Tan poquita fe

Por Venezuela Real - 5 de Octubre, 2007, 18:24, Categoría: Política Nacional

Soledad Morillo Belloso
El Universal
05 de octubre de 2007

Me niego a hacerle la corte a Chávez. Chávez no me puede robar mi espíritu democrático

Yo sé que siempre dudas de mi amor, y no te culpo. Y sé que no has logrado hacer de mi querer lo que tu amor soñó. Yo sé que fue muy grande la ilusión que en mí tú te forjaste, para luego encontrar desconfianza y frialdad en mi querer...".

Camino por el municipio y el país. Escribo casi sin parar. Me reúno con grupos de ciudadanos. Miro, escucho, leo. La gente está desilusionada, desanimada, apática. Eso es exactamente lo que quiere Chávez. Así Chávez gana, aunque a la gente no le guste la fulana reforma, le dé repelús pensar en un presidente perpetuamente apoltronado en Miraflores, le cause horror que Chávez se aumente las competencias presidenciales para apropiarse del país, y le dé desesperación ver cómo la reformita convierte a este país en un feudo oscurantista con un señor feudal y millones de siervos de la gleba aplastados. A la gente uno le explica la reforma, y declara que está en contra de esta barbaridad. Un segundo después dice que esto no tiene remedio. Yo escucho lo que me dicen y me acuerdo de ese bolero extraordinario de Bobby Capó, que yo recuerdo en versión de José Feliciano. Desgarrado, salido del alma machucada. "¿ Comprende que mi amor burlado fue tantas veces y se ha quedado al fin mi pobre corazón con tan poquita fe...".

¿Qué estamos haciendo mal como para que la gente no consiga la poquita fe necesaria para no dejarse abatir? A los liderazgos de la oposición nos endilgan un sinfín de atrocidades. No falta quien nos impreca, con lujo de palabrotas, y nos dice que andamos en negociaciones sucias con el régimen. No importa que no sea cierto ni que la misma gente que nos acusa sepa que sus acusaciones carecen de fundamento. La rabia puede más. Dirán los psiquiatras, los psicólogos y los curanderos de dolores del alma que la gente necesita un culpable, alguien a quien hacerle pagar el sufrimiento. Uno le escucha la ristra de insultos, y aguanta, porque sabe que en el fondo la gente lo que siente es rabia, rabia pura, elemental, justificada.

Tenemos que devolverle a la gente la fe en la democracia. Los ciudadanos en sus gritos y quejas nos dicen: "Tú tienes que ayudarme a conseguir la fe que con engaños yo perdí, me tienes que ayudar de nuevo a amar y a perdonar". En eso se me irá la vida. Me niego a hacerle la corte a Chávez. Me niego a desanimarme. Chávez no me puede robar mi espíritu democrático.

Concejal El Hatillo - Un Nuevo Tiempo





TOME NOTA
de la dirección del
Nuevo Portal Principal

www.venezuelareal.org

Más información ...

Calendario

<<   Octubre 2007  >>
LMMiJVSD
1 2 3 4 5 6 7
8 9 10 11 12 13 14
15 16 17 18 19 20 21
22 23 24 25 26 27 28
29 30 31     

Archivos

Suscríbete

Escribe tu email:

Delivered by FeedBurner

Sindicación

Alojado en
ZoomBlog