Luis Bravo Jáuregui: "La política educativa no apunta a la escuela sino a los medios"

Por Venezuela Real - 17 de Septiembre, 2007, 15:16, Categoría: Educación

Gustavo Méndez
El Universal
17 de septiembre de 2007

Luis Bravo Jáuregui, director de Memoria Educativa Venezolana e investigador de la Universidad Central de Venezuela.
El docente asegura que el ministro Chávez no se enfoca en la enseñanza sino en la formación de cuadros políticos
"El Gobierno, con algún éxito, está evitando realizar los necesarios balances después de ocho años de gestión educativa"

Atento al pulso de la pedagogía nacional, el director de Memoria Educativa Venezolana e investigador de la Universidad Central de Venezuela, Luis Bravo Jáuregui, no se encandila por los anuncios del Gobierno. Se muestra escéptico y crítico de la efectividad de los programas y proyectos del Ejecutivo.

Con la vuelta a clases, pautada para hoy, no le extraña el discurso oficial de que todo está en orden. "Todos sabemos que el estado físico de la mayoría de las escuelas es lamentable. No hay nada de nuevo en eso. El año pasado se lanzó un plan especial y ese programa no se evaluó. Ahora está el Plan Simón Bolívar de trabajo voluntario con el mismo objetivo".

-¿La saturación de anuncios educativos busca desviar la atención sobre la escuela?
-Es mucha faramalla para impresionar. Anuncian exuberantes logros de "Moral y Luces", la implementación del Sistema Educación Bolivariana, reforma curricular. El país es campeón mundial en reforma. Al final, es la misma reforma de la escuela básica.

-¿Se busca entretener al país con ese tema?
-Es la técnica de la batidora. Agregas un elemento más para mantener en movimiento el ambiente político y educativo. El Gobierno, con algún éxito, está evitando realizar los necesarios balances después de ocho años de gestión educativa. Quiere evitar que tomen fuerzas los señalamientos sobre la alfabetización de 1,5 millones de venezolanos. El mal funcionamiento de las escuelas bolivarianas. Cuando el país esperaba que la mayoría de las escuelas fueran de doble turno, ahora nos dicen que serán de media jornada.

-¿La ausencia de balances es para ocultar los fracasos?
-Sí. Un fracaso que se centra en la pedagogía de puerto que se ha implementado. Es cierto que siempre hemos sido importador de modelos educativos, pero nunca como ahora. Lo peor es que no estamos importando ideas novedosas, sino la capacidad de respuesta más elemental que los educadores del país pueden ejecutar. La pedagogía cubana ha disminuido nuestra pericia en materia educativa. Los educadores chavistas no aportan, sólo ejecutan.

-¿La reforma es parte de esa importación?
-En el fondo no está en juego la eficiencia, sino el manejo de la educación. Aunque no lo parezca, se maneja de forma neoliberal. Es decir, la educación como mercado, como instrumento para hacer politiquería y populismo.

-¿Recursos para Cuba y aquí politiquería?
-Sí. Es el negocio del Gobierno para ganar elecciones. La experticia importada tiene un mecanismo neoliberal que es el outsourcing, es decir la utilización de personal sin mayor compromiso con la calidad educativa del país.

-Esa política al parecer ha fracasado. El día a día de la escuela nos revela las carencias de siempre.
-Ha sido exitosa porque al carecer de autoevaluación impone su dominio. En materia educativa el Gobierno da la sensación al país de que está sobrado y ha resuelto todos los problemas. Esa imposición ha destruido la institucionalidad educativa. Primero fue el INCE. ¿Ahora qué es? Un centro de ideologización. Ahora es el Ipasme, con una larga protección al docente, pasará al sistema único de salud y los docentes perderán otra histórica reivindicación y una referencia gremial.

-Los estudios indican que son muy magros los resultados de las escuelas bolivarianas, las cuales se ubican por debajo de la escuela tradicional. Aun así, ahora todo el sistema será bolivariano
-El Gobierno está escapando hacia adelante. La sensatez te indica que es hora de evaluar todas las políticas. Pero se agudizan los problemas y se bautiza a todo el sistema. Al final todas las bolivarianas lo serán de nombre. La respuesta del Gobierno es avasallar a quienes criticamos sus políticas. Pasa un año más y no hay evaluación.

-Esa estrategia apunta a mantener en tensión a un sector del país con el tema de la ideologización.
-Es un recurso retórico

-Pero esos sectores caen en el juego del Gobierno.
-Es el efectismo que usa el Gobierno. Es puro efectismo politiquero. El cariz de las políticas educativas es superficial porque no apunta a los problemas de la educación, sino a la opinión pública y a los medios. Han tenido éxito en inhabilitar a la crítica. Por eso es que digo que este neoliberalismo mediático coloca a la pedagogía crítica en una situación difícil, porque todo cuestionamiento se evalúa como si estuvieras en contra de las intenciones de las políticas públicas. Cuando he dudado de los planes se me acusa de neoliberal. Se utiliza la educación con fines utilitarios para beneficiar el populismo de Chávez.

-¿Parte de ese efectismo han sido los anuncios del ministro Adán Chávez?
-No, vale. Él no está ahí para eso. Él es un operador político. Su objetivo es la formación de cuadros para las elecciones; Misión Che Guevara. Su historia nos recuerda que lo colocan en el Instituto de Tierras cuando ese era el objetivo. Chávez es la culminación de un proceso donde la educación en un instrumento para la política. Como fracasaron las misiones se busca algo a más largo plazo, porque ellos piensan que estarán por siempre en el poder.

-Si estamos ante una política educativa de efectos, ¿cómo quedan el docente y la escuela?
-Ya el maestro no es el personaje levantisco que fue en un tiempo. Ahora están temerosos. Los más rebeldes fueron jubilados y lo que queda ahora es gente insegura, de alguna manera avergonzados de lo que hacen. Están en la idea del vamos a ver qué pasa. No tienen la vitalidad de otros tiempos. Es un gremio domesticado. Ahora, se van a graduar 160 mil nuevos docentes por la Misión Sucre. Otra farsa, no hay suficientes escuelas para absorber a ese número de maestros.

-Esa domesticación tampoco le sirve al Gobierno porque el compromiso del docente es débil.
-Resuelven su vida vegetando.

-Así no avanzará la anunciada ideologización.
-Al Gobierno le sirve para lo que él quiere; sostenerse y ampliar el poder. La educación sirve para eso, para que un poder se siga ampliando, esa es mi teoría. El éxito del Gobierno es su cinismo de decir, a través de las misiones y de la escuela, que su propósito es mejorar las condiciones de los ciudadanos y promover socialmente, cuando en realidad se trata de captar adeptos a su causa y generar un clima favorable para la ampliación del poder de Chávez.

-¿Quiénes frenarán el proyecto ideológico?
-El freno es la desidia del maestro. El espíritu pedagógico de los maestros está deteriorado. Los docentes están material y espiritualmente peor que hace años. Hoy no tienen ni la dignidad para luchar. Pero igual está la expectativa. Esa es la interrogante más grande. ¿Despertará el magisterio ante la destrucción de su carrera?





TOME NOTA
de la dirección del
Nuevo Portal Principal

www.venezuelareal.org

Más información ...

Calendario

<<   Septiembre 2007  >>
LMMiJVSD
          1 2
3 4 5 6 7 8 9
10 11 12 13 14 15 16
17 18 19 20 21 22 23
24 25 26 27 28 29 30

Archivos

Suscríbete

Escribe tu email:

Delivered by FeedBurner

Sindicación

Alojado en
ZoomBlog