Virginia Contreras: "La solución no está en la OEA"

Por Venezuela Real - 18 de Octubre, 2007, 14:31, Categoría: Política Internacional

REYES THEIS
El Universal
18 de octubre de 2007

Entrevista // Virginia Contreras, ex embajadora de Venezuela ante la OEA
"En el extranjero, ni participar legitima ni no participar deslegitima"

Luego de estar en el ojo del huracán durante el año 2001, cuando fue separada intempestivamente de su cargo como embajadora de Venezuela en la Organización de Estados Americanos (OEA), la abogada Virginia Contreras acogió a Estados Unidos como su residencia.

Tras una corta visita a Caracas, la ex defensora de los militares incursos en el intento golpista de 1992 habla de los orígenes del "odio enfermizo" del presidente de la República, Hugo Chávez, contra el mandatario de Estados Unidos, George W. Bush, y de los retos que la oposición debe afrontar. 

-Háblenos un poco del proceso que dio origen a estas tensas relaciones entre EEUU y Venezuela.
-A finales del 99 hubo un detalle, cuando el Gobierno de Venezuela se niega a recibir ayuda del gobierno norteamericano por la tragedia de Vargas. En ese entonces, Hugo Chávez ordenó a sus embajadores, incluyéndome a mí, que solicitáramos ayuda financiera al presidente Bill Clinton. Yo conversé con Arturo Valenzuela, quien era el subsecretario del Departamento de Estado para el Hemisferio Occidental y lo puse en contacto con Miraflores. El primero de enero de 2000, el Gobierno impidió la entrada de dos buques que contenían medicinas, ingenieros que iban a construir puentes y el material respectivo. Hasta ese momento las relaciones eran muy buenas, yo incluso presencié una entrevista del presidente Chávez con el presidente Clinton en la sede de la Embajada de Estados Unidos en la ONU en 1999 y hubo total cordialidad. Posteriormente, cuando gana el presidente Bush, el presidente Chávez tenía gran interés en relacionarse con él, de hecho, no lograrlo le costó el cargo a dos embajadores ante la Casa Blanca, el embajador (Ignacio) Arcaya y a Luis Herrera Marcano. Había una obsesión del presidente Chávez de entrevistarse con el presidente Bush

-¿Sería esa indiferencia la que lo acercó a Fidel Castro?
-Yo creo que fue al revés, sabiendo que ya estaba cercano a Fidel Castro, Bush no tuvo interés. Yo pienso que lo tenía a prueba (a Chávez), para ver cómo florecía la relación entre los gobiernos de Cuba y Venezuela. Pero por un lado cada vez el presidente Chávez se unía más a su tutor político, como es Castro, y por el otro cada vez existía un mayor resentimiento de parte de Hugo Chávez frente a Estados Unidos por negarse a recibirlo y eso fue el elemento vital para que el presidente Bush no recibiera a Chávez. Porque ese resentimiento venía con ofensas e improperios.

-Pasando a otro tema, parece que los opositores guardan esperanzas de que de la OEA o la ONU salga un pronunciamiento en contra del Gobierno venezolano que les dé un respiro. ¿Son fundadas tales esperanzas?
- Esperar que uno de estos dos organismos contribuya a resolver los problemas de Venezuela es olvidar la responsabilidad que como venezolanos tenemos. La Carta (Interamericana) de la OEA establece que la vinculación se produce entre la Organización y los Estados, pero los Estados están representados por los gobiernos, es decir que los particulares somos allí convidados de piedra. La oposición venezolana desde hace algunos años ha tomado a la OEA de una manera particular, porque le ha hecho ver a la sociedad venezolana que el organismo está en capacidad de atender los asuntos internos de Venezuela, cosa que no puede hacer porque ningún organismo ni Estado puede atender los asuntos internos de otro estado. Pero, si eso fuese posible y si la Carta de la OEA permitiera ese tipo de relación, igual tenemos una falla gravísima, que se mantiene actualmente con la imagen que estamos dando ante el mundo con la discusión de la reforma constitucional, es que no hemos sabido vender ante el mundo, ante estas organizaciones, cuál es la problemática venezolana. Lo que ven es un Gobierno unido, que podrá tener personalidades con criterios distintos, pero a pesar de eso se aprecia que existe un Gobierno que desea mantenerse en el poder y del lado de la oposición existen distintos grupos que todos quieren llegar y Hugo Chávez es la piedra de tranca que impide el acceso al poder de otras personas u organizaciones que difieren de su criterio. Así es como se aprecia afuera, aunque duela decirlo. 

-¿El argumento que plantean sectores opositores, en cuanto a que van a deslegitimar al Gobierno no votando, realmente tiene peso en el extranjero?
-Más que en el extranjero pensemos en Venezuela. Cómo le puede importar a Hugo Chávez si uno se queda durmiendo en su casa o si va votar por el "no", cuando es el director de la orquesta, el novio de la madrina, el ascensorista, limpia los pisos y celebra la fiesta. Chávez es el jefe del Poder Ejecutivo, Legislativo, Moral, y del Poder Electoral. Cuando uno analiza cómo se mueven los hilos del poder es sumamente ingenuo suponer que porque uno vote por el "no" o se quede en casa durmiendo van a variar las cosas, porque es prácticamente lo mismo, debido a que los dados están marcados. El resultado del referendo es una decisión tomada.

-Entonces, ¿no hay nada que hacer?
-Lo triste es que hay mucho qué hacer. Pero lo más triste es que si los venezolanos de bien quisieran plantearle una discusión al país sobre cuáles son las condiciones en las que vamos a participar en el referendo y si fuera una sola voz -que no quiere decir un solo equipo- en función de un objetivo, que no es evitar votar, al contrario, es votar bajo las condiciones que establece la Constitución, yo le aseguro que el Presidente no tendría otra alternativa que suspender la reforma constitucional de diciembre. 

-¿En el escenario internacional, no participar deslegitima y participar legitima?
-No, en el escenario internacional participar no legitima ni no participar deslegitima. Aquí lo único que deslegitimaría lo que se va a hacer en diciembre sería una única voz que diga que no se puede votar, sencillamente porque las condiciones que establece la Constitución son violadas por los mismos poderes del Estado. Pero si nosotros (la oposición) dentro del territorio de Venezuela no somos capaces de llegar a unas reglas mínimas de convivencia, que tiene que empezar por el respeto a nuestros mismos compatriotas, así formen parte de grupos distintos de la oposición, menos podríamos esperar que la comunidad internacional, con sus problemas propios, sean capaces de comprender lo que nosotros mismos pareciéramos que no queremos comprender.







TOME NOTA
de la dirección del
Nuevo Portal Principal

www.venezuelareal.org

Más información ...

Calendario

<<   Octubre 2007  >>
LMMiJVSD
1 2 3 4 5 6 7
8 9 10 11 12 13 14
15 16 17 18 19 20 21
22 23 24 25 26 27 28
29 30 31     

Archivos

Suscríbete

Escribe tu email:

Delivered by FeedBurner

Sindicación

Alojado en
ZoomBlog