ENTORNO NACIONAL: 30 de septiembre de 2007

Por Venezuela Real - 30 de Septiembre, 2007, 11:03, Categoría: 1. Noticias del Día


 


SUMATE

• En declaraciones para El Universal, Carlos Vecchio (Ciudadanía Activa) y Ricardo Estévez (SUMATE) coincidieron en señalar que el CNE no ha cumplido con la mayoría de las observaciones y recomendaciones de la Unión Europea. Estévez estimó que el referendo de diciembre se convertirá en otro proceso sin marco legal, que el padrón debe cerrarse 90 días antes del proceso y no será así (incumpliéndose la ley del sufragio), y criticó la campaña gubernamental a favor de la reforma iniciada antes de tiempo sin la autorización del CNE. Por último, la nota destaca que Vecchio es de la opinión de que hay que votar en el referendo. Estévez no, ya que lo prioritario es relegitimar a los rectores y que la nueva directiva haga lo que deba hacer para renovar la confianza de los venezolanos en el ente comicial.

 


REFORMA CONSTITUCIONAL

• Manuel Rosales llamó al pueblo venezolano a enfrentar la reforma porque ante ella está en juego la democracia del país, y ello es un problema que nos involucra a todos, incluso a los chavistas.

• Roberto Enríquez (Copei) aseguró que el proyecto pretende sustituir las familias por comunas, limitar las posibilidades de decisión de las personas y otorgar poder absoluto a una sola persona.

Oficialismo

• Ramón Martínez (Podemos) señaló que la tesis más importante a estudiar sobre la reforma es el rechazo a la dedocracia y rescatar el poder del pueblo a través de lo democrático, y rechazó la centralización del país.

• El gobernador Liborio Guarulla (PPT) ratificó la necesidad de respetar la propiedad privada en la reforma e instó a abrir espacios para la discusión de la propuesta presidencial.

• Organizaciones indígenas de Bolívar solicitarán a la AN que se incluya el término "territorio indígena" en el proyecto constitucional.

• El Universal recogió las visiones de Carlos Escarrá, Ricardo Gutiérrez y Ricardo Combellas sobre la reforma y la inclusión y/o exclusión de los venezolanos de la misma.

• El viceministro para Africa aprovechó su visita a la ONU para exponer a embajadores africanos su visión y bondades de la reforma constitucional propuesta por el presidente venezolano.
 


ENTREVISTAS

• ROBERTO LÜCKERT: reiteró su visión sobre la reforma y afirmó que las consultas que se vienen haciendo por el gobierno y el parlamento son un simple teatro.

• JULIO BORGES: afirmó que los más radicales no se dan cuenta de que le hacen un gran favor al gobierno, criticó el accionar de organizaciones de oposición, y que lo peor de la reforma es que Chávez pueda hacer del país un rompecabezas a su gusto.

• JAVIER BIARDEU: advirtió que la reforma contempla una restricción de la democracia local mediante la planificación centralizada, y afirmó que si la AN no corrige la reforma, la oposición podrá cantar fraude. Lamentó que una minoría jacobina quiera creer cómo y en cuánto tiempo se hace una revolución.

• LUIS VICENTE LEON: afirmó que sería realmente sorprendente si Chávez no gana el referendo de la reforma con una proporción muy parecida a la de diciembre del 2006: 6 a 4, tomando en cuenta la opinión de quiénes van a votar.
 


CONSEJO NACIONAL ELECTORAL

• El CNE informó que realizará jornada especial de inscripción en las universidades del país a fin de captar a los jóvenes que aún no han formalizado su registro en el REP.
 


POLITICAS

• El escritor mexicano Carlos Fuentes respondió las críticas de Roy Chaderton, lo acusó de debutar mal como embajador en México y lo calificó de embajador novato que no distingue entre la libertad del escritor y la discreción del embajador.

• Oscar Pérez (CNR) rechazó acusaciones que lo vinculan con CAP y consideró como un intento más dejarlo fuera del consejo legislativo de Miranda. Dijo que lo rayarían si lo vincularan con Antonini o Alex del Nogal, pero con CAP… nada que ver.

arb



Referencias Digitales y Recortes:


SUMATE

• Señalan que CNE no acata sugerencias
  Súmate insiste en la relegitimación de los rectores para depurar el sistema de votación
  El Universal, 30 de septiembre de 2007



REFORMA CONSTITUCIONAL

• "Hay que quitarse la boina política para enfrentar reforma"
  El Universal, 30 de septiembre de 2007


• Roberto Enriquez: "La reforma pretende darle un cheque en blanco a un solo hombre"
  Globovisión, 30 de septiembre de 2007

• Ramón Martínez rechazó la tesis de la dedocracia en el proyecto de reforma constitucional
  Globovisión, 30 de septiembre de 2007


• Gobernador Guarulla alerta que "no se puede ir hacia atrás"
 El Universal, 30 de septiembre de 2007


• Solicitan inclusión de territorio indígena en proyecto de cambios
  El Universal, 30 de septiembre de 2007


• Proyecto marginará a los "parientes pobres"
  El Universal, 30 de septiembre de 2007


• Viceministro Bolívar explicó reforma a delegación africana
  El Universal, 30 de septiembre de 2007



ENTREVISTAS

• Roberto Lückert: "Consultas de la reforma son un teatro"
  El Nacional, I5, 30 de septiembre de 2007

Roberto Lückert, vicepresidente de la Conferencia Episcopal Venezolana (CEV), conversó vía telefónica con La Verdad sobre el proyecto de reforma constitucional que impulsa el presidente Hugo Chávez.


El arzobispo de Coro adelantó que la jerarquía católica se reunirá esta semana para discutir la iniciativa presidencial, a fin de identificar los aspectos positivos y negativos de la misma. No descartó la posibilidad de que en octubre la CEV emita un documento `"más fuerte"", en comparación con la Exhortación Apostólica de la Plenaria de la LXXXVIII Asamblea Ordinaria del Consejo del mes de julio, en la que los obispos catalogaron la reforma de `"marxista-leninista"".

¿Qué opina de la propuesta de que los jóvenes puedan ejercer su derecho al voto a partir de los 16 años?
- Lo jóvenes maduran mucho más rápido que hace 10 años atrás, hoy en día un muchacho de 16 años ya va entrando a la universidad. Yo creo que pudiera adelantarse el tiempo de la responsabilidad en cuanto a la elección, pero si se le otorga el derecho para votar más temprano, también habría que recortarle la edad en cuanto a sus responsabilidades frente a la nación. Es decir, en el campo del delito, que cumpla con sus deberes, porque ahorita hay muchachitos de 17 años que son unos malandros y no se los puede tocar porque son menores de edad.

¿Considera que las reivindicaciones laborales son una carnada para votar la reelección indefinida?
- Eso es un caramelo que nos han puesto allí, porque quién puede oponerse a que se reduzca la jornada laboral; a que a los buhoneros, los taxistas, los barberos, ingresen al Seguro Social Obligatorio. Entonces son unos cambios a los que unos van a decir `sí", porque están de acuerdo, y al decir `sí" también van a respaldar la reelección indefinida, entonces el Presidente de la República va a decir al final que un 70 por ciento de la población venezolana votó a favor de él. Pero la población no quiere que se quiebre la alternabilidad democrática en este país, los venezolanos quieren que el Presidente deje el poder al cabo de su período y le dé paso a otros muchos dirigentes de su grupo y de quienes lo adversan. Lo más grave de esta reforma es el anhelo de poder que tiene el Presidente de la República.

¿Se convertirán las milicias populares en un aparato represivo del Estado?
- Eso lo dice la misma letra de la propuesta, que son para los enemigos externos e internos del proceso, es decir que todo aquel que no esté de acuerdo con sus políticas, pues será un enemigo interno y esta milicia estará preparada para sofocarnos, perseguirnos, etcétera. Yo le tengo mucho temor a esas milicias populares, que se retraten en Rusia y en Cuba, lo que estas milicias suponen y hacen, y los atropellos a las libertades.

¿La pérdida de autonomía del Banco Central de Venezuela degenerará en corrupción administrativa?
- Yo no sé hasta dónde el Presidente tendrá la capacidad de poder gobernar todos los estamentos del Estado venezolano: la economía, el Ejército, las comunas. A mi modo de ver es un error que le quiten la autonomía al Banco Central, que tiene el oficio de garantizar el valor de la moneda venezolana, administrar los recursos que nos lleguen a través del petróleo, y un gran control en la administración del país. Si ese beneficio se lo van a dar al Presidente, es más poder para él y eso no le conviene al país.

¿Esta carga burocrática pudiera resultar en un colapso institucional para el gobierno de Hugo Chávez?
- No solamente puede colapsar, sino que va a colapsar en la corrupción, porque él no va atener la capacidad de poder hacer el seguimiento a todas esas esquinas que el nuevo régimen, con la nueva Constitución, le va a exigir. Además, considero que alrededor de él no están los mejores.

¿Qué opinión le merecen las consultas públicas que ha realizado la Asamblea Nacional sobre el proyecto de reforma, donde muchas veces los elogios superan a las propuestas?
- ¿Cómo no la van a apoyar si él mismo los lleva en autobuses rojos rojitos y lo que dicen ellos es como un sainete ya preparado? Ese parlamentarismo de calle es chavista. Además el Presidente dijo públicamente que la nueva Constitución es roja rojita, lo que quiere decir que no es una Constitución para Venezuela sino para el grupo que está con el `"proceso"". Pienso que la Constitución es la Carta Magna de todos los venezolanos y no debe ser roja rojita, debe ser amarillo, azul y rojo. Y todo ese rebaño que llevan para ese parlamentarismo de calle, que son de ellos mismos, se pagan y se dan el vuelto. Yo creo que eso es un diálogo entre sordos, porque la oposición o los que adversan el proceso parece que no tienen nada que hacer porque los atropellan.

¿Se pronunciará la Conferencia Episcopal Venezolana acerca del proyecto de reforma y lo que la rodea?
- La semana que viene tenemos una reunión, vamos a reunirnos la presidencia y una representación de la Comisión Permanente. Por ahora tenemos unas líneas, y después ya en octubre posiblemente publiquemos un documento mucho más fuerte, porque nosotros no somos constitucionalistas y tenemos que reunirnos con gente que nos apoye y nos ayude sobre el cuál es el destino de la reforma. Yo hablo como venezolano, por lo que leo en la prensa, en el texto de la reforma, pero no tengo la habilidad que tiene un abogado constitucionalista para que nos diga qué es lo bueno y qué es lo malo de este proyecto.

 
Julio Borges: "Los más radicales no se dan cuenta de que le hacen un gran favor al gobierno"
  Ultimas Noticias, 48 y 49, 30 de septiembre de 2007

Una de las propuestas más negativas que Julio Borges, coordinador nacional de Primero Justicia, advierte en la reforma constitucional es la posibilidad de que el presidente Chávez "arme el país como un rompecabezas, a su gusto". Otro punto, que le merece el mismo calificativo es la reelección indefinida, "en un país cuyo promedio de edad es de 25 años, se impide el surgimiento de nuevas generaciones; el Presidente se apodera del poder y tiende a corromperse a sinvergüencearse". Llegó la hora de que los venezolanos partidarios de Chávez se hagan preguntas muy serias. Una de ellas es ¿Al gobierno le importa mi voto o mi opinión? "Si yo fuera chavista uña en el rabo, le daría al Presidente una dosis de ubicatex, como dicen aquí en Venezuela". En la oposición, donde hay "chivo, caimán y culebra", lo que ha hecho Primero Justicia es mostrarle al país otra agenda, donde lo relevante, "es convertir a Venezuela en un país de propietarios; donde tengamos una justicia despolitizada y se prohíba regalar el dinero de los venezolanos".

¿Votar o no votar? ¿Qué piensa usted?
No tengo dudas, estoy totalmente convencido de que hay que votar. Esa pregunta plantea un falso dilema, porque votar, finalmente, es una forma de expresarse. La otra cara de la moneda es que el que no se expresa no tiene nada que defender.

¿Qué les diría a quienes afirman que ir a votar es convalidar una reforma que refuerza el autoritarismo y que participar equivale a ser comparsa de las iniciativas del gobierno?
Quienes manifiestan esa opinión, finalmente, tienen una visión muy pobre del pueblo venezolano. Aquí no se trata de que uno confíe en las instituciones, en el sistema de justicia o en el CNE sino de confiar en el pueblo venezolano. Yo tengo la convicción de que los venezolanos son mucho más sabios que la institucionalidad y la elite que tienen ahora. Los venezolanos son capaces de derribar cualquier obstáculo que se anteponga a la expresión de sus derechos o al simplemente llamado a decir: no hagamos nada.

Dentro de la abstención también se piensa que la salida pasa por organizar la resistencia, perpetuar la crisis y forzar, eso sí, una salida electoral.
En el fondo el gran reto que tenemos en Venezuela es precisamente construir una nueva mayoría. Y eso significa poner a soñar a una parte importante del país en un camino, en un futuro diferente a lo que significó la IV República o a lo que significa la V. Cuando oigo decir que lo más radical es organizar la resistencia llamar a votar no y organizar protestas en la calle, es decir el 350, pienso que no, que lo más radical es dedicarse a sembrar en los barrios, en las comunidades rurales y en todo lo que es el espacio nacional, la oportunidad de construir un sueño distinto a la Venezuela que tenemos ahora. El gran reto es construir un liderazgo distinto; ese es el gran dilema, el gran desafío.

¿No estará Julio Borges trabajando para garantizar la gobernabilidad en Venezuela y por tanto el modus vivendi del gobierno?
En lo absoluto. Frente a un gobierno que tiene como meta cotidiana fracturar y dividir y llevarnos a una guerra de trincheras, lo más subversivo que puedes hacer es rebelarte y buscar cómo romper esa fractura y cómo hablarle a todo el país; no cavando aún más tu trinchera y por tanto una división más profunda. A veces quienes se creen más subversivos, más rebeldes y más radicales, al final no se dan cuenta de que le están haciendo el favor más grande y apetitoso al gobierno. El gobierno se mantiene no de quienes tratamos de construir un liderazgo sino de quienes le hacen el juego a la división y a la guerra de trincheras.

¿No hay una dosis de ingenuidad en su discurso?
No. Si puedes comparar esta situación con otras similares, adviertes que al final quienes tomamos el camino democrático, que es el más difícil, pero el más seguro, no somos los condenados a repetir los errores, como le ocurre a quienes tomaron los atajos, que vuelven a repetir la historia de lo que siempre están criticando.

¿Los mismos errores de la historia reciente?
Y también la historia que han vivido otros países. Primero Justicia invitó a un político chileno que jugó un papel muy importante en la transición que se vivió en Chile. Él nos dijo que, tras 17 años de dictadura, habían aprendido tres lecciones que cambiaron el juego político. La primera lección: el arma más subversiva es el diálogo; cuando ellos comenzaron a dialogar las cosas avanzaron hacia la democracia; segunda lección: cuando la mitad de los chilenos entendió que no podía expulsar a la otra mitad del país, que había que vivir en Chile, las cosas comenzaron a cambiar; tercera lección: cuando la oposición advirtió que la situación política no se iba a resolver en el corto plazo sino en el mediano plazo, los problemas se empezaron a resolver más rápido. Yo creo en esas coordenadas. Aquí hay que construir puentes y diálogos para poder mostrar una Venezuela distinta y unida, donde precisamente el que termine sobrando sea Chávez; tenemos que aprender que los problemas del país, más allá de las personas, sólo se resuelven a largo plazo y eso requiere el consenso de todos.

¿Quién sería el interlocutor en ese diálogo? ¿Sectores sociales? Sectores del gobierno?
Eso se construye cotidianamente. Pongo otro ejemplo: el caso de Sudáfrica. Después de que ellos vivieron la atrocidad del apartheid racial, el hecho de haber creado, desde las bases más comunitarias, lugares de encuentro donde se podían reunir blancos y negros y las instituciones, para tratar de cerrar heridas, fue algo que permitió la transición en ese país. Yo creo que nuestro trabajo, de verdadera política, está en construir esa unidad del pueblo; no la unidad, la ensalada, de los partidos políticos ni de las elites, sino de la gente que quiere volver a vivir en una sola Venezuela y no en tres o cuatro Venezuelas rotas, como sucede ahora.

Habría que aclarar que Hugo Chávez ni es un dictador ni es un asesino. No es Augusto Pinochet o Peter W Botha (ex presidente de Sudáfrica). ¿Por qué entonces invoca esa comparación si son casos muy distintos?
Los invoco porque estamos muy cerca de serlo. Venezuela se encuentra en una coyuntura en la que podemos, fácilmente, sentirnos en una situación tan difícil como la que vivió Chile o de tanta exclusión como la que vivió Sudáfrica. Y tenemos trazos muy concretos: la lista de Tascón, para mí es una versión venezolana de la exclusión: te castigan por pensar diferente; el cierre de Rctv es un ataque a la libertad de expresión como la que se vivió en Chile. Aquí hay síntomas muy concretos de esa enfermedad. Y puede haber una generación completa de eso, si se llegase a aprobar la reforma constitucional.

El lapso para el debate es, si se quiere efímero: apenas dos meses.
Quienes apoyan al gobierno tienen que hacerse preguntas muy importantes. Una es esa: ¿Por qué tanto apuro en hacer las cosas tan rápido? ¿Por qué si se abre un debate al mismo tiempo se advierte que no se va a cambiar el proyecto? ¿Por qué te hacen votar sí o no 33 cosas que son muy diferentes? ¿Por qué si realmente importa la opinión del pueblo, no se le preguntan qué cosas le gustan y que cosas no de la reforma constitucional? ¿Será acaso, y esta pregunta se la deberían hacer quienes apoyan a Chávez, que el gobierno quiere mi voto pero no mi opinión? ¿Será acaso que quieren utilizarme para aprobar un proyecto sin importar qué pienso o cómo soy protagonista de todo esto? Llegó la hora de hacerse esas preguntas. La reforma es fundamentalmente política, no es ni social ni económica y lo que quisiéramos ver reflejado es una gigantesca reforma constitucional, en la que Venezuela sea un país de propietarios, donde se democratice la propiedad del petróleo, se despolitice la justicia, en la que haya seguridad, y eso lo podemos lograr con una Constituyente. Esa para mí es la gran agenda, pero lo que me están ofreciendo es política.

¿Qué cosas dilemáticas, qué cosas peligrosas para el país advierte en la reforma constitucional?
Hay cosas que sería absurdo que alguien pudiera rechazar, como por ejemplo, el fondo laboral para los trabajadores no dependientes.

Ahora, la pregunta es ¿Eso no se pudo haber hecho en 9 años de gobierno con la Ley de Seguridad Social, que todavía estamos esperando?
La misma reducción de la jornada laboral, se ha podido hacer por decreto. A mí me impresiona que ahora el Ministro del Trabajo diga que hay que esperar hasta 2010 para hacerlo. ¿Es de verdad o es de mentira? Son puntos de avance. ¿Qué puntos me alarman? El hecho de que en Caracas volvamos a tiempos anteriores a la IV República y se vuelva a elegir a dedo al gobernador de casi 20% de los venezolanos; el hecho de que se aumente, sin ninguna razón, el período presidencial a siete años, en ese lapso un presidente lo que tiende es a corromperse, a sin vergüencearse, no le rinde cuentas a la gente; la reelección indefinida al final lo que termina haciendo es que el gobernante se apodere del poder en un país, cuyo promedio de edad es de 25 años, evitando así una nueva generación que gobierne a una Venezuela moderna; el hecho de que me digan ahora que el poder popular es el más importante, pero que también me digan que sus representantes no se eligen a través del voto, ¿qué significa eso?; el hecho de que le hayan dado una línea política a la Fuerza Armada, el hecho de que le demos al presidente Chávez un cheque en blanco para que cambie las regiones del país. Son hechos, realmente, negativos.

 

JAVIER BIARDEAU Advierte una restricción de la democracia local, mediante la planificación centralizada
SI EL ASAMBLEA NO CORRIGE LA REFORMA, LA OPOSICION PUEDEN CANTAR FRAUDE
  El Nacional, A4, 30 de septiembre de 2007

El académico está en desacuerdo con la estrategia personal del presidente. Lamente que se esté imponiendo el criterio de una minoría jacobina que cree saber cómo y en cuánto tiempo se hace una revolución. Recordó que la arrogancia de Robespierre generó una revuelta popular

Javier Biardeau comparte sus reflexiones sobre la revolución desde la Escuela de Sociología de la Universidad Central de Venezuela, de donde egresó con un promedio de notas de 19,06; desde los espacios de opinión de Aporrea y El Nacional, y, en general, desde cualquier lugar donde pueda inquietar el pensamiento crítico sobre la reforma, como un simple ciudadano inscrito en un batallón. Comienza por resumir su preocupación: "La reforma se debe ajustar a los límites del artículo 342; es decir, no puede alterar principios fundamentales del orden constitucional".

–Usted está alertando sobre lo que varios juristas han denominado un fraude constitucional.
–Yo no puedo decir que hay un fraude, porque el fraude es tal cuando se consuma.

–¿En su opinión, la reforma afecta o no principios fundamentales?
–Sí, y en temas esenciales. Al eliminar el Consejo Federal de Gobierno se desnaturaliza el federalismo cooperativo que califica al Estado como federal descentralizado. En la reforma, el Consejo Federal de Gobierno se transforma en Consejo Nacional de Gobierno. El primero es permanente y está regulado por una ley orgánica, mientras que el segundo es dirigido por el presidente, que lo convoca discrecionalmente.

–¿En cuanto a la reelección presidencial?
–El artículo 6 define el Gobierno de la República y el de los estados como alternativo. Si se establece la reelección continua para el Presidente, y no para los gobernadores, se viola el principio de igualdad.

–Carlos Escarrá dice que la alternabilidad es un atributo del Gobierno y no del cargo de presidente de la República.
–Recordémosle a Escarrá que en la reforma se establece que el presidente de la República es jefe del Estado y también jefe de Gobierno.

–¿Qué opina sobre la nueva geometría del poder?
–Se proponen regiones administrativas dirigidas por vicepresidentes designados por el presidente de la República, con lo cual se desconoce la elección popular de los gobernantes estadales y municipales. Hay una restricción de la democracia local. El Presidente ha creado una Comisión Central de Planificación, aunque la propia Constitución establece que la planificación debe ser democrática, estratégica y descentralizada. ¿Cómo compatibilizan este principio con esta comisión? ¿La comisión va a abrir espacios para las diversas entidades políticos territoriales y, ahora, las instancias de gobierno que emanen del Poder Popular? Va a llegar un momento en que estas dos estructuras de poder van a entrar en conflicto.

–¿Cómo se desarrollaría ese conflicto?
–Mediante la deslegitimación del Presidente de la República, por imponer una directriz política errada.

–¿A pesar del mayoritario respaldo popular al Presidente?
–Claro que sí. Chávez es un titular ocasional del poder.

–Hay quienes sostienen que sin Chávez no hay revolución.
–Eso es encadenar la revolución al poder unipersonal. Confundir la democracia participativa con la democracia plebiscitaria revela que en el chavismo hay una tendencia populista y una incomprensión de la soberanía popular. Del anteproyecto de reforma surge otra inquietud fundamental, pues se está convirtiendo al Poder Popular en un órgano del Estado.

–El Gobierno ha demostrado extraordinaria capacidad de movilización de sus partidarios en procesos electorales.
 –Aquí el problema no es de eficacia política, sino de legitimidad.

–¿Por qué tanta confianza en la Asamblea Nacional?Porque cuando tú hablas El mismo Escarrá ha dicho que no se está creando, sino sólo reconociendo el Poder Popular.
–El Poder Popular no puede ser un órgano administrativo del Estado. Esta confusión se podría resolver mediante la con cualquier chavista, tiene claro que la reforma sí afecta principios fundamentales de la Constitución. Antes de cantar fraude, vamos a ver cuál es el proyecto que aprueba la Asamblea Nacional. Si la Asamblea no modifica ni un punto ni una coma de la propuesta presidencial, entonces la oposición, a ciencia cierta, puede cantar fraude constitucional.

–¿La oposición nada más?
–No comparto el horizonte calificación de las nuevas instancias de gobierno como consejos del Poder Popular.

–Chávez pretende ser coordinador de los poderes públicos.
–Cuando tú estás modificando el principio de división y colaboración de poderes, estás modificando una forma de Estado. El único que podría modificar este principio es el poder constituyente. Yo no canto fraude y confío en que la gente que va a votar en el referéndum tenga la madurez para decidir si acepta o no acepta la modificación de principios fundamentales de la Constitución. personal de la estrategia política del Presidente. Aquí se está adoptando más el voluntarismo político y la visión jacobina, según la cual una minoría se percibe como vanguardia y ética revolucionaria y cree conocer, de antemano, cómo se hace una revolución, cuáles son los tiempos de una revolución. En verdad, nadie puede adelantar un cronograma de maduración y aprendizaje, a través de los cuales la gente se empodera de la necesidad de cambio, y lo construye. Si no es así, no estamos en la democracia participativa, sino en la democracia plebiscitaria. Si la reforma se da así, a trocha y mocha, vamos a una democracia plebiscitaria y no participativa. Esa es una desviación absolutamente grave.

–Si la votación es en conjunto, ¿existe esa posibilidad para el soberano? ¿Cuál es el costo político?
 –¿Tú crees que una alta abstención en un referéndum constitucional es conveniente? Ello representaría la mayor prueba del desgaste del apoyo rista, de lo que llamamos acá socialismo del siglo XXI. Si nosotros nos metemos por ese camino, el de la democracia plebiscitaria, el socialismo aquí va a ser stalinista. Recordemos que Stalin, en el 37, dijo que había promovido la Constitución más democrática del mundo.

–La propuesta presidencial se ha presentado como una primera reforma. Quizá pronto venga una segunda.
–Si una Constitución se reforma y se reforma y no se logra un arreglo institucional más o menos estable, se va a acabar con todo el proceso que se inició con la Constituyente de 1999. La gente no soporta la incertidumbre permanente. Una cosa es la esperanza popular que se activó en torno a la figura de Chávez, como catalizador del proceso de cambios, y otra cosa es idolatrar a Chávez. Yo no creo en líderes indiscutibles. Chávez está emborrachado por un anillaje que estimula un mito narcisista. La simpatía que tiene la gente por Chávez se basa en una esperanza popular, pero también democrática. Cuando la gente sienta que se está vulnerando la democracia como forma de vida, va a haber una reacción, aunque no necesariamente violenta, contra la postura aclamatoria de Chávez. Yo le doy clases a chamos de 20 años. La mayoría está emocionalmente comprometida con la democracia y en desacuerdo con el tono autoritario. Es como un malestar con el estilo de dirección política que está siguiendo la revolución.


• Luis Vicente León
  Chávez se encamina a otra victoria
  El Universal, 30 de septiembre de 2007



CONSEJO NACIONAL ELECTORAL

• CNE realizará jornada de inscripción electoral en universidades del país
  Unión Radio, 30 de septiembre de 2007



POLITICAS

• Fuentes respondió declaraciones de Chaderton
  El Universal, Breves Políticas, 30 de septiembre de 2007


• Pérez afirma que "más raya es del Nogal o Antonini"
  El Universal, Breves Políticas, 30 de septiembre de 2007







TOME NOTA
de la dirección del
Nuevo Portal Principal

www.venezuelareal.org

Más información ...

Calendario

<<   Septiembre 2007  >>
LMMiJVSD
          1 2
3 4 5 6 7 8 9
10 11 12 13 14 15 16
17 18 19 20 21 22 23
24 25 26 27 28 29 30

Archivos

Suscríbete

Escribe tu email:

Delivered by FeedBurner

Sindicación

Alojado en
ZoomBlog