Prisionero de la guisadera

Por Venezuela Real - 7 de Octubre, 2007, 10:36, Categoría: Política Nacional

Luz Mely Reyes
Ultimas Noticias
07 de octubre de 2007

La semana pasada el presidente Hugo Chávez se hizo eco de lo que hemos venido publicando en relación con el exacerbado consumismo observado en esta gestión. Tanta bonanza y gastadera de plata ha hecho que más de uno de los que están cerquita del Jefe de Estado comente en son de burla: este socialismo me va a matar, mientras al más estilo adeco (disculpen los blancos, pero ustedes se ganaron esa fama) remueven su whisky con el dedo, fuman un puro y se dan la buena vida.

Les han llamado boliburgueses, revolucionarios de pacotilla, arribistas, oportunistas, y ellos ni se inmutan, porque saben que cualquier regaño del Presidente se diluye en la vorágine de una acción política que no conoce de límites éticos.

El Mandatario se molesta porque algunos de su entorno no tienen moral socialista, pero nada dice sobre el desvío de funcionarios que abandonan su trabajo para atender tareas partidistas y menos se refiere al uso de los bienes y recursos financieros del Estado para organizar batallones y todo lo que huela a Psuv.
 
Como sentenció el filósofo Albert Camus: en política son los medios los que deben justificar el fin. Así que nada de raro tiene que campee la corrupción, el vivalapepismo y la bonchadera a costa de los recursos públicos porque el propio Presidente se hace el paisa y ni siquiera manda a procesar a nadie. Lo más que hace, y eso a veces, es despedirlo, pero de nada vale porque tarde o temprano los bichitos se cuelan otra vez en la estructura pública.

Lo extraño de todo es que por allí siempre dicen que el Mandatario tiene seguidores capaces de hacer cualquier cosa por él. No dudo que muchos profesen un amor extraordinario hacia Chávez y tampoco dudo de su liderazgo, pero llama la atención lo poco que le paran cada vez que da una monserga.

He conocido a chavistas que han amenazado con irse a las armas si alguien ataca a su Presidente y sé de muchos dispuestos a morir, pero todavía no he visto a uno que genuinamente renuncie a sus bienes en procura de la austeridad que tanto se reclama.

Si hacen una revisión a ojo por ciento de los bienes de ministros y de muchos funcionarios, sólo unos muy pocos pasarán la prueba de la pureza revolucionaria.

Al resto le encanta el bienestar de la vida pequeñoburguesa, habitan en buenas zonas, envían a sus hijos a escuelas privadas, pasan vacaciones en el extranjero o en los mejores sitios de la geografía nacional, asisten a clínicas privadas y, si no toman whisky, por lo menos tampoco consumen ron pecho cuadrado, sino uno al que hay que mezclar con Perrier.

No hay estructura moral que aguante tanto bochinche.

Aquí los que son funcionarios honestos terminan vapuleados por los pillos, y más de uno soporta presiones de sus "superiores" para que guisen o por lo menos para que se hagan los bobos. ¿Acaso el Presidente no lo sabe? ¿O es prisionero de la guisadera? A riesgo de que intenten fusilarme como han pretendido con Ilan Chester, por decir que él cree que Chávez tiene buen corazón, estoy convencida de que al Mandatario no lo mueven razones egoístas para promover el proyecto que encabeza. Supongo que está seguro de que es lo mejor para la sociedad venezolana.

Pero cuando veo cómo daña con los pies lo que hace con las manos recuerdo lo que decía mi abuelita: De buenas intenciones está empedrado el camino al infierno.








TOME NOTA
de la dirección del
Nuevo Portal Principal

www.venezuelareal.org

Más información ...

Calendario

<<   Octubre 2007  >>
LMMiJVSD
1 2 3 4 5 6 7
8 9 10 11 12 13 14
15 16 17 18 19 20 21
22 23 24 25 26 27 28
29 30 31     

Archivos

Suscríbete

Escribe tu email:

Delivered by FeedBurner

Sindicación

Alojado en
ZoomBlog