El mito del bolívar fuerte

Por Venezuela Real - 1 de Octubre, 2007, 11:01, Categoría: Economía

José Guerra
Ultimas Noticias
01 de octubre de 2007

Como parte de la campaña publicitaria a favor de la reconversión monetaria se está empleando la expresión “bolívar fuerte”. Sucede que la moneda nacional mantiene un tipo de cambio de Bs. 2.150 por dólar, el cual es totalmente artificial y está provocando salidas masivas de capital disfrazadas de importaciones y gastos de los venezolanos en el exterior. Los meses de ese tipo de cambio están contados, y por esa razón no cesa la demanda de divisas. El asunto no es si el bolívar se va a devaluar, sino más bien cuándo y en qué monto se hará la corrección de la paridad cambiaria.

Desde el BCV sus autoridades pretenden engañar a quienes solicitan información sobre la reconversión monetaria con una presentación que tiene dos grandes defectos. Primero, se esconden los hechos cuando se afirma que las políticas públicas del Gobierno están orientadas a fortalecer el bolívar poniendo como ejemplo de esas políticas la reducción del impuesto al valor agregado (IVA) y la fijación del tipo de cambio.
<zb:break>
La disminución del IVA conspira contra la estabilidad de precios por la elemental razón de que aumenta el déficit fiscal al reducirse los ingresos del Gobierno. En lo relativo al tipo de cambio, cuando éste se ha mantenido fijo ello ha sido un instrumento mediocre para bajar la inflación, y en todos los episodios ha llevado a pérdidas de reservas internaciones que desembocan en crisis de la balanza de pagos. En segundo término, omite el BCV que con la reforma constitucional se elimina de facto la institución del Banco Central, toda vez que sus funciones monetarias se reducen a su mínima expresión al convertirse en una especie de caja chica del Presidente de la República, quien podrá disponer del único activo del ente emisor: las reservas internacionales. Un Banco Central sin la facultad de manejar sus activos externos es como un cuerpo sin corazón. Adicionalmente, al eliminarse la autonomía del BCV el país queda sin el guardián en la lucha contra el alza de los precios y en consecuencia se tiene que acudir al uso de la reserva militar para suplantar lo que es una función de un banco central en un país civilizado: mantener a raya la inflación. Por estas razones, existe un gran descontento porque desde el BCV su directiva intenta falsear la realidad cuando bancos y asociaciones de empresarios demandan que se les explique con cierto rigor analítico los alcances de la reconversión monetaria. El bolívar nunca será fuerte si primero no se derrota la inflación.

Economista







TOME NOTA
de la dirección del
Nuevo Portal Principal

www.venezuelareal.org

Más información ...

Calendario

<<   Octubre 2007  >>
LMMiJVSD
1 2 3 4 5 6 7
8 9 10 11 12 13 14
15 16 17 18 19 20 21
22 23 24 25 26 27 28
29 30 31     

Archivos

Suscríbete

Escribe tu email:

Delivered by FeedBurner

Sindicación

Alojado en
ZoomBlog