Las fuentes ocultas de Lenin

Por Venezuela Real - 13 de Octubre, 2007, 13:48, Categoría: Cultura e Ideas

Elías Pino Iturrieta
El Universal
13 de octubre de 2007

La enseñanza del leninismo planeada por el Gobierno enfrentará serios desafíos, si se quiere realizar en forma honrada para que los jóvenes y sus familiares sepan a qué atenerse. Como el acervo de Vladimir Ilich no se reduce a teorías sino que también ocupa con amplitud el campo de la práctica sobre sociedades en cuyo cuerpo pretende el ejercicio de diversas conductas, los programas de los liceos tendrán que ocuparse de su difusión con el debido equilibrio. Pero no es ese el problema que presenta el insólito magisterio. Las fuentes del modelo escogido para los liceístas venezolanos apuntan hacia inconvenientes de ocultamiento y manipulación sobre los cuales conviene llamar la atención ahora, con el objeto de advertir sobre los riesgos encerrados en las ideas que el Gobierno pretende convertir en rutina de aprendizaje.

Después de la muerte de Lenin, sucedida en 1924, comenzó a prepararse la publicación de sus Obras completas. Las primeras ediciones salen a la luz entre 1930 y 1940. Luego, iniciada por el régimen de Kruschev, entre 1958 y 1965 se termina una serie de 55 volúmenes declarada oficialmente como recopilación exhaustiva. Se consideró entonces que los interesados podían manejar el conjunto redondo de las fuentes para el análisis del autor, pero el futuro deparaba sorpresas. Luego del derrumbe del régimen soviético los archivistas se toparon con millares de documentos, que se habían mantenido en secreto por orden superior. De acuerdo con una nota confidencial aparecida en diciembre de 1991, días antes de la dimisión de Gorbachov, el director del Instituto de Marxismo-Leninismo había ordenado el ocultamiento de 3.724 manuscritos. "Así como no se publicaron en su oportunidad, deben permanecer en clausura en la situación presente y más adelante", había dispuesto el funcionario.

¿Por qué el premeditado escamoteo? La lectura de los papeles escondidos reveló tres aspectos esenciales. Primero: entre 1918 y 1919, Lenin determinó el desarrollo de una violencia desenfrenada en un conjunto de Estados independientes con el propósito de someterlos por la fuerza a la cadena de Moscú. Segundo: las presiones incluían el incremento de las tensiones étnicas y nacionales, a través de las cuales se llevaría hasta los agujeros del desgarramiento a las fuerzas de la oposición. Tercero: en 1921, cuando puso en marcha un plan denominado Nueva Política Económica, ordenó una gestión de terror y depuración para eliminar las antipatías del pueblo contra la orientación que estaba estrenando. El director del instituto argumentó que se trataba de "papeles contradictorios", un eufemismo para referirse a la mentalidad policial y al oscuro talante conspirativo del ídolo a quien protegía. La excusa pretendía tapar descomunales goteras por las cuales chorreaba la sangre, según se desprende de una primera publicación de tales órdenes que circuló en 1999 con 420 piezas documentales desconocidas hasta entonces por el público.

En esa elocuente edición circula un telegrama dirigido en 1918 a los funcionarios Kouraviev y Minkin, responsables del partido en la región de Penza, en el cual se puede leer: "Camaradas: el malestar en sus cantones debe ser aniquilado sin piedad. Así lo exige el interés de la revolución. Es necesario: a) Capturar (pero de una manera que la gente vea) no menos de cien contrarrevolucionarios, ricos, vampiros conocidos. b) Publicar sus nombres. c) Quitarles todo el grano. d) Mostrarlos e insultarlos, de manera que el pueblo vea y tiemble. Acusen recibo del presente telegrama y pongan en ejecución mis instrucciones. Vuestro Lenin. PD: Utilicen a la gente más dura". Como no recibe la sumisión que espera, envía una nueva orden en la que explota con una amonestación: "Estoy extremadamente sorprendido de la falta de toda información concreta concerniente a la represión ordenada. No quiero creer que ustedes hayan demostrado debilidad en la confiscación ejemplar de todo el patrimonio de los enemigos, especialmente los cereales. Lenin".

Los telegramas son apenas una muestra de un conjunto en el cual abundan los testimonios de la crueldad fomentada por el tirano en el ejercicio de un poder omnímodo, de la inhumanidad y la truculencia que encarnó en su afán de establecer el comunismo en Rusia y en las naciones circunvecinas. La magnitud de los crímenes aconsejó su ocultamiento, pero con el transcurso del tiempo se pusieron a descubierto. En consecuencia, el ministro del Poder Popular para la Educación y el Presidente de la República Bolivariana de Venezuela no pueden actuar con disimulo frente a unos contenidos que ahora permiten la cabal apreciación del sujeto a quien han escogido como paradigma de la juventud. En el caso de que adviertan escándalo en ellos, desde luego, como lo haría cualquier juicioso padre de familia.





TOME NOTA
de la dirección del
Nuevo Portal Principal

www.venezuelareal.org

Más información ...

Calendario

<<   Octubre 2007  >>
LMMiJVSD
1 2 3 4 5 6 7
8 9 10 11 12 13 14
15 16 17 18 19 20 21
22 23 24 25 26 27 28
29 30 31     

Archivos

Suscríbete

Escribe tu email:

Delivered by FeedBurner

Sindicación

Alojado en
ZoomBlog