Diseño de los billetes venezolanos son una incógnita

Por Venezuela Real - 8 de Octubre, 2007, 13:57, Categoría: Economía

DAVID SMOLANSKY
El Nacional
08 de octubre de 2007

Eliminación de ceros en la moneda no fortalece la economía
El cambio en la unidad no ha logrado frenar la inflación ni la devaluación

La Ley de Reconversión Monetaria, que se promulgó el 6 de marzo, permitirá, según el Banco Central de Venezuela, que la nueva denominación bolívar fuertesea más eficiente en el sistema de pago por el manejo de cifras más pequeñas, disminuirá los gastos operativos de la banca pública y privada, reducirá la tenencia de papel moneda (12 y 16 unidades por persona) e impactará favorablemente el manejo presupuestario de los estados, alcaldías, consejos comunales, empresas públicas y pequeñas industrias.

Sin embargo, la eliminación de algunos ceros en la moneda, de acuerdo con economistas, tiene un efecto más psicológico que económico.

Los consumidores tienden a percibir los bienes y servicios como más barato, sin que ello signifique una mejoría real en el sistema financiero. Las realidades de otros países latinoamericanos demuestran que los efectos de una reconversión monetaria no son siempre positivos: no se ha podido frenar la inflación y la moneda continúa devaluándose.

En 1985, el Gobierno de Argentina cambió el sistema monetario debido al alto índice inflacionario y la pérdida del poder de la moneda. 1.000 pesos argentinos equivalieron a un austral. Se aplicaron medidas económicas como la congelación de precios y salarios, regulación de las tasas de interés, eliminación del déficit fiscal mediante impuestos adicionales, incrementos en las tarifas de los servicios públicos y reducción de los gastos.

"La inflación bajó al principio.

Después de dos años subió bastante", explicó el economista José Guerra.

Los altos precios generaron una inestabilidad que obligó al presidente Carlos Menem a decretar una nueva reconversión en 1992: 10.000 australes equivalían a un peso, pero no produjo los efectos esperados.

El cono continuó devaluándose hasta 2001, no fue posible frenar la inflación y los argentinos siempre mostraron desconfianza ante las medidas emprendidas.

México cambió su unidad en 1993 para fortalecer la economía y creó el nuevo peso equivalente a 1.000 pesos. En los 2 años previos a la adopción de esta medida la inflación bajó casi 9 puntos porcentuales, desde 17,2% en 1991 a 8,6% en 1992. "A principios de los noventa la economía recuperó su estabilidad y el Gobierno quiso darle más fuerza a través de la reconversión", explicó un funcionario del departamento de prensa de la Embajada de México en Caracas, quien no quiso revelar su nombre.

El papel moneda tradicional circuló simultáneamente con los nuevos metales y después se realizó el cambio de diseño de los billetes del nuevo peso mexicano. No obstante, comentó el funcionario, a finales de 1994 ocurrió una excesiva fuga de divisas ( "efecto tequila"), la inflación superó 17% y el impacto que se buscaba con la reconversión fue a muy corto plazo. Estados Unidos intervino en la economía mexicana a través del tratado de libre comercio (Nafta, por sus siglas en inglés) con préstamos y financiamientos que detuvieron la devaluación y evitaron una peor crisis.

A finales de 1985, la inflación en Brasil alcanzó 244,3% y el Gobierno llevó a cabo una reconversión para reducirla y recuperar el crecimiento económico. Nació el cruzado, que equivalió a 1.000 cruceiros.

Esta propuesta fracasó hasta el punto que la inflación llegó a 400% y en 1993 se debió iniciar un programa de estabilización económica. Este proyecto controló el alto gasto público, estableció el equilibrio de las cuentas del Gobierno y se emitió una moneda estable que garantizara poder adquisitivo, el real que valía 1.000 cruzeiros. "El cruzeiro fracasó por la hiperinflación, mientras que el real fue exitoso. Se controló el gasto público y el Banco Central de Brasil se independizó", dijo Guerra.

En Venezuela aún están por verse los efectos de la reconversión, pues será en enero de 2008 cuando entre en vigencia. Las medidas hasta ahora anunciadas guardan similitudes, según firmas consultoras, con la que se implementó en Mozambique. El Banco Central del país africano decretó que a partir del primero de julio de 2006, el metical (MT) fuera sustituido por el metical de la nueva familia (MTN) a una tasa de cambio de 1.000 MT a1 MTN. Se colocó obligatoriamente por nueve meses la doble indicación de precios en los productos y después de un año finalizó la coexistencia del papel monetario tradicional como medio de pago.

Recientemente, los mozambiqueños empezaron a cambiar la vieja moneda por la nueva en las instituciones financieras. La medida está en pleno proceso de desarrollo y evaluación por lo que todavía no se ha estudiado su impacto en la economía.

Nuevos billetes.

Ha pasado casi una semana desde que todos los locales comerciales comenzaron a publicar los precios de los productos en bolívares fuerte y a pesar de la confusión natural que puede generar adaptarse a un nuevo sistema monetario o el impacto económico que esta medida podría ocasionar, los billetes y las monedas son una incógnita.

"El nuevo papel continúa en proceso de elaboración y serán presentados a mediados de octubre", indicó el director del ente emisor Armando León.

La nueva cara del papel moneda es una incertidumbre, genera intriga. El color, los próceres, los símbolos y hasta los paisajes plasmados en esos pliegos y metales que se utilizan diariamente forman parte -aunque no parezca- de una idiosincrasia. A veces el nombre de una moneda tiene un valor incalculable dentro de su cotización en el mercado porque permite reconocer de dónde proviene. El dólar de Estados Unidos con la cara de George Washington o la libra esterlina de Gran Bretaña con el rostro de la reina Isabel II son reconocidos en el ámbito mundial y representan una cultura.

Sobre el diseño o imagen que tendría el bolívar fuerte, el presidente de la Casa de la Moneda, Luis Eduardo Ortega, señaló que el tema está reservado al directorio. "No estoy autorizado a dar declaraciones", dijo el funcionario.

Sin embargo, el superintendente nacional tributario, José Vielma Mora, sí ofreció algunos detalles. Declaró que los billetes tendrán imágenes de indígenas, flora, fauna y algunos próceres de la independencia. "El primer lote de monedas arribó al puerto de La Guaira procedente de Italia.

Éstas serán distribuidas en las subsedes del Banco Central de Venezuela", agregó el oficial.

Para algunos especialistas, la implantación de los billetes servirá como un instrumento propagandístico que impacte ideológica y psicológicamente a la sociedad venezolana. Guerra está convencido que en el nuevo cono se exaltarán algunos héroes que ha promovido el presidente Hugo Chávez.

Pronosticó que Ezequiel Zamora estaría en uno de los papeles.

"Se debió haber hecho más énfasis en la nueva imagen que en el valor del bolívar fuerte. Mucha gente no va a saber las características (de los billetes) en estos meses", subrayó el economista y profesor de la Universidad Católica Andrés Bello Ronald Balza, quien agregó que el BCV a través de sus propagandas ha hecho creer que va a existir una economía sólida por el bolívar fuerte y el control de precio.





TOME NOTA
de la dirección del
Nuevo Portal Principal

www.venezuelareal.org

Más información ...

Calendario

<<   Octubre 2007  >>
LMMiJVSD
1 2 3 4 5 6 7
8 9 10 11 12 13 14
15 16 17 18 19 20 21
22 23 24 25 26 27 28
29 30 31     

Archivos

Suscríbete

Escribe tu email:

Delivered by FeedBurner

Sindicación

Alojado en
ZoomBlog