El chavismo es un tipo de autoritarismo cercano al fascismo

Por Venezuela Real - 16 de Septiembre, 2007, 17:26, Categoría: Política Nacional

Alfredo Fermín
El Carabobeño
16 de septiembre de 2007

Manifestaciones estudiantiles pueden apuntar al nacimiento de una nueva Venezuela

El antropólogo Nelson Acosta sentencia que, el gobierno del presidente Hugo Chávez es militar, desprecia a los civiles y a la democracia, porque “no se es democrático por haber sido electo sino por el respeto a los derechos ciudadanos, que son inviolables”.

Nelson Acosta, antropólogo egresado de la Universidad Central de Venezuela, con estudios doctorales en la Universidad de Essex, Inglaterra, ha sido investigador asociado en las universidades de Pittsburgh y Yale. Es profesor en el doctorado de Ciencias Sociales de la Universidad de Carabobo, en la especialidad de Antropología Política.

¿Cuál es su lectura del momento actual que vive Venezuela?
-Estamos viviendo el extremo límite del relato político que prevaleció en el país desde 1936. Una de las ausencias que tiene el discurso político es su contenido liberal. Por eso, la democracia que se va a formalizar con el referendo, es llamada democracia iliberal. Es decir que no tiene contenido liberal, porque la democracia responde a una pregunta ¿cómo se escogen los gobiernos? Y la pregunta liberal es: ¿cuál límite ponemos al gobierno? Porque se supone que los ciudadanos, están por encima del Estado.

En las democracias, al estilo de la que vamos a sufrir si se aprueba la reforma constitucional, es expulsado ese elemento y el ciudadano, que es sujeto de la democracia, se encuentra indefenso. Porque los derechos ciudadanos son previos a los derechos políticos. No se es democrático por el sólo hecho de ser electo. Se es democrático por ser electo y por proteger los derechos ciudadanos, que son inviolables.

Puede haber un derecho no democrático pero liberal, en el sentido de que la escogencia no es por elección pero respeta los derechos ciudadanos. Hay un concepto previo al accionar político.

Estamos llegando a los límites de lo que llamamos la adequidad: el conjunto de discursos políticos que prevalecían en Venezuela a finales de los años 80. Creo que éste ha sido el extremo límite de esa forma de hacer política en Venezuela, por lo trágico y costoso. Pero puede tener algo positivo porque vamos a cerrar un ciclo histórico. Vamos a pasar de la democracia del sujeto pueblo a la democracia del sujeto ciudadano. De un sujeto colectivo a un sujeto individual.

¿Por qué no se ha hecho realidad esa posibilidad?
-El problema es que esa oferta política que gira en torno al individuo, al ciudadano, no se ha podido estructurar en un mensaje apropiado, por lo que muchos sectores de la oposición, todavía, militan en la vieja idea de pensar que la democracia es sólo elecciones, desconociendo que las elecciones por sí solas no garantizan una democracia liberal.

Tenemos el ejemplo de democracias en Asia y en Africa donde se vota sin que signifique que los derechos ciudadanos serán protegidos. Los derechos ciudadanos están por encima de la lógica política y del hecho electoral.

El gobierno de Chávez es militar y desprecia al mundo civil. De allí que todos su iconos son militares, sin tomar en cuenta que los héroes de la Independencia no sólo fueron militares. Hubo civiles y desafortunadamente son pocos los que son estudiados.

Chávez, en su condición militar, hace una apología a los héroes militares y construyó una ideología en torno al pensamiento de Bolívar, desechando su pensamiento civil.

Esa lógica militarista lo lleva a una exacerbación del contenido autoritario. Cuando reivindica la dimensión militar de la vida política es imposible que no acentúe el contenido autoritario. Si a esto se le añade una circunstancia no política sino económica, según la cual el Estado es dueño de la renta petrolera, lo cual hace posible que el Estado se independice de la sociedad, tenemos una revolución por arriba.

¿Cómo define a la revolución por arriba?
-Es decir que, a partir del Estado, se va a cambiar la sociedad, con voluntarismo mesiánico parecido a los regímenes autoritarios de Europa en los años 30: nazismo, fascismo, franquismo. Estos son regímenes autoritarios, que reivindican la figura de un líder mesiánico que, a partir del control de los recursos públicos, va a transformar al país.

La experiencia democrática es al revés, porque es la sociedad, de acuerdo a su dinámica interna y de cómo juegan sus autores, la que transforma a la sociedad.

Mussolini decía “todo dentro del Estado, nada fuera del Estado, nada contra el Estado. Fidel Castro tradujo la frase diciendo “dentro de la revolución todo, contra la revolución nada. La consigna “patria, socialismo o muerte” constituye una fórmula paradigmática que revela la construcción de un relato político excluyente de las diferencias y, en consecuencia, castradora del otro, del sujeto protagónico de la versión democrática y pluralista de la política, que no puede ser otro que el ciudadano.

¿Tiene esta situación que vive Venezuela antecedentes parecidos?
-En toda su historia republicana, Venezuela no había experimentado una crisis como la que sacude actualmente su vida institucional. Podríamos postular que la trama discursiva, sobre la cual se ha cobijado nuestra existencia política, se encuentra en estado terminal. Quizá esta circunstancia explique las dificultades que experimentan los diversos actores políticos en la búsqueda y posible concreción de una salida a esta crítica situación.

¿Cómo rescatar la lógica política que respete las diferencias?
-Utilizar el lenguaje del ciudadano podría constituir el punto de partida para esbozar una respuesta. No cabe duda, la igualdad equivale a crear las condiciones en las cuales puedan florecer las distintas formas de cultivar la individualidad.

Porque no puede ser malo pedirle al individuo que sea de veras, que no deserte de su libertad, ni renuncie al don de hacer de su vida un proyecto creativo. A esto debemos enfrentarnos.

¿Hay un sector del país en el que haya un discurso avanzado en relación a este tiempo tan controversial en Venezuela?
-En las Artes Plásticas existe el discurso más avanzado en el país. En las áreas creativas uno descubre que no está amarrado como lo están otros lenguajes.
Los artistas, por ser creadores, se han soltado las amarras que les imponen un cierto dispositivo simbólico. Eso no quita que hay esfuerzos, de cierto arte oficial, para volver a viejas fórmulas.

-Pero el arte no es un asunto de importancia o de interés para Chávez.
-El hecho creativo es siempre contrario a lo institucional. El desarrollo de las Artes Plásticas, en Venezuela, surgió en los talleres libres como una respuesta a las academias. En la búsqueda estética se vislumbra la construcción de un nuevo país que no se observa en el discurso político.

¿Quién es Chávez, es fascista, comunista?
-El chavismo es un tipo de autoritarismo cercano al fascismo. Es un autoritarismo tropical, que lo hace posible la riqueza petrolera controlada por el Estado.

Chávez llegó al poder, no porque la gente votó por él sino contra la vieja república, que tenía una crisis institucional y económica sumamente fuerte. Chávez no tiene ninguna educación democrática sino militar y autoritaria.

¿Hay salidas que pongan fin al imperio del chavismo?
-Las últimas encuestas señalan que, por primera vez, Chávez no tiene mayoría para el referendo con el que quiere reelegirse perpetuamente. La reelección inmediata.

Tengo fe en el movimiento estudiantil. El gobierno inventó una estrategia para neutralizar y domesticar la rebeldía estudiantil.

Pero históricamente en Venezuela los estudiantes han marcado la pauta, son la chispa que enciende la pradera. Tiene que ser así porque, el chantaje de decirle a la gente que es de la Cuarta República o del pasado, no funciona con los jóvenes, cuyo promedio es 21 años, de los cuales la mitad la han vivido en la hégira del chavismo.

¿Se aproxima un nuevo panorama para Venezuela?
-Parece pertinente la frase de William Wordsworth: “estar vivos en ese amanecer fue una bendición. Pero ser joven, además, acaso el paraíso”. El privilegio que implica asumir estas tareas será la bendición de los jóvenes “acaso el paraíso mismo”.

Hemos llegado al fin de una etapa histórica. Hay que ser optimistas porque volver a hablar de estatismo, socialismo en la Venezuela futura va a ser difícil.

-Las manifestaciones estudiantiles, de hace tres meses, fueron una propuesta política totalmente distinta a las que se habían manejado en el país. Por allí puede apuntar el nacimiento de una nueva Venezuela.

La parte bolivariana, en el discurso de Chávez, está siendo sustituida por el socialismo arcaico y por una concentración del poder en su persona. Esta nueva oferta institucional significa el desplazamiento de la estructura formal del estado: gobernaciones, concejos municipales, por una estructura paralela parecida a los soviets de la Unión Soviética y a los comités de defensa de la revolución en Cuba.

Chávez, con su marxismo trasnochado, llegará un momento en que dirá: todo el poder para el poder comunal. Para allá vamos. Pero esa es una vía que será posible en la medida en que maneje la abundancia de recursos fiscales.

Lo que sucede es que, en el país, no han surgido, todavía, el nuevo sujeto político y un nuevo liderazgo que tenga la capacidad de convocar a la sociedad venezolana en torno a un proyecto distinto al chavista, al adeco, al copeyano. Necesitamos clausurar el siglo XX para poder darle cabida al siglo XXI desde el punto de vista histórico.

Cronológicamente estamos en un nuevo siglo pero, si escuchamos el discurso de Chávez, pareciera que estuviésemos a finales del siglo XIX.

Equivalencias y diferencias

-La teoría del discurso o la reflexión sobre los mecanismos que permiten la producción social de sentido, distingue dos lógicas que pueden complementarse de acuerdo a situaciones históricas específicas: la de equivalencia y la diferencia.

La primera se entiende como la organización de un conjunto de identidades, en un sistema de equivalencias que tiene, como finalidad, negar a un otro que amenaza su existencia. Por ejemplo, en el discurso oligárquico de la Venezuela del siglo XIX, las identidades definitorias de este polo: blanco, católico, propietario, letrado, europeo, se organizaron en el marco de este sistema, con el único propósito de negar al otro: bárbaro, indígena, analfabeta, rural, femenino.

Esta estructura narrativa concebía a nuestra historia en términos del encuentro conflictivo y excluyente entre civilización y barbarie. Por el contrario, la lógica de la diferencia implica la incorporación del mayor número de identidades posibles: moreno, trigueño, mujer, campesino, letrado, analfabeta, blanco, rico, pobre con la finalidad de evitar la construcción de un antagonismo que pudiera dividir a la sociedad en polos irreconciliables.

El discurso democrático, a partir de 1958, es un ejemplo de esta lógica que permitió la expansión de las diferencias presentes en el marco del discurso político venezolano.

¿Cuál es el significante de patria socialismo o muerte?
-El país presencia la lógica de la equivalencia. Este es el objetivo subyacente de la reforma constitucional. Se pretende que abordemos un tren, que nos conduzca al pasado, para regresar a la civilización o barbarie. La diferencia radica en que, en esta coyuntura, socialismo simboliza el primero de los polos y el segundo, pareciera equivaler al significante muerte. De allí la consigna “patria, socialismo o muerte”.

La restauración de la lógica de la equivalencia del siglo XIX pone en evidencia, por un lado, el agotamiento del dispositivo simbólico dentro del cual se desarrolló nuestra vida política y cultural. Por el otro, la ausencia de un sujeto colectivo portador de un nuevo discurso político.

Los signos son inequívocos.

El gobierno bolivariano propicia un conjunto de modificaciones, de orden constitucional, para sustituir el régimen municipal y estatal, propiciando la reelección presidencial indefinida, la clausura del Banco Central de Venezuela, la abolición de la libertad del trabajo y la creación de la milicia popular. De concretarse estas medidas se clausuraría el espacio discursivo que caracterizó al siglo XX.





TOME NOTA
de la dirección del
Nuevo Portal Principal

www.venezuelareal.org

Más información ...

Calendario

<<   Septiembre 2007  >>
LMMiJVSD
          1 2
3 4 5 6 7 8 9
10 11 12 13 14 15 16
17 18 19 20 21 22 23
24 25 26 27 28 29 30

Archivos

Suscríbete

Escribe tu email:

Delivered by FeedBurner

Sindicación

Alojado en
ZoomBlog