Soldados o criminales

Por Venezuela Real - 15 de Septiembre, 2007, 22:23, Categoría: Temas Militares

ANA JULIA JATAR
El Nacional
15 de septiembre de 2007

En un insólito artículo publicado en este periódico el jueves pasado, la ex vicecanciller Mari Pili Hernández defiende a los terroristas sugiriendo que estos no son criminales, sino más bien soldados de una causa noble. "¿Es terrorista aquel que no teniendo armas sofisticadas...

decide entrar en un centro comercial y atacar a cualquiera que parezca familia de aquellos que le robaron la suya propia?".

Esta es una de las preguntas que se hace la ex viceministra, alineándose con quienes piensan que los terroristas suicidas no son criminales, sino combatientes de una guerra sui generis. Lo que quizás ella ignora, es que la administración Bush está siendo duramente criticada por precisamente pensar de esa manera.

Para muchos, el presidente de los Estados Unidos cometió un error al declarar la guerra a los terroristas, pues con ello los "elevó" a la categoría de soldados en vez de tratarlos como criminales.

Esta decisión de política exterior ha sido la causa de graves atropellos a la Constitución norteamericana y a los derechos humanos de miles de personas.

Los que atacan la política de Bush argumentan que la línea que separa al soldado del civil ha sido históricamente clave para juzgar cualquier acto de guerra. Los soldados tienen uniforme, pertenecen a un país al cual representan y están armados para matar a otros soldados.

Por otro lado de la línea, ellos también tienen el deber de minimizar las bajas de civiles. El ataque del 11 de septiembre, que provocó el cambio de política en Estados Unidos, fue realizado por civiles de nacionalidad saudita en nombre de una organización llamada Al Qaeda, para matar intencionalmente a miles de civiles.

¿Puede ser esto calificado como un acto de guerra y, por ende, pueden ser considerados soldados los terroristas? Muchos consideran que no, y que la administración Bush se metió por un peligroso camino cuando declaró "la guerra al terror".

Este camino se tornó aun más resbaladizo cuando prometió que no se detendría hasta que cada grupo terrorista con alcance internacional fuese encontrado y derrotado. En efecto, esta ausencia de fronteras y de uniforme en la definición del soldado enemigo ha tenido inmensas implicaciones en la forma de aplicar la justicia que le corresponde.

Por ejemplo, considerar soldado a un terrorista permite enjuiciarlo por haber matado a civiles, sin embargo, sus ataques a objetivos militares no serían ilegales. Por otra parte, al no diferenciarse de la población civil en general, el gobierno viola constantemente los derechos individuales al convertirse en juez discrecional de quien es y quien no es el "soldado" enemigo. En fin, por esta mal llamada guerra y por tratar a los terroristas como soldados, se ha invadido dos países y se han violado los derechos humanos de millones de civiles. Por eso, Mari Pili Hernández y el presidente Bush están equivocados: los terroristas son criminales y deben ser perseguidos, juzgados y convictos en las cortes, como tales. La mejor forma de combatirlos es con el peso de la ley, con mejores sistemas de inteligencia y con eficaces acuerdos internacionales.

El terrorismo sólo podrá ser derrotado cuando le neguemos toda legitimidad, tanto en los objetivos que persigue como en los instrumentos que utiliza. Quienes se empeñan como el presidente de Estados Unidos y la ex vicecanciller en torcer esta realidad, sólo terminan perdiendo legitimidad ellos mismos.






TOME NOTA
de la dirección del
Nuevo Portal Principal

www.venezuelareal.org

Más información ...

Calendario

<<   Septiembre 2007  >>
LMMiJVSD
          1 2
3 4 5 6 7 8 9
10 11 12 13 14 15 16
17 18 19 20 21 22 23
24 25 26 27 28 29 30

Archivos

Suscríbete

Escribe tu email:

Delivered by FeedBurner

Sindicación

Alojado en
ZoomBlog