El principio de gobierno alternativo ha estado presente en todas las constituciones venezolanas

Por Venezuela Real - 1 de Octubre, 2007, 18:59, Categoría: REFORMA CONSTITUCIONAL

El Carabobeño
01 de octubre de 2007

Abogado Carlos Vecchio

Se trata de una modificación de la Constitución la propuesta presidencial, no de una reforma constitucional, término este usado para más bien agarrar un atajo y burlar la soberanía popular, que es la instancia que debe discutir esos cambios, y se pretende hacer mediante aprobación por parte de la Asamblea Nacional, para después someter al pueblo, lo cual es una burla y un fraude a lo que establece nuestra Carta Magna, sentencia el abogado Carlos Vecchio.

Agrega que de parte del sector oficial hemos visto que se está atropellando en la discusión de la mal llamada reforma, atropellando para que la gente no la conozca en detalle, para que no sepa cada uno de los puntos que establece, el Presidente, lo que quiere es acelerar los cambios y por eso vemos cómo se está discutiendo aceleradamente en el Parlamento, como se discutió a puerta cerrada cuando el Presidente preparó el borrador, que nadie conoció, precisamente para ocultar lo que estaba allí, y se pretende ahora hacer un referendo aprobatorio en diciembre.

El abogado Carlos Vecchio, es miembro del equipo coordinador de la organización civil Ciudadanía Activa, que se encarga de los derechos políticos y promover los valores y principios democráticos.

Vecchio afirma que el Presidente busca que esto sea un plebiscito, que nadie conozca lo que hay allí, que lo que está en juego supuestamente es su figura, cuando no es así. Por eso es el gran atropello en aprobar esto, porque sabe que el año que viene será mucho más difícil para él, por la situación económica, política, social e incluso internacional. Está acelerando los tiempos para que la gente no discuta ni entienda lo que está allí expresado, cuando hay que resolver los problemas del país en lugar de acelerar esos cambios que buscan claramente centralizar y permanecer largo tiempo en el poder, que son los últimos objetivos planteados en la mal llamada reforma constitucional.

Carmonazo II

Carlos Vecchio cree que cuando se hace esta discusión de manera atropellada, y se está utilizando un mecanismo para cambiar la Constitución de la República, diferente al establecido, lo que tenemos enfrente es un "Carmonazo II", porque se está violando la norma en el modo de cambiarla.

El pluralismo

Vecchio, agrupa la discusión sobre la reforma constitucional en cinco temas; el primero de ellos se refiere al pluralismo, "es bien delicado cuando se nos dice que se quiere una Constitución roja rojita, es decir, se quiere imponer una ideología a todos los venezolanos, y eso es excluyente". De los 33 artículos, diez de ellos incorporan el término "socialista" o "socialismo"; de imponer un Estado Socialista, o una Economía Socialista.

Esa pretensión de meter una ideología en una Constitución lo que busca es constitucionalizar la discriminación política, es darle rango constitucional a la lista Tascón, es decir, si no piensas como yo, estás excluido.

¿Poder popular, o "gato por liebre"?
- Vemos cómo se está engañando a la gente, se le está metiendo "gato por liebre", porque les dicen más poder al pueblo, pero resulta que lo que hay es más poder para el Presidente, y todo queda supeditado a futuras leyes que serán dictadas por él mismo. Es la creación de una estructura paralela a los estados y municipios controlada por el Presidente, no p!
or el Poder Popular, para vaciar de contenido las entidades estadales y municipales, para más adelante debilitarlas y hacer el gobierno mucho más central, lo cual significa devolvernos a lo peor de la Cuarta República, cuando los gobernadores se nombraban a dedo.

La propiedad privada

La Constitución de 1999, dice que se garantiza el derecho al uso, goce, disfrute y disposición de sus bienes, pero cuando se revisa la propuesta presidencial ya no se habla del derecho a propiedad, se quitan estas palabras y dice: se reconocen formas de propiedad, ya ni siquiera lo está consagrando como un derecho, y se establece la forma de propiedad sobre los bienes de uso y consumo, y medios legítimamente adquiridos, comenta el abogado.

La Fuerza Armada

A criterio de Carlos Vecchio, la Fuerza Armada jugó un papel importante al lograr la institucionalidad del país, cuando salimos de Juan Vicente Gómez, comenzó la lucha venezolana por transitar un camino democrático tratando de colocar el poder civil por encima del poder militar, eso costó mucho, no fue fácil. Luego, del año 1958, el país empieza a transitar un camino democrático donde la Fuerza Armada Nacional, es punto de equilibrio en ese tránsito pacífico y, sobre todo, en libertad.

Cuando se quiere cambiar la Constitución de 1999, y se quiere quitar la frase que expresa que la Fuerza Armada debe estar al servicio exclusivo de la nación y en ningún momento de personalidad o proyecto político alguno, para poner otra frase que es abierta, y dice que no está al servicio de la oligarquía ni de imperio alguno, lo que se quiere es dejar en el papel lo que el Presidente quiere actualmente, que es convertir la FAN en un brazo político de su "revolución". Eso es sencillamente equivocado porque ya lo hemos vivido, es retroceder a la época de Gómez.

¿A estas alturas, la FAN no ha sido suficientemente apaleada?
- Muchísimo, la ha venido destruyendo paso a paso, pero ahora en cierta forma lo que se pretende es constitucionalizar lo que se ha venido haciendo, porque hoy en día le decimos que la Constitución te lo prohíbe, y pareciera que él no quiere que le digan eso. Indudablemente que la ha venido deteriorando, e incluso le quiere eliminar el carácter profesional cuando se dice que es una Fuerza Armada patriótica, popular, antiimperialista.

Poner eso allí, según Vecchio, es darle más fuerza a lo que él ha tratado de hacer, lo cual ofrece una oportunidad de conversar con el sector militar venezolano y decirle "esa no es la institución que se ha venido creando en el país, eso es retroceder a la época de Gómez".

Carne de cañón

Hay un elemento adicional, que es la creación de la Milicia Popular, es decir, se trata de exponer a los venezolanos como carne de cañón en cualquier conflicto que se pueda presentar, planteando guerras que no existen. Carlos Vecchio, sostiene que esos temas deben darse a conocer a todos porque la propuesta divide al país, cuando la oferta debería ser de unión de los venezolanos.

Centralismo y Poder Popular

También se nos ha dicho que supuestamente ésta es una Constitución para darle más poder al pueblo, pero cuando se analiza la propuesta resulta que el cacareado Poder Popular no tiene ninguna competencia atribuida, y cuando estudiamos la geometría del poder, que es donde pudiera tener cabida, es únicamente el Presidente de la República, no el Poder Popular, quien puede, por ejemplo, convocar un referendo para crear una ciudad comunal, crear territorios y ciudades federales, designar las autoridades en la comunidades creadas, asignar los recursos a esas entidades. El Presidente también maneja los recursos del Banco Central, así como los ingresos por concepto petrolero, o sea, estamos viendo que el Poder Popular, de poder no tiene nada porque carece de competencias, y de popular tampoco, porque la propuesta dice que no se elige a través del sufragio sino por grupos organizados, que son constituidos por el mandatario nacional a través de la Ley de Consejos Comunales, lo cual significa un excesivo control del Presidente de la República en esta actividad, sin ninguna limitación, quedando al margen el llamado Poder Popular.

Reelección continua

El segundo tema, se refiere a la reelección continua, la cual, según Vecchio, se cae por su propio peso cuando el Presidente argumenta "esta revolución no puede estar sin mí", como si fuese el gran creador, o sea, se está dando una reelección indefinida personal, pero Vecchio, cree en las generaciones de relevo, y está seguro que dentro del mismo chavismo, hay gente que tiene aspiraciones presidenciales.

Los venezolanos han dejado de lado que la actual Constitución señala en su artículo 6, que el gobierno de Venezuela es alternativo, más adelante, también indica que el mandato del Presidente sólo puede durar seis años, con posibilidad de reelección por otros seis años, y allí se materializa el principio de gobierno alternativo, es decir, el Presidente no puede durar más de doce años, dos periodos, y una vez que los cumple, va fuera.

Desde 1830 hasta 1999, el principio de gobierno alternativo ha estado presente en las diferentes constituciones venezolanas, tres gobernantes trataron de manipularlas para quedarse en el poder: José Tadeo Monagas, lo hizo en 1856; igual Juan Vicente Gómez, en 1908 y en 1935; y también lo hizo Marcos Pérez Jiménez, en 1953. Tres militares, tres dictadores, y si no se aprende de la historia, estamos condenados a repetirla, destaca el abogado.

Cuando se quiere imponer la reelección indefinida para complacer a una persona, es destrozar casi 200 años de historia, por cuanto ese principio ha estado en las diferentes constituciones desde 1830, que ha limitado la permanencia de personas en el poder, salvo las tres excepciones comentadas anteriormente.

Se nos ha dicho que en Europa, supuestamente existe la reelección indefinida, eso es comparar peras con manzanas, son dos regímenes totalmente distintos, explica Vecchio, quien aclara que en el paramentarismo europeo el pueblo no elige al Presidente o al Primer Ministro, pero elige el parlamento que posteriormente señala quien es el Jefe de Gobierno.

En ningún país latinoamericano existe la reelección indefinida, el que tiene el periodo constitucional más prolongado es Venezuela, que es de doce años.







TOME NOTA
de la dirección del
Nuevo Portal Principal

www.venezuelareal.org

Más información ...

Calendario

<<   Octubre 2007  >>
LMMiJVSD
1 2 3 4 5 6 7
8 9 10 11 12 13 14
15 16 17 18 19 20 21
22 23 24 25 26 27 28
29 30 31     

Archivos

Suscríbete

Escribe tu email:

Delivered by FeedBurner

Sindicación

Alojado en
ZoomBlog