Los bancos centrales y su autonomía

Por Venezuela Real - 3 de Octubre, 2007, 13:23, Categoría: Economía

CARLOS RAFAEL SILVA
El Nacional
03 de octubre de 2007

REFORMA: Amenaza latente para el BCV
El ex presidente del BCV explica cómo la independencia de los institutos emisores contribuye al desarrollo económico

Los bancos centrales juegan un significativo papel en el área monetaria y financiera de las economías, pues tienen la misión de velar por el crecimiento ordenado de la economía, para lo cual han de garantizar, entre otros cometidos, un flujo de recursos pecuniarios cónsono con el desenvolvimiento de las áreas productiva, comercial y de servicio. Por ello, deben cuidar que la corriente de recursos monetarios sea suficiente para mantener la estabilidad en los precios internos y en la relación de cambio de la moneda nacional con su patrón de referencia en el exterior.

Para el cumplimiento de esas funciones, los bancos centrales están investidos de varias atribuciones y prerrogativas como, por ejemplo, cuidar el buen funcionamiento del sistema bancario y los niveles de liquidez de la economía; servir de prestamistas de última instancia; centralizar las reservas monetarias internacionales; actuar como cámara de compensación del sistema bancario y depositario de los fondos de éste; operar en mercado abierto con múltiples títulos de rédito y actuar como consejeros y agentes financieros de sus respectivos gobiernos.

Con el fin de atender esas actividades, los bancos centrales están facultados para ejercer en forma exclusiva la emisión de billetes y, en algunos casos, la de acuñar monedas metálicas.

Este último determina que los bancos centrales disfrutan de un gran privilegio que los diferencia del Fisco, de los institutos crediticios públicos y privados y de los demás entes y personas naturales que actúan en una economía.

Ninguna otra persona o entidad cuenta con la prerrogativa de los bancos centrales, como es la de que en la realización de operaciones que les son propias puedan cancelarlas emitiendo sus obligaciones –los billetes–, con lo cual lanzan a circulación medios de pago a su arbitrio.

Esa misma prerrogativa supone una gran responsabilidad, por cuanto su ejercicio irracional puede afectar negativamente el poder adquisitivo externo e interno de la moneda, fuente generadora de procesos inflacionarios, de la distribución sin inequidad del ingreso y de desaliento al ahorro y a la inversión con fines productivos.

Estas atribuciones rebasan las facultades financieras de los gobiernos. Éstos se encuentran sometidos universalmente a limitaciones legales en cuanto a la naturaleza y monto de sus ingresos y gastos, y están condicionados en su gestión financiera a lo que prevean sus presupuestos fiscales, discutidos y sancionados por los correspondientes cuerpos legislativos, que también deben velar por su ejecución y control. Los presupuestos fiscales originales no pueden ser alterados sin el consentimiento del órgano legislativo que los sancionó.

Las instituciones de crédito gubernamental, a su vez, tienen como límite de acción los aportes de capital que les asigne el Estado, las apropiaciones presupuestarias y el endeudamiento que contraigan, limitado este último, usualmente, a cierta proporción entre su patrimonio y las obligaciones financieras. En algunos casos, tales instituciones pueden captar recursos del público para acrecentar su capacidad crediticia, pero estas facilidades no pueden equipararse a las de los bancos centrales en el proceso de creación de dinero.

Éstos actúan con discrecionalidad y prontitud en la realización de sus operaciones y así incrementan o reducen el volumen de circulante.

Los gobiernos son más vulnerables a las presiones políticas, de opinión pública y de los sectores interesados en la asistencia financiera y por ello le confieren a los bancos centrales la misión de emitir billetes, pues se manejan con criterio técnico y al margen de las contingencias políticas.

Los bancos centrales juegan un trascendente papel en la formulación y ejecución de la política monetaria y crediticia de un país. Su familiaridad con las operaciones del sistema financiero público y privado les da una información primaria útil para el diseño de esa política, en concordancia con los requerimientos globales de la economía nacional. Al momento de precisar los objetivos e instrumentos de acción, debe tomarse en cuenta el comportamiento del Fisco y las relaciones económicas del país con el exterior. En principio, la política monetaria debe armonizarse con los objetivos de política económica del Estado y, en especial, de la fiscal, procurando establecer posiciones coincidentes, aun cuando en ocasiones surjan situaciones discrepantes que obliguen a aplicar una política monetaria que atenúe o corrija las tendencias perturbadoras de la estabilidad económica, emanadas en el ámbito fiscal y externo. Esas son las coyunturas en las que la discrecionalidad de acción de los bancos centrales adquiere especial jerarquía.

Los emisores cumplen, además, una importante función como asesores de los poderes públicos en las áreas monetaria, financiera y económica. Deben actuar con objetividad y conocimiento en las cuestiones de su competencia, al margen de las controversias políticas y, especialmente, porque cuentan con personal técnico calificado.

Por estas circunstancias, la opinión de los bancos centrales es recabada por los gobiernos y por los cuerpos legislativos al momento de procesar proyectos de ley, en áreas en las que los datos y juicios provenientes de los bancos centrales reputados se consideran más confiables que cuando son elaborados en dependencias gubernamentales.

Es por lo antes expuesto que se ha procurado que los bancos centrales cuenten con una racional autonomía que se materialice a través de prácticas como la composición del capital y el proceso de toma de decisiones en sus asambleas, cuando el banco central reviste la personalidad jurídica de compañía anónima, o en la integración y período de designación de sus directorios y altas autoridades administrativas.

 Los gobiernos le confieren a los bancos centrales la misión de emitir billetes, porque se manejan con criterio técnico y al margen de las contingencias políticas









TOME NOTA
de la dirección del
Nuevo Portal Principal

www.venezuelareal.org

Más información ...

Calendario

<<   Octubre 2007  >>
LMMiJVSD
1 2 3 4 5 6 7
8 9 10 11 12 13 14
15 16 17 18 19 20 21
22 23 24 25 26 27 28
29 30 31     

Archivos

Suscríbete

Escribe tu email:

Delivered by FeedBurner

Sindicación

Alojado en
ZoomBlog