FÉLIX OTAMENDI : "Con esta reforma, la sociedad queda castrada"

Por Venezuela Real - 17 de Septiembre, 2007, 15:11, Categoría: REFORMA CONSTITUCIONAL

REYNALDO TROMBETTA
El Nacional
17 de septiembre de 2007

Pide a la oposición unificarse y establecer estrategias
Licenciado en arte y abogado. Empresario y banquero

El abogado, con raíces profundas en los estados Miranda, Zulia y Lara, es una de las voces más respetadas y apreciadas en el interior del país. Consecuente defensor de los derechos de la provincia, rechaza la "visión hegemónica" de la propuesta constitucional

Los hombres como Félix Otamendi ya no están de moda en Venezuela. El país ha devenido en territorio fértil para la intolerancia y el sectarismo. A ambos lados de la brecha ideológica, los ciudadanos imaginan que en la otra orilla sólo hay fantasmas. En cambio, este abogado, artista y más recientemente banquero –nacido en Miranda, criado en Zulia y residenciado desde hace décadas en Lara–, aún apuesta por la convivencia y el entendimiento. Hoy, cuando el tema de la reforma chavista de la Constitución lleva la polarización nacional a nuevos niveles, este pensador intenta inyectar algo de serenidad y lucidez en el debate.

–¿Cuál es su balance del país en este momento?
–Lo que está sucediendo no es sino la culminación histórica de un período y el nacimiento de una nueva etapa.

No quiero entrar en la parte valorativa, sino simplemente analizar el hecho como tal. Estamos en la finalización de algo y en el comienzo de algo.

–¿El comienzo de qué?
–Yo creo mucho en la juventud. Creo que hay una juventud venezolana que saldrá adelante y responderá a la situación política del país.


Quienes empezaron a sembrar las semillas de la democracia con la generación del 28, como estudiantes, estaban imbuidos por una serie de ideas. Ellos ayudaron a la presentación y la implantación de toda una serie de fenómenos, como el voto de la mujer, la educación libre, la libertad de culto, las representaciones proporcionales o la descentralización, que son una serie de valores que están muy sembrados. Yo creo que nuestros jóvenes lucharán por eso. Y el joven de hoy en día tiene unas posibilidades inmensas que hasta ahora ningún venezolano ha tenido.

–¿Qué percepción tiene de la reforma constitucional?
–Este proyecto revela una visión hegemónica que es la negación del hombre como ente creador, como actor y autor sobre el cual gira todo. Nadie puede construir solo un país.

En la medida en que un hombre es estadista, entiende que una sociedad y un país implican la lucha de los intereses de cada sector, intereses que son todos legítimos. No puede haber país si no hay el concurso de todos. Un país donde unos están en contra de otros no es un país que pueda progresar, ni podrá nunca ser un país grande.

–¿Cree que el concepto de descentralización que propone esta reforma puede solucionar los problemas de la provincia?
–Yo hablo mucho del "nominalismo mágico", de esa tendencia a tratar de solucionar los problemas con nombres nuevos, sin ir al fondo. Con esta reforma, la sociedad queda castrada, porque hay un dedo y hay una voluntad que señala hacia donde van las cosas. Da igual que se hable de juntas comunales, concejos municipales, gobernador, vicepresidente, o lo que sea. Uno vive en la provincia, y conoció el vía crucis que significa el centralismo, y luchó contra eso. Y uno sabe que una de las cosas que hacen perfectibles a nuestra democracia es la descentralización. ¿Por qué? Porque en el proceso de descentralización yo soy el actor, yo soy el autor, yo soy el contralor y yo soy el que premia o que castiga a través del voto. Porque yo elijo mis autoridades. No es lo mismo alguien que esté en Caracas, que alguien que pasa todos los días, que sabe donde están las aguas negras, donde no hay vías, donde hay problemas de delincuencia.

–Podría argumentarse que muchos ciudadanos de la provincia, que viven en la misma miseria de siempre, no han conocido los frutos de esa descentralización...
–Es que no podrá haber descentralización si las instituciones no funcionan. Y aquí lamentablemente las instituciones están en agonía, y han perdido su razón de ser.

Si tú no tienes instituciones, si no tienes a quién acudir para procesar sus denuncias, pues entonces no podemos hablar de descentralización. Las experiencias que se tuvieron con los organismos de desarrollo regional, que hacían sus estudios de potencialidades y sus análisis de proyectos económicos, nada de eso existe hoy en día. Hoy hay un sentido hegemónico, providencial, casi divino. La luz divina que llega y te dice: mira, vamos a hacer esto porque se me ocurrió anoche, y ya.

–¿Qué cree que le falta a la Constitución de 1999 en beneficio de la provincia?
–Yo diría que nada, por una razón muy sencilla. Una constitución, concebida en el más estricto sentido jurídico, incluye los lineamientos que se traza una sociedad sobre la manera de convivir dentro de ella. Una vez hechos esos trazados generales, están las diferentes clases de leyes que se van promulgando, llámese orgánicas, leyes, reglamentos o decretos. Nosotros tenemos una constitución excesivamente joven. Vamos a madurarla en vez de cambiarla.

–¿Cree que la oposición ha hecho frente a esta reforma de la manera más adecuada?
–Yo creo que hay una gran confusión. No están bien precisados los objetivos. Hace falta unificarse y establecer estrategias. Pero aparentemente nos vamos a tener que ponernos unos buenos anteojos, porque todavía padecemos de miopía extrema. No hemos aprendido, en los ocho años que tenemos, y seguimos cometiendo los mismos errores. Todavía la oposición no ha encontrado el lenguaje que comunique lo suficientemente un mensaje coherente para que la sociedad se aglutine alrededor de ella.

–Parece que vamos hacia a un nuevo proceso comicial. ¿Usted tiene confianza en que el Consejo Nacional Electoral puede garantizar que el resultado del referéndum sea limpio?
–Ha habido algunas cosas que no quedaron lo suficientemente claras, y uno las tiene que señalar. No puede ser que un señor que ha sido, por ejemplo, el juez de un proceso, al mes siguiente sea mi mano derecha o mi representante, o sea magistrado. Eso, por lo menos, a uno lo llama a la reflexión. Y yo, con esto, no quiero decir ninguna otra cosa sino eso. Como venezolano, lo que exigiría es claridad y transparencia en los procesos.






TOME NOTA
de la dirección del
Nuevo Portal Principal

www.venezuelareal.org

Más información ...

Calendario

<<   Septiembre 2007  >>
LMMiJVSD
          1 2
3 4 5 6 7 8 9
10 11 12 13 14 15 16
17 18 19 20 21 22 23
24 25 26 27 28 29 30

Archivos

Suscríbete

Escribe tu email:

Delivered by FeedBurner

Sindicación

Alojado en
ZoomBlog