En los barrios llueve plomo

Por Venezuela Real - 7 de Octubre, 2007, 10:39, Categoría: Seguridad/Inseguridad

ERNESTO GARCÍA/SERVINECO
Ultimas Noticias
07 de octubre de 2007

Las guerras entre bandas delictivas son el principal factor de incidencia en el aumento de los homicidios
Yasmira se quedó en menos de un año sin marido, sin hermano y sin primo por un "tumbe". En lo que va de 2007 188 personas han perdido la vida por armas de fuego

Catia La Mar. Yasmira perdió, en menos de un año, a su marido, a su hermano mayor y a un primo. Aparte de enlutar a la misma mujer, estos tres homicidios tuvieron otros hechos coincidentes: cayeron asesinados con más de 16 disparos cada uno, en distintos sucesos, y ninguno pasaba de los 25 años de vida.

En lo que va de año 188 personas han sido ultimadas en el estado Vargas, cifra que sobrepasa en 30% los crímenes violentos ocurridos en 2006 (145) en el mismo período y casi iguala las de todo 2005, cuando hubo 195 homicidios, según estadísticas que maneja la Sala de Operaciones de la policía científica regional.

De acuerdo con la versión de las autoridades de seguridad local, ocho de cada 10 muertes correspondieron a ajuste de cuentas. Yasmira reconoce que todas las desgracias le llegaron al día siguiente que su pareja le "tumbó" una droga al cabecilla de una banda de Naiguatá. A partir de ese instante las únicas palabras que ella escucha son: muerte, plomo, sangre, venganza y mejor cuídate.

No fue precisamente el concubino el primero en ser ajusticiado. Fue el hermano de Yasmira, quien sólo por "echarse palos" con el cuñado, pagó. Veintidós balazos, la misma edad del hombre, le desfiguraron el rostro mientras bajaba las escaleras del barrio, a las 4 pm. No transcurrieron dos meses cuando al primo de la dama (18 años de edad) lo dejaron también como "colador" (recibió 16 tiros, en distintas partes del cuerpo), presuntamente porque fue el encargado de colocar la mercancía robada en manos de otro grupo delictivo para comercializarla.

"El dolor más grande de mi vida lo sufrí cuando una vecina me avisó que Jhonathan se desangraba a dos cuadras de la casa. Yo escuché antes una ráfaga de tiros, pero como eso era normal no le paré. Corrí, lo abracé y sólo pude escuchar su último suspiro", narró Yasmira con lágrimas en los ojos.

Jhonathan, de 21 años, murió tras ser impactado hasta en 28 ocasiones con balas de diversos calibres "Hay demasiada violencia en la calle, generada por las guerras entre bandas, que principalmente luchan por controlar las ventas de sustancias estupefacientes y muchas de ellas también se dedican al robo a mano armada", expresó el director de la Policía de Vargas, Fernando Torres Laguado.

La violenta cadena parece no tener fin y según las fuentes policiales muchas veces son castigadas personas inocentes que pagan con sus vidas los errores de allegados, familiares o amigos.

Nombres que aterran.

En la Policía de Vargas y el Cicpc local cuentan que más de un ciudadano se persigna en el Litoral Central cuando escucha hablar de bandas delictivas como "Los Plateados", "El Guaro", "Los Comunistas", "Los Tahalíes", "El Gordo", "Los Ninos" y "El Colmillo", cada una de ellas supuestamente involucradas en ventas de drogas, homicidios, asaltos, ajusticiamientos y otros delitos.


Un listón de remoquetes reposa en los registros de los cuerpos de seguridad. Allí conocen con detalle hasta los "padrinos" que cada grupo hamponil posee, los casos en los que están involucrados y las "conchas". El problema para los efectivos radica en que si no capturan al sujeto en el momento de la comisión del hecho punible o si los testigos del suceso no se atreven a declarar, "no hay vida", como lo refirió uno de los funcionarios policiales.

Baños de sangre.

En muchas de las calles de sectores como Alcabala, Cervecería, Quebrada Cariaco, Quebrada Germán, Pueblo Arriba en Naiguatá, Canaima, Marlboro, La Tropicana, Zamora y Los Olivos, los lugareños han tenido que pegar brincos para no pisar los charcos de sangre que de manera frecuente quedan como huellas de los hechos violentos.


"Antes uno escuchaba de peleas a puños, pero ahora todo el mundo está armado y por quítame esta paja, te matan", narró un vecino de Cervecería, quien recalcó que en su zona se ensañaron este año con cuatro jóvenes, entre ellos un menor, y cada uno recibió incontables disparos.

MINIMIZAR LOS CRÍMENES POR TODOS LOS MEDIOS POSIBLES

Para tratar de minimizar los hechos sangrientos en la región, la Policía de Vargas tomó algunas medidas, entre ellas la creación de un grupo de Inteligencia llamado Mantarraya, que de manera encubierta trabaja en la ubicación de guaridas y centros de distribuciones de drogas. Durante los últimos tres meses (entre julio y septiembre) practicaron 26 allanamientos y lograron la retención de más de 30 ciudadanos, la mayoría incursos en homicidios y robos.

De igual forma instalaron recientemente los llamados "puntos estratégicos de atención vecinal", en los sitios de mayor índice delictivo. Allí los uniformados intercambian informaciones con las comunidades organizadas e implementan un patrullaje de 24 horas, a pie y motorizado. Uno de los resultados más palpables tuvo lugar el pasado 30 de septiembre, cuando en horas del mediodía delincuentes del sector La Tropicana mataron a un motorizado de la zona de Marlboro. Acto seguido, las bandas de esta zona trataron de tomar venganza, pero camino a La Tropicana se toparon con un punto policial preventivo y, luego de un intercambio de disparos, "cayó" uno de los supuestos justicieros e hirieron a otro.







 










TOME NOTA
de la dirección del
Nuevo Portal Principal

www.venezuelareal.org

Más información ...

Calendario

<<   Octubre 2007  >>
LMMiJVSD
1 2 3 4 5 6 7
8 9 10 11 12 13 14
15 16 17 18 19 20 21
22 23 24 25 26 27 28
29 30 31     

Archivos

Suscríbete

Escribe tu email:

Delivered by FeedBurner

Sindicación

Alojado en
ZoomBlog