¿Quién traiciona a quién?

Por Venezuela Real - 7 de Octubre, 2007, 16:02, Categoría: Seguridad/Inseguridad

Juan Martín Echeverría
El Universal
07 de octubre de 2007

Estamos a más de ocho años de régimen y los barrios pagan una cuota macabra de vidas perdidas

La expansión del poder público domina todos los espacios, acorrala al sector privado y concentra en una sola persona la gobernabilidad, dejando a un lado el amplio proceso de descentralización y la vigencia de los municipios, alcaldías y gobernaciones.

Ha nacido un poder paralelo, que no se sustenta en el voto de los ciudadanos, sino en la designación a dedo de los consejos comunales; sin embargo, la legitimidad de origen tiene que ir acompañada de una condición necesaria: mantener la legitimidad de cada uno de los actos de gobierno y garantizar la vida y la propiedad.

En ese escenario nos hemos convertido en uno de los seis países más violentos del mundo, con un estimado de seis millones de armas en las calles, la cuarta parte identificada y 23.000 tienen registro digital de acuerdo a las declaraciones de Marcos Gómez, director de Amnistía Internacional, organismo que promueve la campaña "No dispares" desde el pasado 1° de octubre. Las estadísticas confirman que el 85% de los homicidios se cometen con armas de fuego y esta es la primera causa de muerte de los jóvenes entre 15 y 29 años; en fin, las proyecciones nos conducen, de forma inexorable, hacia la aterradora cifra de 20.000 homicidios al año.

Hay frustración, rabia y sentimientos entremezclados, ante la desidia oficial frente a parte de las demandas sociales, igualmente pasiones, frustraciones y reclamos cuando las autoridades tienen pendiente una prioridad, que compromete al Gobierno y a la sociedad en la prevención y sanción del crimen organizado, los secuestros, los delitos de alta violencia y los delitos masivos, que afectan a un elevado porcentaje de la población. Por ello hay que estudiar las acciones exitosas, desarrolladas en Bogotá y otras ciudades, que siempre han comenzado por un publicitado y eficiente programa de desarme de la población.

Puntualicemos, a las armas oficiales hay que hacerles un registro y archivar el correspondiente disparo de prueba; las armas decomisadas, después de su experticia, deben ser destruidas; los civiles que porten armas deben demostrar la posesión legítima y de lo contrario debe procederse al decomiso e inmediata averiguación. ¿Se ejecutan en la práctica estos procedimientos? ¿Por qué hay motorizados que se desplazan sin placas y con armas, alentados por la permisividad de las autoridades? ¿Es posible, una acción nacional de desarme?

Sin rubor los funcionarios afirman que la estadística de homicidios, secuestros y otros delitos ha disminuido, mientras las encuestas, la información de los medios y el comentario de boca en boca de los ciudadanos señala la inseguridad galopante. Es esencial disponer de suficientes recursos logísticos, capacitar a los funcionarios, lineamientos de fondo, estrecha coordinación con la administración de justicia y voluntad política; la excusa gubernamental es explicar las cifras desbordadas como consecuencia de la lucha entre bandas, negligencia de las víctimas y fallas de los gobiernos anteriores. Estamos a más de ocho años de régimen y los barrios pagan una cuota macabra de vidas perdidas, el crimen organizado se potencia por la impunidad y el tráfico de drogas, y el secuestro y la corrupción son los dueños del escenario. ¿Quién traiciona a quién?







TOME NOTA
de la dirección del
Nuevo Portal Principal

www.venezuelareal.org

Más información ...

Calendario

<<   Octubre 2007  >>
LMMiJVSD
1 2 3 4 5 6 7
8 9 10 11 12 13 14
15 16 17 18 19 20 21
22 23 24 25 26 27 28
29 30 31     

Archivos

Suscríbete

Escribe tu email:

Delivered by FeedBurner

Sindicación

Alojado en
ZoomBlog