Petróleo y proyecto nacional

Por Venezuela Real - 23 de Septiembre, 2007, 18:14, Categoría: Cultura e Ideas

RAFAEL ARRÁIZ LUCCA
El Nacional
23 de septiembre de 2007

A partir del descubrimiento del pozo Zumaque I en 1914, y refrendado con el estallido del pozo Barrosos 2 en 1922, en Venezuela quedó claro que cualquier proyecto nacional que se emprendiera tendría al petróleo como epicentro.

Esto lo comprendió perfectamente la generación de 1928 y le tocó a Uslar en 1936 formular la consigna que encerraba un proyecto nacional: "Sembrar el petróleo." Entonces, el énfasis del joven editorialista del diario Ahora estuvo puesto en la actividad agrícola; años después otro integrante de esa generación fue más específico y sumó a la industria.

En otras palabras, tanto Uslar como Betancourt se propusieron convertir la renta petrolera en fuente de otras actividades productivas que diversificaran la economía.

Cuando Betancourt alcanzó el poder en 1945 se empeñó en la creación de una institución que con los recursos del petróleo otorgara créditos para el desarrollo de un parque industrial. Ese fue el papel de la CVF (Corporación Venezolana de Fomento), fundada en 1946, antes de que Raúl Prebisch y la Cepal (Comisión Económica para la América Latina) diseñaran la Política de Industrialización por Sustitución de Importaciones (ISI) para el continente. Con altos y bajos, está política estuvo vigente entre 1946 y 1989 cuando ya era evidente que no daba para más y que lejos de servir al desarrollo de nuestros países lo estaba dificultando.

La ISI funcionó durante años con alguna eficiencia. Venezuela, por ejemplo, desarrolló sus industrias sobre la base de este esquema que, a la larga, no pudo resolver un escollo sustancial: una vez que atendieron sus mercados nacionales, protegidas por políticas arancelarias que hacían imposible la competencia extranjera, la lógica liberal señalaba que para seguir creciendo debían buscar mercados foráneos, cosa que no podían hacer, ya que todos los países de Latinoamérica seguían el mismo esquema. Juego trancado. Se intentó superar este escollo, pero no se pudo, hasta que las crisis se hicieron presentes y no se advirtió otro camino que el de desmontar la ISI y abrir las fronteras a los productos importados, produciéndose la severa turbulencia que experimentó la economía al pasar de vivir protegida, como niños en un corral, a competir con medio mundo. En el norte de la ISI estaba el sueño, en el caso venezolano, de convertir los excedentes petroleros en generación de riqueza, en creación de valor. A nadie se le ocurrió que lo que había que hacer era distribuir la renta y cruzarse de brazos.

Cuando uno lee afiches en los que se afirma que "ahora la renta petrolera es del pueblo", cuando uno advierte que no hay una política de industrialización del país, sino de obstaculización de la empresa privada, se hace evidente que para el Gobierno nacional el petróleo no representa una oportunidad para el crecimiento industrial, para su desarrollo en las áreas en que podemos ser competitivos, sino una suerte de piñata a repartir. Para colmo, hasta las cifras oficiales señalan que la producción petrolera nacional viene cayendo y expertos serios indican que será muy difícil incrementar la producción en los próximos diez años porque no hay personal calificado que lo haga, entre otras razones.

Intentamos con la ISI hacer realidad la siembra del petróleo y lo logramos a medias, luego intentamos desmontar la economía protegida que creamos y lo logramos a medias, y ahora no se cree ni en uno ni en otro esquema, sino en el del Estado empresario, que fracasó en todas partes, y muy particularmente en Venezuela, cuando se intentó durante los gobiernos de Carlos Andrés Pérez y Luis Herrera Campíns.

¿Aprendemos?





TOME NOTA
de la dirección del
Nuevo Portal Principal

www.venezuelareal.org

Más información ...

Calendario

<<   Septiembre 2007  >>
LMMiJVSD
          1 2
3 4 5 6 7 8 9
10 11 12 13 14 15 16
17 18 19 20 21 22 23
24 25 26 27 28 29 30

Archivos

Suscríbete

Escribe tu email:

Delivered by FeedBurner

Sindicación

Alojado en
ZoomBlog