IGLESIA: Una Constitución ilegítima puede generar anarquía, anomia y violencia

Por Venezuela Real - 18 de Octubre, 2007, 19:20, Categoría: REFORMA CONSTITUCIONAL

REYNALDO TROMBETTA
El Nacional
18 de octubre de 2007

Baltazar Porras: La reforma está viciada y es moralmente inaceptable
El arzobispo de Mérida cree que el gobierno del presidente Chávez pretende imponer una nueva Carta Magna a través del engaño

Lo que el gobierno intenta presentar como una reforma es, a juicio de monseñor Baltazar Porras, algo que va mucho más allá: se trata de una nueva Constitución, de un naciente pacto social, que modificará la estructura del Estado y los fundamentos de la vida social y económica del país.

"Se trata de una propuesta y de una metodología que está viciada y es moralmente inaceptable", denunció ayer el arzobispo de Mérida durante el foro Jornada sobre la Reforma Constitucional, que se realiza hasta hoy en la Universidad Central de Venezuela.

El problema es que la nueva Constitución no nacería de un pacto entre todos los sectores de la vida nacional. "Estamos ante una imposición y, además, engañosa, así que la reforma pierde legitimidad. Y cuando se pierde la legitimidad, lo que se genera es una anarquía, una situación de anomia, seguida de la violencia como vía para imponerse", declaró Porras.

El arzobispo puso como ejemplo de esto la Constitución de 1811, que fracasó porque fue un pacto social que no representaba a la mayoría venezolana, sino a una minoría. "Vemos, entonces, como se generó una guerra civil", recordó.

Porras cree que la actual propuesta de reforma le da más atribuciones al Estado que a los ciudadanos, y es una reforma para un Estado autoritario y autocrático. "Las instituciones están al servicio del poder y no de los ciudadanos. Se pretende acabar con la descentralización, que es uno de los factores de equilibrio de poder que existen hoy en día", dijo.

"Una de las claves de esta propuesta es darle legalidad a una serie de normas que hacen que cualquiera de nosotros se convierta en un potencial delincuente", lamentó. "Si se restringe el derecho a la libertad, a la información, a la reunión, el estar nosotros reunidos aquí en este momento nos convierte en personas fuera del Estado de Derecho".

Porras también criticó la "manera negativa" en que se introduce el tema del poder popular dentro de la reforma.

"Porque se me da poder en la medida en que cedo algo más.

Y eso no es un auténtico poder social ni es un verdadero sentido de participación.

Esto, desde el punto de vista moral y ético, es peor. Porque lo que hace es prostituir al ser humano mediante el soborno, el ofrecimiento y la dádiva", señaló.

El arzobispo no se atrevió a hacer un llamado a que el pueblo participe en el referéndum.

"El voto es el último eslabón de un proceso de participación. Uno no puede plantear sin más si va a votar o no, si no da otros pasos anteriores", dijo. "La abstención puede tener un valor moral, pero tiene muy poco valor político. Lo que no podemos hacer es cruzarnos de brazos. Toda sociedad se construye mediante la participación activa".






TOME NOTA
de la dirección del
Nuevo Portal Principal

www.venezuelareal.org

Más información ...

Calendario

<<   Octubre 2007  >>
LMMiJVSD
1 2 3 4 5 6 7
8 9 10 11 12 13 14
15 16 17 18 19 20 21
22 23 24 25 26 27 28
29 30 31     

Archivos

Suscríbete

Escribe tu email:

Delivered by FeedBurner

Sindicación

Alojado en
ZoomBlog