La diversidad cultural frente a la idea de una nación socialista

Por Venezuela Real - 19 de Septiembre, 2007, 16:34, Categoría: Cultura e Ideas

MARÍA GABRIELA MÉNDEZ
El Universal
19 de septiembre de 2007

Expertos sostienen que la ideologización del país desdibuja el concepto

En 2001, Venezuela suscribió, como otros 180 países, la Declaración Universal de la Unesco sobre la Diversidad Cultural. Con ello, el país se comprometió a dar cumplimiento a los 12 ar- tículos y los 20 abjetivos del plan de acción, todos orientados a la preservación y promoción de la diversidad cultural como patrimonio de la humanidad.

En 2005, dentro de las acciones del actual Gobierno estuvo crear el Centro de la Diversidad Cultural (que sustituyó la Fundación de Etnomusicología y Folklore, Fundef) y un Viceministerio de Identidad y diversidad cultural que depende del Ministerio de Cultura.

El ministro de Cultura, Francisco Sesto, ha dicho que es relevante la incorporación de la palabra diversidad, porque si bien estaba implícita en el texto constitucional vigente de 1999, "ahora aparece con mucha dignidad".

"No podemos correr el riesgo de que los pueblos pierdan su alma", aseguró Sesto en agosto de 2005 cuando se creó el Centro de la Diversidad Cultural, debido a que actualmente "los países valoran sólo lo que proviene de las grandes industrias del entretenimiento, en desmedro de la identidad nacional".

La antropóloga Michaelle Ascencio cree que la discusión del artículo 100 está fuera de lugar cuando se aprecia en su conjunto toda la reforma: "Me parece muy sospechoso que tengamos que discutir una reforma a la Constitución del 99 redactada por una sola persona e impuesta a la Asamblea Nacional que la aprueba prácticamente sin discusión y con tanto apuro. ¿Por qué en vez de reformar no se aplica la Constitución?", se pregunta.

A la académica le parece también muy sospechoso que la oposición no pueda discutir estas reformas y que incluso personas y partidos afectos al Gobierno tampoco puedan criticar y pedir aclaratoria de los contenidos de los artículos y que se argumente que, como los artículos fueron reformados en bloque, hay que votarlos también en bloque y no separadamente.

Por otra parte, dice, se habla de "Revolución Bolivariana" como de una revolución inédita en la historia mundial y resulta que calificados constitucionalistas venezolanos han señalado que la reforma copia el modelo cubano. Entonces, se pregunta, "¿vale la pena discutir los contenidos sociales, económicos, políticos, culturales de los ar- tículos cuando todos sabemos que el objetivo de esta reforma es entregarle el país a un solo hombre?".

Otras fuentes consultadas coinciden en que independientemente de lo que pueda significar ese artículo en particular, lo importante es ver el conjunto y lo que en realidad se busca: la reelección indefinida.

Contradicciones y privilegios

El sociólogo Tulio Hernández ve una contradicción entre este artículo que defiende la diversidad de las expresiones y al mismo tiempo se plantea en la reforma instaurar un sistema socialista, con el que se niega la posibilidad de la diversidad cultural. "La diversidad cultural no es solamente étnica, religiosa, de modo de vida, sino también de creencias políticas e ideológicas que incluye la ideología", afirma.

En ese sentido, el arquitecto y museólogo Guillermo Barrios coincide en que la ideologización, que este Gobierno se reconoce como algo natural, pervierte la posibilidad de diversidad, "de que nazcan flores del pensamiento".

Para el sociólogo Gregorio Castro este artículo privilegia desde el concepto de lo popular a los afrodescendientes y a los indígenas y cree que eso no se corresponde con una visión de equidad en el tratamiento de la consideración de lo ético: "Eso puede conducir a un pensamiento y acción excluyentes puesto que no se puede asumir como totalidad de lo popular exclusivamente la condición originaria de indígena y afrodescendiente".

A su juicio, no se debe colocar diferenciadamente a los indígenas y afrodescendientes dentro de un tratamiento especial basándose en que han sido discriminados: "La discriminación que históricamente ha habido, que es cierta, no es condición suficiente para privilegiar en un texto constitucional a un grupo o a otro porque supone un segmento diferencial. Tiene una atmósfera que puede llevar a otra exclusión, a la exacerbación del rechazo a la gente que no está en esos dos grupos".

Castro nota que este artículo alude a cierta nostalgia por el pasado: "La raíces culturales no tienen que ser negadas pero el presente es plural y altamente diversificado. La pluralidad es la condición de la identidad venezolana".






TOME NOTA
de la dirección del
Nuevo Portal Principal

www.venezuelareal.org

Más información ...

Calendario

<<   Septiembre 2007  >>
LMMiJVSD
          1 2
3 4 5 6 7 8 9
10 11 12 13 14 15 16
17 18 19 20 21 22 23
24 25 26 27 28 29 30

Archivos

Suscríbete

Escribe tu email:

Delivered by FeedBurner

Sindicación

Alojado en
ZoomBlog