Las fronteras calientes - Secuestros al día

Por Venezuela Real - 19 de Septiembre, 2007, 11:00, Categoría: Seguridad/Inseguridad

El Editorial
El Nacional
19 de septiembre de 2007

Al fin el Gobierno decidió acordarse de aquellos venezolanos que, en número creciente, son víctimas de los secuestros y de la práctica maligna de la extorsión. Se trata, en la mayoría de los casos, de quienes trabajan la tierra o se dedican a la ganadería en condiciones ya en extremo difíciles, porque les toca no sólo enfrentar las arremetidas gubernamentales que los califica de terratenientes, sino también desarrollar sus actividades en zonas alejadas e inseguras, donde predomina la ley del más fuerte.

Si a los riesgos de la agricultura y la ganadería en Venezuela, que son muchos y variados, se le agrega la amenaza permanente de perder la vida o la libertad a manos de pandillas de delincuentes, entonces ya nadie puede concebir el trabajo en el campo como una forma de vida enaltecedora para la prosperidad de la nación, sino como una manera de buscar la ruina o la muerte. De forma que es necesario una labor de los cuerpos policiales y de los componentes militares dirigida a rehabilitar la soberanía en amplios sectores de las zonas fronterizas con Colombia.

Hoy es prácticamente imposible afirmar que el Gobierno venezolano tiene absoluto control sobre el territorio nacional, porque, en extensas zonas de la frontera con Colombia y Brasil impera la ley del narcotráfico, o la de los contrabandistas y los mineros ilegales, así como la de los movimientos guerrilleros de la FARC y el ELN, y la de los paramilitares. Es doloroso ver cómo el país se ha venido reduciendo en su legalidad y protección a los ciudadanos, que deben pagar la famosa "vacuna colombiana" como si fuera un impuesto de guerra, pero viviendo en un país que está en paz.

Tal situación es grosera e insultante. Los venezolanos no hemos invadido las tierras aledañas a nuestra fronteras, no hemos enviado paramilitares y guerrilleros a los países vecinos a desestabilizar su economía agrícola, ni tampoco a explotar clandestinamente, como lo hacen los garimpeiros, nuestro oro y diamantes, para luego comercializarlo en Brasil como si fuera una riqueza legalmente adquirida. Y todo esto ocurre sin que el exacerbado nacionalismo bolivariano reclame a las fuerzas armadas vecinas que se ocupen de ponerle coto, de común acuerdo, a unas actividades que nos arruinan económica y socialmente, e interfieren además con nuestra política de seguridad militar nacional.

En vez de estar recibiendo a la dirigencia guerrillera colombiana en Miraflores, donde ni siquiera la oposición o la prensa venezolana tienen acceso para informarse de los grandes problemas de Venezuela, lo justo y lo útil es exigirle a estos señores que dejen de inmiscuirse en nuestro país. Y si la FARC y el ELN responden que ellos aquí no secuestran o extorsionan a nadie, entonces que colaboren con nuestros servicios de inteligencia para pacificar la frontera, donde ellos son dueños y señores.

Todos saben que en la frontera colombo-venezolana nada se mueve, ni siquiera una hoja, sin que la guerrilla lo sepa. Entonces que no se hagan los locos.








TOME NOTA
de la dirección del
Nuevo Portal Principal

www.venezuelareal.org

Más información ...

Calendario

<<   Septiembre 2007  >>
LMMiJVSD
          1 2
3 4 5 6 7 8 9
10 11 12 13 14 15 16
17 18 19 20 21 22 23
24 25 26 27 28 29 30

Archivos

Suscríbete

Escribe tu email:

Delivered by FeedBurner

Sindicación

Alojado en
ZoomBlog