reduciendo porque Cadivi está otorgando divisas a un ritmo impresionante. En lo que va de año, sólo 2,6% de las importaciones fueron financiadas por el dólar paralelo y el año pasado fue 18% . Donde hay que meter la lupa es en la salida de capitales. La gente no quiere tener sus ahorros en bolívares y está dispuesta a pagar la tasa que sea para colocarse en dólares”, reveló una fuente que mantuvo su nombre en reserva.

Para nadie es un secreto que la verdadera raíz del problema está en el control cambiario, que ya lleva 6 años. “Eso es obvio, pero yo diría que ni siquiera el control cambiario es en sí mismo el problema.

El Gobierno tiene que echar mano de una creatividad más aguda porque el diferencial de 2.150 a 5.000 bolívares por dólar resulta una tentación muy grande para los operadores del mercado de divisas. La ganancia por dólar es más del doble y allí radica el gran atractivo que hace a los agentes económicos tomar cualquier tipo de atajo”, añade Oliveros.

–Yo creo que antes de establecer más controles lo que tiene que hacer el Gobierno es ir a una legalización del mercado paralelo que permita que baje la cotización y que los incentivos para la especulación decaigan–, indicó Oliveros.

Según los cálculos de las fuentes consultadas, haciendo todos los descuentos posibles, los operadores del mercado negro terminan obteniendo un dólar con un cambio implícito a precio de 2.900 bolívares.

 El acuerdo de la Sudeban, la Onidex y Cadivi para combatir la venta ilegal de cupos de viajeros y las asignaciones por internet es visto como una medida mediática, porque se trata de transacciones muy pequeñas en comparación con el tamaño del mercado paralelo o con el monto que ha autorizado la Comisión de Administración de Divisas






TOME NOTA
de la dirección del
Nuevo Portal Principal

www.venezuelareal.org

Más información ...

Calendario

<<   Septiembre 2007  >>
LMMiJVSD
          1 2
3 4 5 6 7 8 9
10 11 12 13 14 15 16
17 18 19 20 21 22 23
24 25 26 27 28 29 30

Archivos

Suscríbete

Escribe tu email:

Delivered by FeedBurner

Sindicación

Alojado en
ZoomBlog