¡Chávez sí, Reforma NO!"

Por Venezuela Real - 8 de Octubre, 2007, 16:42, Categoría: Cultura e Ideas

Ibsen Martínez
TalCual - Contraportada
08 de octubre de 2007

1.-

Esta crónica iba a llamarse "perder en cuestión de método", usurpando el título de la novela del narrador colombiano Santiago Gamboa, porque en ella pensaba discurrir sobre la oposición venezolana, tan propensa a botar el juego en la segunda del noveno.

Quedará para otro día: los automatismos son los automatismos, y lo que escribí sin pensar esta mañana fue una consigna que viene dándome vueltas en la cabeza desde que supe que había sido proferida por un chavista de a pie. Por alguien que se opone a la reforma constitucional que le ha "propuesto" su propio líder, Chávez.

Ojo que el chavista de mi cuento existe, es de carne y hueso, y no es asimilable a la estirpe fantasmal de los taxistas con los que, según él, departe Fernando Mires, un profesor chileno que vive en Alemania, viene de vez en cuando a Venezuela, opina profusamente sobre lo que nuestra oposición debe hacer y se arrecha muchísimo si en la internet lo malinterpretan los venezolanos, de tan polarizados y ofuscados que están.

Invocar las opiniones de taxistas reales o imaginarios para avalar lo que uno piensa es uno de los tics favoritos de los "analistas políticos".

[Aquí calza bien una digresión sobre los taxistas considerados como muestra confiable de la opinión general: la ocurrencia del gran George Burns, al decir que el mundo anda patas arriba porque los únicos tipos que tienen las soluciones definitivas a todos los problemas están subempleados haciendo de taxistas.

Recuerdo a un ex dirigente nacional del MAS quien, en los años setenta, recurría frecuentemente al "argumento del taxista" para vigorizar sus pareceres acerca de lo que realmente pensaba del MAS el común de las personas. Siempre que podía, el buen hombre decía cosas como: "el taxista que me trajo me dijo..." . Un desalmado chusco, llamado Jean Maninat, quien militaba conmigo en aquella tolda, dio en llamar a esa fuente imaginaria "el taxista de Jacobo", nunca supe bien por qué. Hora de volver con el chavista que dijo: "Chávez sí, reforma no"

2.-

El chavista que sabe hacer la distinción entre el líder a quien aprecia y la reforma que no le gusta habló, espontáneamente y sin coerción alguna, con un corresponsal extranjero, amigo de un amigo mío que dirige una revista en Washington.

La revista no es la de Moisés Naím, sino otra.

El corresponsal anduvo entre nosotros, por su cuenta y riesgo, tratando de urdir un reportaje que tenía apalabrado con varias publicaciones.

Como el corrresponsal no está todavía en la liga de los Jon Lee Anderson o Alma Guillermoprieto, tiene que echarle un camión de bolas.

Tiene a su favor que es "niuyorrican" y por ello se expresa razonablemente bien en un castellano que suena a letra de "regetón friky" que lo ayuda a mimetizarse bien en la ecología humana de nuestras barriadas.

En estos días me llamó –suele pasarme– para conversar sobre la situación venezolana.

Cuando le pregunté con quiénes había hablado, me soltó la lista habitual de opositores y funcionarios gubernamentales reticentes. Le sugerí un par de nombres de la llamada "red de los barrios".

No fui más lejos porque estoy persuadido de que no puedo explicarle el país ni vaticinar lo que va a pasar a nadie. Para eso están Luis Vicente León, Alberto Garrido y demás zahoríes.

3.-

Sumarizo ahora las impresiones que nuestro hombre recogió en el lado oeste de la ciudad en torno al asunto de la reforma constitucional y, aunque debería ser innecesario, me apresuro a subrayar que se trata de sus impresiones y no de las mías, no vaya a ser que los guerreros de internet me citen torcidamente.

El niuyorrican dice que, a juzgar por lo que pudo ver y escuchar, "la oposición se preocupa y el chavismo se ocupa." Me gustó ese giro orteguiano en boca de un nativo del South Bronx.

Cuenta que estuvo, no en una, sino en varias "discusiones dirigidas". Que ellas demuestran una clara intención de movilización encaminada a que el acarreo de votantes oficialista resulte exitoso. Sobre esto último mostró sus dudas, porque a las discusiones concurre poca gente, y que la que acude no tiene mayor interés en el derecho constitucional comparado, sino que ve en ellas la ocasión de reclamar al compañero rojo rojito lo que le tienen ofrecido o lo que le vienen incumpliendo.

Que, bajo la retórica y las fórmulas de trato izquierdistas, advirtió mucha irritación de burro embarcado en el extremo de la cadena directamente beneficiario de las misiones.

Que el tema de la reconversión monetaria, por ejemplo, no alcanza a entenderse del todo y que, en muchos casos, se percibe como una merma.

Dice que para muchos está claro que la nuez de la reforma es la pretensión de perpetuarse en el poder. Que esa pretensión no se compara favorablemente con el mar de calamidades que acogota al soberano chavista y advirtió el ánimo soterrado de castigarla votando contra la reforma sin melindres, por lo mismo que votar contra ella no es votar contra Chávez.

Fue entonces cuando mencionó la frase que escuchó de labios de un particular y con la que titulo mi bagatela de hoy lunes. Quienquiera lo haya dicho tiene bien afinado el detector de crucialidades.

4.-

Mientras la oposición recurre en el debate sobre si es o no indigno o pertinente o siquiera útil acudir a votar con un árbitro puesto por el gobierno, el "tejido conjuntivo" del chavismo entiende algo en lo que quizá Chávez mismo no ha parado mientes: que no está brindando una ocasión para "salir de él" a la ucraniana pues, hasta donde alcanza a verse, su cargo está ya seguro hasta 2012.

Lo que sí anda buscando Chávez, en su empeño de reformar la Constitución, es alqo que podría –podría, por ahora diré sólo que podría– ser un duro revés: que partidarios y opositores, con las razones de cada quien, le maten el gallo de la presidencia vitalicia en la mano.

Con lo que tendríamos a un Chávez volando el resto de su período con una turbina apagada.

"Chávez sí; reforma no". No es mala la consigna del chavista desconocido y descontento.

La oposición bien podría pensar en ella un rato, tratando de sacarle el máximo provecho a todo lo que encierra, pero quizá sea pedir demasiado realismo.






TOME NOTA
de la dirección del
Nuevo Portal Principal

www.venezuelareal.org

Más información ...

Calendario

<<   Octubre 2007  >>
LMMiJVSD
1 2 3 4 5 6 7
8 9 10 11 12 13 14
15 16 17 18 19 20 21
22 23 24 25 26 27 28
29 30 31     

Archivos

Suscríbete

Escribe tu email:

Delivered by FeedBurner

Sindicación

Alojado en
ZoomBlog