Mahmoud Ahmadinejad

Por Venezuela Real - 25 de Septiembre, 2007, 17:50, Categoría: Política Internacional

José Toro Hardy
El Universal
25 de septiembre de 2007

 ¿Por qué ahora se pretende colocarnos como el aliado más cercano de Irán?

Bernard Kouchner, canciller socialista de Francia e integrante del gabinete del presidente conservador Nicolás Sarkozy, ha lanzado una severa advertencia:

"Hay que prepararse para lo peor", es decir, "una guerra con Irán".

Las palabras del diplomático francés son el resultado de las graves sospechas que despiertan los planes nucleares iraníes que, a pesar de los desmentidos de ese país, constituyen en opinión de muchos una excusa para adelantar sus programas de armamento atómico.

"No aceptaremos que esa bomba sea construida", ratifica Kouchner, ya que sería "un verdadero peligro para el mundo entero".

El canciller francés no hace más que expresar una preocupación compartida por todos los gobiernos europeos y muchas otras naciones, incluyendo a EEUU e Israel.

¿Por qué despierta tanta suspicacia el programa nuclear iraní?

Pues bien, la razón es que Mahmoud Ahmadinejad, el presidente de Irán, encabeza el movimiento fundamentalista islámico shií más radical del Medio Oriente. A ello es necesario agregar la posición geográfica de Irán que controla la orilla oriental del estrecho de Ormuz, por el cual pasa toda la producción petrolera que sale del Golfo Pérsico. Adicionalmente el señor Ahmadinejad no cesa de repetir que se debe barrer del mapa a Israel, negando de paso la existencia del Holocausto en el cual murieron cerca de seis millones de judíos durante el gobierno nazi de Hitler.

Por otra parte, para nadie es un secreto el respaldo que el actual presidente iraní ha dado al grupo Hezbolá (Partido de Dios) en el Líbano, ni su financiamiento al grupo Hamas que bloquea la posibilidad de un acuerdo de paz entre Palestina e Israel.

Adicionalmente, Ahmadinejad ha convertido en una peligrosísima espada política la creencia popular en la inminente reaparición del Mahdi, descendiente del linaje de Mahoma, que según los shiíes fundamentalistas nació en el año 868 de la era cristiana, pero que dada su naturaleza divina sigue vivo y aguarda para cumplir su misión. La misión de este Mahdi, conocido también como el Duodécimo Imán, no es otra que la de imponer por la vía de las armas al Islam como única religión en el mundo.

Y como si todo lo anterior fuera poco, Ahmadinejad ha exacerbado los ancestrales odios que desde hace más de doce siglos mantienen enfrentadas a las dos principales ramas del Islam: los suníes y los shiíes. Los primeros, predominan en todas las monarquías teocráticas árabes productoras de petróleo del Golfo Pérsico, entre las cuales cabe citar a Arabia Saudita, Kuwait y Emiratos Árabes. Todas ellas perciben con enorme preocupación la posibilidad de un Irán, abrumadoramente shií, dotado de armamento atómico. Recordemos que Irán no es árabe sino persa. Si Irán lo hace, ellos también se verán forzados a lograrlo.

El panorama antes descrito constituye una espada de Damocles que pesa sobre los mercados petroleros internacionales y sobre la paz del mundo.

A tal extremo llegan las incertidumbres que genera Ahmadinejad, que dentro del propio Irán muchos tratan de ponerle freno. Prueba de ello es la reciente elección de su principal rival político, el Ayatola Rafsanjani, como líder de la todopoderosa Asamblea de Expertos, organismo clerical integrado por 86 clérigos "virtuosos y doctos" que se escogen cada ocho años mediante sufragio universal y directo. Esta Asamblea goza de autoridad legal y religiosa sobre el líder del Gobierno.

Mahmoud Ahmadinejad, percibido por muchos como la mayor amenaza para la paz mundial, es el presidente de Irán cuya visita se anuncia próximamente a nuestro país y que ya ha firmado más de 300 acuerdos con el Gobierno venezolano. Ahora se dice que viene a integrar a su país al ALBA, junto con Venezuela, Cuba, Bolivia y Nicaragua.

Al analizar la situación planteada, no podemos comprender los objetivos que se persiguen al involucrar a nuestro país en un conflicto de orden religioso, histórico y político que viene desgarrando al Medio Oriente y al Islam desde épocas ancestrales, pero que resulta absolutamente extraño a nuestra idiosincrasia.

Hasta hace poco Venezuela había sido percibida como el abastecedor de petróleo más seguro y confiable, precisamente porque siempre nos habíamos declarado neutrales frente a la conflictividad y la violencia que parece emanar de la tierra misma en aquellas lejanas regiones. ¿Por qué ahora se pretende colocarnos como el aliado más cercano de Irán? ¿Cuáles son los riesgos en que incurrimos o cuáles son las ventajas que podemos obtener de tal alianza? ¿Hacia dónde va Venezuela?







TOME NOTA
de la dirección del
Nuevo Portal Principal

www.venezuelareal.org

Más información ...

Calendario

<<   Septiembre 2007  >>
LMMiJVSD
          1 2
3 4 5 6 7 8 9
10 11 12 13 14 15 16
17 18 19 20 21 22 23
24 25 26 27 28 29 30

Archivos

Suscríbete

Escribe tu email:

Delivered by FeedBurner

Sindicación

Alojado en
ZoomBlog