¿Polarización? ¡No!

Por Venezuela Real - 14 de Octubre, 2007, 13:24, Categoría: REFORMA CONSTITUCIONAL

ALBERTO QUIRÓS CORRADI
El Nacional
14 de octubre de 2007

El otro día, mientras sufría pena ajena al oír a Chávez en cadena nacional, lápiz en mano, decirle a un grupo de médicos que habiendo hecho personalmente algunos cálculos y recálculos se había convencido de que había recursos suficientes para aumentarles el sueldo, ratifiqué mentalmente lo que todo el mundo en Venezuela sabe: Presidente que acuda a una reelección tiene todas las ventajas indebidas sobre cualquier otro contrincante.

Chávez utiliza esas ventajas sin pudor alguno, en cualquier acto electoral que se presente y la posibilidad de un referendo para aprobar una nueva constitución no será una excepción. Ofrece villas y castillos, materializa algunas ofertas, abusa de las cadenas para informar sobre los supuestos beneficios de la "reforma" y repite, hasta la saciedad, ofertas como la reducción de la jornada de trabajo y un fondo social para los trabajadores del sector informal como si fuesen beneficios sólo logrables a través del texto constitucional.

Lo cual es demostrablemente falso. Todo lo anterior apunta a un rechazo ciudadano a la nueva constitución propuesta sin que eso signifique diseñar una estrategia que nos polarice entre los que apoyan y los que no apoyan a Chávez. Lo que el "referendo" representa es la oportunidad de oponerse a un proyecto específico (nueva Constitución) sin pretender sacar a Chávez del poder.

El referendo revocatorio (2004) y la elección presidencial (2006) eran actos a favor o en contra de Chávez. Este nuevo proyecto puede ser combatido por amigos y no partidarios del régimen. En este sentido, el artículo de Ibsen Martínez en Tal Cual del 8/10/07 "Chávez Si, Reforma No", tiene mucho sentido. Aunque no lleguemos al "Chávez Si" podemos decirle "No" a la nueva constitución sin personalizar la negativa en Chávez.

Esto tiene múltiples ventajas. Entre ellas: -Permite a partidarios del régimen oponerse a la "reforma" sin identificarse con la oposición formal en su rechazo a Chávez. -Al no personalizar en Chávez el rechazo a la "reforma" no se le da al presidente la oportunidad de defenderla ofreciendo y/o concediendo "favores" a la ciudadanía, divorciados en lo formal del proyecto constitucional. El rechazo al proyecto no es un ataque frontal a su persona. Lo que él haga en lo personal para buscar el favor popular puede ser bien recibido por chavistas y no chavistas, sin comprometer su rechazo a la "reforma". -El hecho de que la oposición no tenga un líder único capaz de competir con Chávez, es una ventaja, pues evita la polarización hombre a hombre y plantea la discusión como una entre ciudadanos que apoyan o no la "reforma", independientemente de que apoyen o no a Chávez.

No hay duda que para derrotar a esta "reforma" el camino más expedito para la oposición sería evitar que se llegase a un referendo, llevando al régimen a retirar su proposición. Esta acción evitaría una posible división de la oposición entre los que querrán votar y los que preferirán abstenerse. Para los partidarios de Chávez, aunque opositores a la "reforma", sería menos traumático no tener que acudir al referendo, que abstenerse o votar en contra del proyecto. Y, para el régimen, representaría una opción preferible a la de una posible derrota electoral.

En cualquier caso, no personalizar la oposición a la "reforma" ayudará a los venezolanos a comprender las terribles consecuencias que sufrirán, de aprobarse esta nueva constitución, evitando así que la figura de Chávez se convierta en el centro del debate, excluyendo del conocimiento ciudadano a todo lo demás





TOME NOTA
de la dirección del
Nuevo Portal Principal

www.venezuelareal.org

Más información ...

Calendario

<<   Octubre 2007  >>
LMMiJVSD
1 2 3 4 5 6 7
8 9 10 11 12 13 14
15 16 17 18 19 20 21
22 23 24 25 26 27 28
29 30 31     

Archivos

Suscríbete

Escribe tu email:

Delivered by FeedBurner

Sindicación

Alojado en
ZoomBlog