El socialismo aumentará el papel interventor del Estado

Por Venezuela Real - 16 de Septiembre, 2007, 14:24, Categoría: REFORMA CONSTITUCIONAL

REYES THEIS
El Universal
16 de septiembre de 2007

Expertos coinciden en que habrá una mayor regulación estatal de la sociedad

La Constitución de la República Bolivariana de Venezuela -alabada hasta la saciedad por el oficialismo-, no contiene en su articulado el término "socialista", distinto a lo que el proyecto de reforma propuesto por el presidente de la República, Hugo Chávez, establece.

Los cambios a la Carta Magna que actualmente discute la Asamblea Nacional incorporan "la democracia socialista", "el Estado socialista"," el desarrollo integral socialista" , "medios de producción socialistas" y plantea al socialismo como un objetivo del Estado.

El sociólogo y asesor del Ministerio de Ciencia y Tecnología Rigoberto Lanz, señala que las implicaciones del condimento socialista a la Constitución "puede ser ninguna o muchísima, dependiendo fundamentalmente de la voluntad política".

Explica que "con relación a la Constitución del año sesenta puede significar una mayor preponderancia del Estado, una mayor incidencia de éste en la regulación de la sociedad".

El también sociólogo Tulio Hernández comenta que con el Estado socialista "vamos a un proceso de estatización de la sociedad, de concentración de poder y de presidencialismo, que son elementos que han sido dejados de lado por la izquierda moderna".

En ello coincide el politólogo y profesor de Ciencias Políticas Federico Welsh, quien señala que el modelo en cuestión "no es un socialismo socialista, es un socialismo estatista, porque el Estado tiene que ver con todo. El individuo se diluye en un colectivo en el que se hace invisible. Esto es retrógrado y no tiene que ver con un socialismo democrático moderno", asegura.

Razones

Entre los adeptos al "proceso", el jefe de la bancada del Partido Socialista Unido de Venezuela (PSUV) Mario Isea, confía en que el modelo que se implementará "tendrá características propias" y aprovechará el intento de los anteriores para "tomar lo bueno y desechar los errores". "Es un socialismo centrado en el humanismo que prioriza los intereses del colectivo frente a los intereses de personas o grupos", sostiene.

Por su parte, en la segunda edición del libro Hugo Ch´´avez y el Socialismo del Siglo XXI, de Heinz Dieterich, el diputado oficialista Carlos Escarrá profundiza sobre lo que implica un modelo socialista. Dice: "La condición de una sociedad paritaria (en el aspecto social), se presenta necesaria para poder generar las consecuencias del socialismo". Además plantea la necesidad de mantener el orden popular "propio del sistema socialista"; esto es: "la democracia protagónica y participativa".

El parlamentario -quien integró la comisión presidencial que estudió el proyecto de reforma-, resalta tambien la necesidad de "mantener una necesaria intervención en la realidad social", para lograr "un debido equilibrio social", lo que debería implicar "un replanteamiento en el orden de los llamados derechos de libertad, catalogados de esta manera por la oligarquía".

Entre tanto, Welsh piensa que la aplicación del modelo socialista como se estalece en la Constitución "será un salto mortal que nos lleve a comienzos del siglo XX" y añade que la organización planteada es personalista, vertical y caracterizada por un autoritarismo centralista".

Pluralismo cuestionado

Aunque Rigoberto Lanz afirma categóricamente que "una salida no capitalista es la única manera para salvarse de una catástrofe", dice que no le agrada que se incorpore el término "socialista" a la Constitución.

"Establecer que el Estado es socialista me parece que está cargado de un gran riesgo. Establecer una sociedad socialista, así como una marxista, católica o hebrea, me parece una aberración conceptual", señaló.

Tulio Hernández y Welsh coinciden también en lo peligroso de incluir el término y argumentan que de esta forma cualquier expresión contraria al socialismo sería inconstitucional. "Es una espada de Damocles sobre la cabeza y que puede caer en cualquier momento", asevera el politólogo.

Otro aspecto tiene que ver con lo que significaría el socialismo en término de la propiedad de los medios de producción.

Isea señala que la producción debe estar en función de los intereses del colectivo y no del lucro individual.

Escarrá va más allá y plantea que el socialismo requiere un cambio en la propiedad de los factores de producción "a los fines que los bienes pertenezcan a todos y sean repartidos de acuerdo a sus necesidades".

Pero para angustia de unos y satisfacción de otros, según el diputado Isea, la construcción del socialismo "no está a la vuelta de pocos días", sino es una tarea larga







TOME NOTA
de la dirección del
Nuevo Portal Principal

www.venezuelareal.org

Más información ...

Calendario

<<   Septiembre 2007  >>
LMMiJVSD
          1 2
3 4 5 6 7 8 9
10 11 12 13 14 15 16
17 18 19 20 21 22 23
24 25 26 27 28 29 30

Archivos

Suscríbete

Escribe tu email:

Delivered by FeedBurner

Sindicación

Alojado en
ZoomBlog