La unidad no puede ser una ensalada

Por Venezuela Real - 17 de Septiembre, 2007, 16:26, Categoría: REFORMA CONSTITUCIONAL

Alejandro Botía
TalCual
17 de septiembre de 2007

Otra vez la oposición afronta un reto electoral sin una estrategia clara y un mensaje común para movilizar a los ciudadanos.
Mientras unos sacan de nuevo la carta de la abstención y otros apuestan por el silencio, Primero Justicia insiste en la activación del 344 para separar la votación de la reforma y quebrarle el “paquetazo” a Chávez. De no lograrlo, llamará a votar por el No y si el triunfo le es adverso, promoverán una constituyente

“Dejar de ser oposición para ser proposición”. Esa es la senda que quiere andar Julio Borges para convertir a Primero Justicia en una alternativa real de poder. El camino luce tortuoso y pasa por reconocer que no todo el antichavismo es igual y que en la acera opuesta al gobierno conviven distintas filosofías.

En medio de la dispersión que aqueja de nuevo a la oposición de cara a la consulta de diciembre, Borges tiene clara la estrategia a seguir: Más que hablarle a la oposición le habla a los chavistas, pues lo importante –a su juicio– es abrirle los ojos y moverle la conciencia a los venezolanos sobre las implicaciones de la reforma para el futuro de la democracia.

Borges no sabe cuál será el desenlace y ve con preocupación la aparente apatía de los electores: “Es como la actitud de quienes van en el Titanic, que se está hundiendo y lo que están es agarrando una borrachera o disfrutando los últimos minutos”.

–¿Por qué Primero Justicia propone votar la reforma artículo por artículo?
–Porque al final el dueño de las decisiones públicas del país es el pueblo.Y si estamos en un proceso para darle más poder a la gente, para mí eso significa más capacidad de decidir. En ese sentido el poder votar 33 temas diferentes, no con un Sí o un No, sino las cosas que te parecen bien apoyarlas y las que no rechazarlas, es lo más democrático.

–Pero eso no está previsto en la legislación. Lo máximo que prevé la constitución es que se puede votar por separado hasta un tercio de la reforma.
–Los derechos constitucionales siempre tienen que ser interpretados a favor de darle más derechos a la gente.

Una de las cosas que hizo posible este proceso que empezó en el 99 fue que se saltaron todas las normas. Apenas con un referendo se convocó a una constituyente que no existía; apenas con el grupo de personas que votaron se dio vida a una nueva constitución y no veo por qué ahora que nos están proponiendo temas tan complejos y tan distintos no se le dé a la gente la oportunidad de escoger. Sería un retroceso, sería volver al pasado.

–En todo caso ¿es viable someter al elector a un cuestionario de 33 items para votar punto por punto las reforma?
–Bueno, lo puedes agrupar por temas.

El asunto es tener la voluntad de preguntarle a la gente. Tú puedes poner todo el paquete de la Fuerza Armada, todo el paquete de la descentralización; todo el aumento del período constitucional y la reelección; todo el paquete de los derechos, y que la gente pueda votar cinco, seis o siete temas diferentes y decidir qué es lo que lo que más le gusta y que es lo que no le gusta.

La respuesta del CNE a la solicitud de Primero Justicia para activar el 344 (que permite separar la votación de la reforma) fue que ahí no hay ningún derecho político establecido.
– Fue quizás peor que eso. No negaron que exista el derecho, sino que se lavaron las manos diciendo que ese derecho electoral no les toca a ellos darle vida.

Entonces nos remitieron al Tribunal (Supremo de Justicia) a ver si el TSJ ordena al CNE que ejecute el 344 o le pide que lo haga a la Asamblea Nacional o al Presidente de la República. Pero nosotros entendemos que todos los derechos electorales se activan es a través del CNE. Ellos lo que hicieron fue lavarse las manos.

–¿Acudirá Primero Justicia al TSJ?
–Vamos a acudir a TSJ y vamos a seguir presionando. El tema ahora para nosotros no es tanto hablarle a las instituciones, sino acudir a ellas como una oportunidad para hablarle al país.

Fue como la visita del martes a la Asamblea. Es como la visita que haremos al TSJ y como la que hicimos al CNE. La gente dice: ¡bueno! ¿para qué van a las instituciones? Pero lo que estamos construyendo es un testimonio ¿entiendes? Lo que hacemos al ir allá es hablarle al país.

–¿Qué aspiran lograr con eso?
–Aquí lo importante es abrirle los ojos y moverle la conciencia a un grupo importante de venezolanos para que ellos sepan que esto no se trata de si tú quieres o no quieres a Chávez, sino de lo que va a cambiar la vida de todos los venezolanos si nos metemos por esa agenda política que nos están tratando de imponer.

CAMPAÑA POR EL NO

–¿Si no hay respuesta en el TSJ qué van a hacer de cara al referendo?
–A nosotros nos queda todavía un camino largo por recorrer. Debemos seguir insistiendo para que los propios chavistas, en las asambleas de ciudadanos, en los consejos comunales, en los programas de radio, se den cuenta que la gran promesa de esta revolución es más poder para el pueblo y que no votar artículo por artículo (la reforma) les está quitando ese derecho. Debemos insistir para que ellos (los chavistas) se den cuenta que, si al final, por la agenda política les van a quitar ese derecho, eso los lleve a votar que no.

–Eso es válido hasta el 8 de diciembre, pero ¿qué pasa el 9?
– El 9 de diciembre Primero Justicia lo que se plantea es que si nos aprueban una constitución entubada (de SI o NO), si nos aprueban una constitución donde nos quieren imponer a todos los venezolanos un modelo socialista –seas tú o no socialista–, a nosotros se nos abre un camino largo y difícil para liderar lo que significaría la convocatoria de una Asamblea Nacional Constituyente.

–Primero Justicia lleva ya tiempo planteando la Constituyente...
–    Desde el primer día de este año fuimos los primeros en decir: este no es un camino para reforma, sino para constituyente.

Vamos a volver al TSJ –recuerda que hicimos una petición en febrero y semanas antes que el Presidente presentara su proyecto, nos tiraron la puerta y nos dijeron: ¡No hay proyecto, por lo tanto no podemos decir si es por reforma o es por constituyente! Estamos esperando que terminen las vacaciones de los magistrados para decirles: Señores, ya tenemos el proyecto en la mano, fue aprobado en primera discusión, está siendo discutido en segunda discusión.

Ahora dígannos si es por constituyente o no que debe andarse como lo mantenemos nosotros.

–¿Si se mantiene entubado el proyecto Primero Justicia llamará a votar o a abstenerse?
– Nosotros vamos a llamar a votar.

No creemos en la abstención, pues lo que hace es desmovilizar al país, frustrar y darle todo un sentido de entrega, de que no hay nada qué hacer. Pensamos que toda oportunidad de lucha, de organización, de dar un mensaje, de movilizar al país hay que aprovecharla y que la tarea nuestra no es confiar en el CNE o no, sino confiar en el pueblo pues organizados podemos superar los obstáculos.

De eso se trata liderar. No se trata de meter la cabeza como el avestruz en la tierra y decir ¡bueno, voltea para otro lado!

SIN UNIDAD DE ACCIÓN

–La oposición se está reuniendo hace un mes para evaluar una postura común frente a la reforma. ¿Por qué Primero Justicia no está participando?
– Hay muchas reuniones. Nosotros vamos a unas con los distintos partidos, que son privadas pues no queremos formar una nueva Coordinadora Democrática, eso nos parece un error.Pero sí hay unas reuniones de encuentro, de articulación, de agenda común. Eso existe.

Carlos Ocariz va todas las semanas. No sé si son los miércoles o no.

–Falta muy poco para el referendo y aún no hay una postura clara en la oposición respecto a cómo afrontar la reforma.
–La oposición son muchas cosas diferentes y eso lo dice siempre Teodoro Petkoff. Nosotros en ese sentido pensamos cada día que queremos dejar de ser oposición para ser proposición, para ser alternativa. En la oposición están desde los grupos radicales del Comando Nacional de la Resistencia pasando por Patricia Poleo, Antonio Ledezma y compañía, hasta partidos políticos como Primero Justicia, que creemos en la participación, en la posibilidad de construir una nueva mayoría. De manera que una de las cosas importantes es comenzar a deslindar, a darnos cuenta que no todo lo que es antichavismo es igual y que no todos compartimos la misma filosofía.

–¿Ese deslinde no afecta la unidad de la oposición?
– Hasta que nosotros no hagamos una clasificación clara de que no todo antichavismo significa unidad, vamos a estar estancados porque son filosofías muy diferentes. La unidad es con la gente.

La unidad es precisamente para romper y dejar atrás la división que vive el país. Eso para mí es muy claro.

–De cara al electorado antichavista se aprecia una dispersión del mensaje, no se ve unidad de acción.
– Que cada quien escoja el mensaje que más le gusta. Pero pretender hacer una ensalada donde tiene que estar todo el mundo y todos de acuerdo, yo creo que no es la vía para que el país pueda sentir que hay una alternativa distinta.

La unidad es fundamental y yo quiero ser muy claro en esto. Estoy ganado a la unidad pero ésta no es una ensalada de partidos políticos. La unidad es quién pueda lograr interpretar o ser traductor del corazón del país y eso es lo más importante.

No se trata entonces de que Primero Justicia convenza al Comando Nacional de la Resistencia de ir a votar por el NO...
– Y viceversa. En lo absoluto. Respetamos su posición pero no hay que hacer un injerto con eso, de chivo con camello.

–¿Cómo están las relaciones con Acción Democrática?
–Yo creo que no se debe perder tiempo peleando entre nosotros porque el reto está al frente, no está a los lados. Pero tampoco Primero Justicia se cala unos dirigentes que tuvieron la responsabilidad en su época de dirigir el país y entregaron una Venezuela en bancarrota, y quieren darnos ahora lecciones de democracia y liderazgo en este momento.

–¿La manera de abordar el tema de la reforma No está dispersando las energías de la oposición?
– Una cosa es la opinión pública y otra la opinión publicada y eso lo sabes tú muy bien. Si se le quiere dar centimetraje a la opinión de una cantidad de gente, simplemente por hablar, eso no significa que esa sea la jerarquía ni la agenda del espíritu de lo que está viviendo la gente en la calle. A veces la opinión publicada no tiene nada que ver con la opinión pública.

La oposición pareciera estar en el mismo dilema de las elecciones anteriores: resolviendo si hay que ir a votar o no.
– Nosotros no tenemos ese dilema.

Si algo ya superamos es ese dilema.

– Recientes encuesta de Hinterlaces e IVAD reflejan que hay más gente dispuesta a votar a favor de la reforma que por el No.
– No las conozco. Lo que sí te puedo decir es que entubado (el proyecto de reforma) se te puede meter el Presidente como un paquete, como hizo Carlos Andrés Pérez. Pero cuando tú vas explicándole a la gente qué cosas tiene adentro eso, uno se da cuenta que hay unas que le pueden gustar y hay otras que no le gustan para nada. Entonces, para mí la discusión real no es el paquete Sí o No. Para mí lo válido es que la gente vote Sí a lo que le guste y No a lo que no le guste.

– ¿No es más práctico asumir que no habrá un pronunciamiento del TSJ a favor del 344 (si lo hay) y comenzar a trabajar desde ya por el No?
– No, porque nosotros no le estamos hablando a la oposición. Le estamos hablando a los chavistas para que se den cuenta que este proceso en el fondo los está despreciando profundamente.

No se cree en la gente. Si se creyera en ella se le preguntaría por separado, valdría la opinión de la gente por separado, se tomaría el tiempo para explicarle bien a la gente.Y nosotros lo que le estamos es pegando gritos a los chavistas diciendo: ¡Coño!
Dense cuenta que los están despreciando profundamente.

LOS PASAJEROS DEL TITANIC

–¿Qué receptividad hubo en la AN a las propuestas que ustedes hicieron?

Lo que hicimos fue simplemente un monólogo. Yo hablé, me despacharon amablemente y declaré afuera. Pero no hubo debate. Y nosotros lo que llevamos fueron nuestras propuestas positivas:
darle derechos muy claros a la gente, inscribirlos de manera cristalina y no con tanto barroquismo como está ese proyecto (de Chávez). Cosas como democratizar la tenencia de la tierra, democratizar el petróleo para todos por igual, con un sistema de seguridad social, prohibir que se regale el dinero de los venezolanos a otros países; hablar de cosas concretas:
dos y dos son cuatro. No esa habladera de paja que da para todo y no da para nada.

–¿Qué implicaciones tendrá aprobar el proyecto como está planteado?
– Ese proyecto es incompatible histórica y antropológicamente con los venezolanos y simplemente es algo que se está haciendo tan apurado y tan escondido porque se sabe que es totalmente contrario. Al final, es tratar de ponerle un zapato 10 veces más pequeño a alguien que no le cabe y ese proyecto le queda pequeño a los venezolanos.

Por eso te digo, la bandera nuestra –de imponerse esto por la fuerza como se pretende imponer– será la convocatoria a una ANC al día siguiente y seguir luchando por tener un país para todos por igual.

–Pero eso hasta ahora no se ha hecho ¿Por qué creen que ahora sí tendrá éxito convocar a una ANC?
– Porque los problemas van a venir después de que tengamos esa constitución.

Lamentablemente, a veces los países se dan cuenta cuando ya es tarde pero siempre se puede recapacitar.Yo creo que el país de alguna manera no va a querer esa agenda política que está planteada ahí.

–¿Cree que se puede impedir la aprobación de la reforma?
– Yo sí creo. Venezuela siempre es como un volcán y ahora que parece que todo está tranquilo, cualquier chispa puede hacer que la gente en un momento dado diga de aquí a diciembre, ¡no me a calo! Eso cabe, eso puede pasar.

La gente no conoce lo que está allí (en el proyecto), lo conocemos nosotros que estamos preocupados, tú eres periodista, yo estoy en la política, quizás la gente que tiene más tiempo de leer periódico, pero a nivel popular no se conoce lo que está allí.

–Y el chavismo está planteando el debate en términos de un plebiscito..
– El chavismo lo que está planteando es un paquete: Sí o No. Entonces al final no hay una discusión real, ni hay verdaderamente una pedagogía de poder mostrar lo que está allí adentro. Por eso no podría decirte cuál será el desenlace. Lo que sí creo es que la tarea nuestra, por encima de todo, es tratar de romper el paquete y que la gente sepa qué está dentro de esa caja negra.

–¿A qué atribuye la aparente apatía de la gente frente a la reforma?
– Te lo planteo en estos términos, para mí es insólito que en un momento tan dramático como el que está viviendo el país, sea el momento en que también estamos rompiendo el récord de viajes de venezolanos al exterior, de compra de carros, y es simplemente como la actitud de quienes viven en el Titanic que se está hundiendo y lo que están es agarrando una borrachera o disfrutando los últimos minutos. Creo que esa es una actitud realmente egoísta con el país y creo que más bien es el momento para que los empresarios se pongan las pilas, ayuden a construir un movimiento diferente; para que los medios dejen estar con sus agendas políticas, que las tienen, y se pongan al servicio de Venezuela; y para que nosotros, que nos toca liderizar, seamos firmes en las ideas que creamos. Eso para mí es el elemento clave.

Aquí no va a haber medalla de plata para nadie.








TOME NOTA
de la dirección del
Nuevo Portal Principal

www.venezuelareal.org

Más información ...

Calendario

<<   Septiembre 2007  >>
LMMiJVSD
          1 2
3 4 5 6 7 8 9
10 11 12 13 14 15 16
17 18 19 20 21 22 23
24 25 26 27 28 29 30

Archivos

Suscríbete

Escribe tu email:

Delivered by FeedBurner

Sindicación

Alojado en
ZoomBlog