Pena de Muerte en Calabozos

Por Venezuela Real - 23 de Septiembre, 2007, 15:09, Categoría: Derechos Humanos

JORGE CHÁVEZ MORALES
Ultimas Noticias
23 de septiembre de 2007

Acusan a comisarios de la policía de Anzoátegui de cobrar para que reos maten a inculpados
Hacinamiento y retardo procesal mantiene a más de 550 presos en celdas de la policía, donde 16 fueron asesinados 

"El comisario Douglas Guaicara ordenó que llevaran a Carlos Marcano y a Richard Sánchez al patio. Estaban amarrados de manos y pies y de la boca. Allí el `Chicho" Molina y Pedro Gómez que también son presos y son los `pranes" agarraron primero a Richard, lo violaron y lo mataron... después lo guindaron de un mecate azul que se utiliza para guindar las hamacas, todo porque ellos sabían que había sido Richard quien había cometido el homicidio. Después agarraron a Carlos, lo golpearon con una pimpina de refresco llena de agua y lo guindaron como a Richard. Luego el Comisario Guaicara les pagó a los presos con cinco gramos de droga, cinco de perico, marihuana, dos botellas de agua pero que contenían anís y dos tabletas de pastillas. El Comisario nos amenazó que al que hablara sobre el crimen, lo mataba".

Cruda y en detalle, es la declaración de un ex interno ante el Ministerio Público, en contra de funcionarios policiales que, según su versión, recibieron dinero para permitir que otros reos, asesinaran a dos detenidos acusados del homicidio de Ronny Reyes Chirapa, ocurrido la noche del 17 de mayo en un pool de la avenida Miranda en Barcelona (Anz).

Pero no sólo fueron dos, los casos de asesinatos ocurridos en los calabozos de la Policía del estado Anzoátegui, en lo que va del año, son 16 los detenidos que han sido asesinados en los calabozos. A 14 los mataron los reclusos, mientras que a dos lo hizo un policía.

Los asesinatos comenzaron el 25 de enero cuando Pedro Martínez fue quemado con agua caliente. El 10 de febrero, Amando Martínez fue ahorcado. Abril registra los asesinatos de Rubén Vargas, apuñalado, Henry León Pariña, ahorcado y Elvis Fajardo asfixiado, este último en la zona tres.

En mayo, Carlos Marcano y Richard Sánchez fueron ahorcados. Junio fue particularmente sangriento, cuando el siete asesinaron en la zona cinco de El Tigre, a Ramón Pio y Acnel Aguilera, con disparos de escopeta, luego el 22 de ese mismo mes, fueron decapitados y quemados José Alberto Patiño, Javier Torres López, Antonio y Roner Rodríguez.

En julio Richard Salvatierra y Orangel Valera, también fueron ahorcados, y en la zona cuatro, Javier Pérez Gil, fue muerto a machetazos.

Inocente.

"A mi hermano lo mataron luego que los familiares de Ronny Reyes, les pagaran a los comisarios Jesús Gómez y Douglas Guaicara", denunció Carini Marcano, hermana de uno de los detenidos asesinados en el retén de la Comandancia de la Policía de Anzoátegui.


Carini Marcano, quien es abogada, sostuvo que a su hermano lo detuvo una comisión policial en la que se encontraban los funcionarios Kelvin Silva y Villin Vargas, cuando ésta perseguía a una persona que había asesinado a un chofer.

"Cuando detienen a mi hermano que se encontraba en la misma zona, los policías lo revisan y le encuentran cuatro millones y medio de bolívares que había recibido por la venta de su moto. De inmediato se los quitan al igual que sus dos celulares, una cadena de oro, una esclava y su anillo. Los policías lo acusaron de haber participado en el crimen sólo para poder quedarse con su dinero. Luego, según la declaración del testigo que estaba preso y que escuchó lo que hablaron los asesinos de mi hermano, el comisario Jesús Gómez permitió el ingreso de los familiares del difunto Ronny Reyes para que conociera a los dos detenidos. Estos, llenos de dolor, habrían acordado un pago para que mataran a mi hermano y al otro sujeto, creyendo que Carlos Marcano era uno de los asesinos", explicó la abogada.

Además, Carini Marcano aseguró que la asesora legal del Cuerpo de Investigaciones Científicas Penales y Criminalísticas (Cicpc), les informó a ella y a otros dos abogados más, que el examen para detectar residuos de pólvora en la ropa y manos de Carlos Marcano, había salido negativo. Sin embargo, después que fuera asesinado el sospechoso, "inexplicablemente ese informe apareció como positivo.

Esa es una burda patraña y debe ser investigado, porque mi hermano no tenía absolutamente nada que ver con ese crimen".

Nada que ver.

Los comisarios Gómez y Guaicara, han negado enfáticamente que tuvieran algo que ver con estos y otros asesinatos cometidos por los presos en los calabozos de la comandancia de la policía estadal.

"Yo tengo 31 años de servicio y no voy a prestarme a esas tonterías. Los detenidos fueron trasladados al retén de la comandancia porque en la zona 1 los calabozos no tienen las condiciones de infraestructura para albergar a detenidos. No desobedecí la orden del juez si no que no puedo mantener en condiciones infrahumanas a los detenidos. Estoy abierto a cualquier investigación del Ministerio Público, tengo mi hoja de servicios limpia", sostuvo Gómez.

Por su parte, Douglas Guaicara señaló que por instrucciones precisas del fiscal penitenciario, tiene prohibido acercarse al área del retén y que se enteró de la muerte de los detenidos al día siguiente de ocurrido el hecho.

"Sólo cuando hay un motín ingreso después no", aseguro.

Sin embargo, aceptó que al interior del retén ingresa drogas "porque se siente muy claro el olor cuando las consumen", aunque aseguró que no conoce cómo y quien las ingresa.

"Desconozco si son policías o galiteros".

No somos cárcel.

"Tenemos un problema muy serio que es, en gran medida, el motivo por el cual se han cometido este tipo de crímenes que nosotros censuramos. Los retenes de las diferentes zonas policiales, incluido el de la comandancia general, albergan en la actualidad a más de 550 detenidos.

Sólo en el retén de la comandancia hay 186 personas privadas de libertad, siendo su capacidad para no más de 60", explicó el comandante de la Policía de Anzoátegui, mayor (GN), Robert Aranguren.

El jefe policial está seguro que el hacinamiento es el factor desencadenante de estos hechos de sangre.

"Todos los días nos envían entre seis o siete detenidos por todos los cuerpos policiales. Hemos instalado cámaras de seguridad para garantizar que nadie pase ni un alfiler al interior, menos drogas ", precisó.

Sobre las acusaciones a los comisarios Gómez y Guaicara, sostuvo que tiene que investigarlo la fiscalía, mientras que él por su lado también hará lo propio.

Recordó que desde 2005 han depurado a más de 850 policías y luego más de 500 han sido dados de baja y puestos a la orden de la fiscalía.


 DEFENSOR DEL PUEBLO DENUNCIÓ MAFIA POLICIAL
"La declaración de un testigo me hizo sospechar que en los calabozos de la policía del estado podría estar operando una suerte de mafia integrada por presos y funcionarios policiales", señaló el defensor del pueblo de Barcelona, Noel Azocar.

Añadió que conoce de varios casos en los que los policías han extorsionado a familiares de detenidos para pedirles dinero a cuenta de que no maten a sus familiares.

Azocar aseguró haber solicitado a la Fiscalía Primera a cargo de la doctora Amparo Sosa, que se practiquen las diligencias necesarias para llegar hasta el fondo del asunto.

Luego de estas denuncias, comencé a recibir varias amenazas de muerte si seguía tocando este tema. Responsabilizo al comisario Douglas Guaicara si a mí o mi familia le llegara a suceder cualquier cosa", sentenció.




 


 





TOME NOTA
de la dirección del
Nuevo Portal Principal

www.venezuelareal.org

Más información ...

Calendario

<<   Septiembre 2007  >>
LMMiJVSD
          1 2
3 4 5 6 7 8 9
10 11 12 13 14 15 16
17 18 19 20 21 22 23
24 25 26 27 28 29 30

Archivos

Suscríbete

Escribe tu email:

Delivered by FeedBurner

Sindicación

Alojado en
ZoomBlog