Los crudos de la Faja se mudan de refinerías

Por Venezuela Real - 24 de Septiembre, 2007, 15:11, Categoría: Petróleo/Energía

José Suárez Núñez
TalCual
24 de septiembre de 2007

Los socios rusos de Lukoil y los chinos de CNPC buscan opciones para procesar el petróleo pesado fuera de Venezuela, preferiblemente en sus territorios, donde podrán tener el control de las operaciones.
Un detalle es que tienen que hacer inversiones por 3.000 millones de dólares sin reglas muy claras. Analistas dicen que se aleja el proyecto de dos millones de barriles diarios de crudos livianos sintéticos de la Faja

El presidente de operaciones internacionales de Lukoil, Andrei Kuzyaev, declaró el martes pasado en Moscú que está seguro de que las conversaciones con Pdvsa para concluir una sociedad entre ambas empresas para la explotación de crudos extrapesados de la Faja del Orinoco estarán concluidas para finales del 2007. Además, dijo que estaban de acuerdo en operar con el 40 por ciento accionario.

También expresó Kuzayev que han encontrado grandes concentraciones de crudos en los pozos exploratorios que han perforado en el campo Junín 3, de la Faja del Orinoco. En la misma declaración aseguró que iban a instalar una refinería en algún sitio de la región, que no tenía que ser precisamente en Venezuela.

Un día anterior, y coincidiendo con la visita a Moscú de Jorge Rodríguez, vicepresidente ejecutivo de Venezuela, Leonidas Fedan, el segundo ejecutivo de mayor jerarquía de Lukoil en Gran Bretaña, al frente de una misión de empresarios privados declaró en Londres, en una entrevista que reportó Blomberg, que la empresa rusa aspira a “que Venezuela le garantice que no subirán los costos, mientras desarrolla las reservas de crudos pesados en la Faja del Orinoco”.

Agregó que “las leyes venezolanas eran muy estrictas y no podremos tener el control del proyecto, por eso se pidieron garantías para que no subieran los costos”.

CAMBIO EN LOS PROYECTOS

Dentro de la comunidad petrolera internacional la reacción ha sido muy discutida y revela que hay un cambio en los proyectos para la explotación de la Faja del Orinoco. Por lo que ha trascendido, Lukoil construirá su propio mejorador, que no estará en el área de la explotación de los! crudos extrapesados.

También la alta gerencia de Pdvsa ha dejado de mencionar, y no hay señales de construcción del famoso “mejorador” para procesar 800.000 barriles diarios, que sería instalado en un área del oriente venezolano cercano al proyecto Cigma, en el estado Sucre, donde estará el centro de acopio y almacenamiento del gas costa afuera.

La nueva Pdvsa estuvo cuestionando con frecuencia que había sido un derroche construir cuatro mejoradores, pero la referencia de los rusos en el sentido de que aspiran a tener su propio planta, inclusive fuera de Venezuela, aunque no muy distante, revela que las empresas no están satisfechas de hacer una inversión de 3.000 a 4.000 millones de dólares en una planta refinadora donde no tengan el control de la operación.

Esto sin tomar en consideración que sean o no competentes los técnicos que administran el negocio en la actualidad.

PRUDENCIA CHINA

Fuentes muy confiables de la industria petrolera aseguran que China, a través de CNPC, construirá su planta refinadora también en su país, para tener el control de la operación.

Se supo también que los gerentes chinos seguirán asociados en la fase de producción con Pdvsa, con la minoría accionaria, y esos crudos los procesarán en tierras asiáticas. Es una práctica gerencial de cautela, y no tienen porqué arriesgarse si hay algún conflicto en Venezuela.

Técnicamente es posible extraer los crudos extrapesados. A boca de pozo le incorporarán un aditivo para poder transportarlo por las tuberías hasta la Terminal de Jose, o Puerto La Cruz.

Posteriormente lo podrán embarcar en supertanqueros mezclado con crudos livianos hasta su destino.

La empresa estatal china construyó el módulo de refinación en Jose para producir la orimulsión y poco tiempo después el Gobierno eliminó la producción, a pesar de que la empresa asiática había hecho grandes inversiones en cambiar los quemadores de plantas eléctricas de su país para utilizar el combustible.

Se desconoce si la compañía china no está de acuerdo con el paquete accionario minoritario para explotar los bloques de la Faja del Orinoco, después que se le había hecho la excepción de tener la mayoría accionaria en el módulo de orimulsión.

Además, cualquier interrupción de Venezuela le permite contratar crudos Marlin de Brasil, Maya de México y Napo de Ecuador. El “mejorador” es un concepto comercial de refinación, que permite quitar los metales y altos porcentajes de azufre en una primera fase para que los crudos sean asequibles de refinar. Posteriormente da la posibilidad de extraer muchos productos de alta calidad de alto valor comercial.

CRITERIO COMERCIAL

Con los mejoradores se pueden utilizar los crudos extrapesados de la Faja y los aún más difíciles de las arenas petrolíferas de Canadá. Cuando se inició la explotación de la Faja del Orinoco, Exxon Mobil construyó su planta en Cerro Negro, que no llega al proceso de Sincor, que procesa crudos sintéticos livianos, el “Zuata Light”.

En Cerro Negro le extraen sus elementos más negativos. Posteriormente, en otra refinería en Chalmette, los convierten en productos livianos. En esa refinería ExxonMobil y Pdvsa son socios.

Pareciera que se alejan esos programas de producir dos millones de barriles diarios de crudos livianos sintéticos en la Faja. Es probable que si los “hermanos chinos y rusos” hacen la segunda parte del proceso, es decir la refinación, como un negocio aparte, fuera de Venezuela, es que decidieron darle prioridad al criterio comercial.

Esto se debe a que hace varias décadas estos crudos extrapesados como los venezolanos tenían un mercado muy limitado. Las grandes reservas de la Faja están descubiertas desde 1938 y sólo 60 años después se han convertido en un negocio atractivo debido a los nuevos procesos de refinación, que permiten su acceso a las refinerías, que sólo aceptaban crudos livianos.

Ahora, los países y las empresas, ante el cuello de botella de la refinación mundial, están construyendo plantas de conversión profunda con capacidad para aceptar esos crudos pesados, y cada barril de crudo pesado cuesta 20 dólares menos que uno liviano.

Para las compañías comerciales, incluyendo las de China y las de Rusia, es preferible comprar los crudos de la Faja y refinarlos donde tengan el control. La mayoría de los expertos consultados dijeron que hay una tendencia entre las compañías integradas de no ser accionista minoritario si para esto tienen que hacer inversiones de 3 millardos de dólares mientras el socio no pone dinero y sólo aporta reservas.







TOME NOTA
de la dirección del
Nuevo Portal Principal

www.venezuelareal.org

Más información ...

Calendario

<<   Septiembre 2007  >>
LMMiJVSD
          1 2
3 4 5 6 7 8 9
10 11 12 13 14 15 16
17 18 19 20 21 22 23
24 25 26 27 28 29 30

Archivos

Suscríbete

Escribe tu email:

Delivered by FeedBurner

Sindicación

Alojado en
ZoomBlog