Impuesto sorpresa

Por Venezuela Real - 15 de Octubre, 2007, 16:52, Categoría: Economía

Gustavo Gil
TalCual
15 de octubre de 2007

El Día de Todos los Santos, el Gobierno resucitará el Impuesto al Débito Bancario con el nombre de Impuesto a las Transacciones Financieras. Se trata, según los analistas, de una medida fiscal que luce confiscatoria y extemporánea, puesto que las cuentas nadan sobre los saldos que proporcionan los dólares petroleros

Veinte meses después, el Gobierno pone otra vez en marcha un impuesto al débito bancario. Esta vez para pechar sólo a las personas jurídicas, pero perjudicando a todo el mundo por la vía de la inflación.

Las cargas impositivas ya fueron rechazadas por las autoridades de la Cámara de Radio y por voceros del sector bancario, como el presidente del Banco Venezolano de Crédito, Oscar García Mendoza, quien catalogó de “cínica” la actitud del Gobierno.

Exactamente hace un año, el Seniat anunció que no habría nuevos impuestos en 2007, pero ahora toma por sorpresa a los inversionistas, que se sienten desconcertados.

García Mendoza acota al respecto que “en este momento de altos precios del petróleo, este Gobierno está aumentando los impuestos.
 
En febrero de este año decía que se estaba eliminado el Impuesto al Débito Bancario (IDB) y que bajando el Impuesto al Valor Agregado (IVA) disminuiría la inflación.

Ahora dice que están creando un impuesto, que es muchísimo más fuerte, que es el de las Transacciones Bancarias, para bajar la inflación. Significa que son cínicos y que creen que todos los venezolanos somos tontos”, dijo el banquero venezolano.

El nuevo tributo entrará en vigor el primero de noviembre, Día de Todos los Santos, y establece una tasa de 1,5% . Deberá ser cancelado por las empresas y los bancos de acuerdo con las transacciones que realicen sobre sus cuentas. También deberán pagarlo las organizaciones privadas sin fines de lucro, por todas las transacciones o débitos que hagan.

LO TRASLADARÁN AL PRECIO FINAL

“El Gobierno está vendiendo la idea según la cual este impuesto lo van a pagar sólo las empresas, pero en definitiva esas firmas están sufriendo una pérdida que de alguna manera se trasladará al precio final, deteriorando nuevamente el poder adquisitivo del venezolano”, dijo el analista y profesor de la Universidad Católica Andrés Bello, Miguel Angel Santos.

Santos se refirió de esta manera al nuevo Impuesto a las Transacciones Financieras (ITF), que será cobrado hasta el 31 de diciembre del próximo año y que se espera recaude un monto superior a los 930 millardos de bolívares solamente en 2007.

–En términos de economía doméstica, importa muy poco quien paga el impuesto porque siempre saldrá más afectado el eslabón más débil de la cadena: el consumidor.

Si las empresas intentan trasladar el costo del ITF al producto o al servicio final, pero se ven impedidas por el control de precios, entonces lo que se avecina es más escasez–, explica Santos.

En un principio, cuando se publicó la ley en la Gaceta Oficial, el superintendente tributario, José Vielma Mora, manifestó que el tributo sería aplicado por un lapso de dos meses, pero finalmente se corrigió el error y se anunció que el gravamen seguirá hasta el próximo ejercicio, con lo cual el Fisco contará con otra fuente de ingresos, y más cuando el gasto del 2008 tiene nuevas obligaciones.

Buscar una explicación de por qué el Gobierno recurre a este expediente no luce una tarea sencilla, pero alguien tiene que hacerlo y Santos no rehúsa el compromiso.

–Al parecer, al Gobierno ya no le alcanza la plata. Cabe recordar que este año bajaron el IVA de 14% a 11% y luego a 9% . El alza de los precios del petróleo ha debido compensar la merma en el ingreso por recaudación fiscal, pero es evidente que el Gobierno se está planteando unos niveles de gasto y de flujo de sus cuentas en el exterior, que es lo más importante, que los obliga a llevar adelante este nuevo impuesto. Es preocupante que con un precio por barril de petróleo que supera los 75 dólares haya que aplicar un impuesto al débito. Caldera lo hizo durante la crisis bancaria y el propio Chávez lo hizo durante los sucesos de 2002, pero ¿cuál es la emergencia hoy?–, preguntó Santos.

La visión del economista Ricardo Villasmil es coincidente con la de Santos, pero añade un matiz de orden político.

–Tal vez la gente no lo va a sentir directamente y este impuesto viene a compensar los ajustes hechos sobre el IVA. Desde el punto de vista netamente fiscal, es injustificable, pero políticamente responde a las directrices emanadas de un Gobierno que no es muy amigo de la inversión privada y al cual no le importa poner en marcha medidas que parecen confiscatorias–, añadió Villasmil.
 
 • PRECIOS Y ESPECULACIÓN

Cuando faltan apenas 47 días para el referéndum constitucional, el Gobierno pone en marcha mayores impuestos sobre cigarrillos y licores, una medida impopular que además no significa gran cosa a la hora de ver las cuentas por ingreso.

A estas alturas, ya todas las empresas hicieron sus ajustes a la tasa de inflación que se disparará a finales de año. Bajo el argumento de la reconversión monetaria, las empresas ajustaron sus precios.

El impuesto al cigarrillo pasó de 50% a 70% y el de licores va de acuerdo con la bebida.

La aceleración de los precios en las últimas dos semanas fue brutal y la especulación se puede medir con la devaluación sufrida en el dólar paralelo.

Lo que prevalece sobre el mercado es la incertidumbre acentuada por la reforma constitucional, la reconversión monetaria y ahora el ITF.







TOME NOTA
de la dirección del
Nuevo Portal Principal

www.venezuelareal.org

Más información ...

Calendario

<<   Octubre 2007  >>
LMMiJVSD
1 2 3 4 5 6 7
8 9 10 11 12 13 14
15 16 17 18 19 20 21
22 23 24 25 26 27 28
29 30 31     

Archivos

Suscríbete

Escribe tu email:

Delivered by FeedBurner

Sindicación

Alojado en
ZoomBlog