Lo que nos espera - Presupuesto ficticio

Por Venezuela Real - 19 de Octubre, 2007, 18:21, Categoría: Vzla en Números

El Editorial
El Nacional
19 de octubre de 2007

No es necesario acometer un estudio del tan esperado presupuesto para el año 2008, presentado ayer por el ministro Rodrigo Cabezas, para darse cuenta, de inmediato, que no refleja la realidad nacional y que, en muchos aspectos, se aleja peligrosamente de ella. Lo que sí muestra es que aumenta el síndrome del Gobierno de vivir en un mundo inventado, en el cual su propia propaganda y las escenografías del Aló, Presidente pretenden sustituir la vida cotidiana.

De manera de que incluso bajo el supuesto piadoso de que no hay intención de engaño sino carencia de contacto con el mundo real, las cifras presentadas sólo pueden considerarse fantasiosas y dignas de una película de Hollywood.

Tal como afirman tanto el profesor Maza Zavala como el economista José Guerra, los presupuestos paralelos de créditos adicionales, tanto de Fonden como el de gastos no petroleros de Pdvsa, le han restado al instrumento presupuestario del fisco su credibilidad y pertinencia. Peor que eso: los supuestos sobre los cuales se han calculado los ingresos y gastos del Estado resultan totalmente ficticios, como en la película Matrix.

Cualquier lector de periódico sabe que el precio del petróleo no es –ni será el próximo año– de 35 dólares por barril, tal como pretende el ministro de Finanzas, y que la producción venezolana de crudo no es ni puede ser en el año 2008, de 3.637.000 barriles diarios.

Aún menos verdaderas que las cifras utilizadas para el cálculo son los efectos y consecuencias que se deducen de ellas. Mientras el ministro afirma: "Hemos derrotado el crecimiento cíclico", el Fondo Monetario nos informa que en 2008 habrá una desaceleración económica en todo el mundo, que dará inicio al fin de la expansión de los últimos años.

Y cuando se nos anuncia que la inflación de los próximos 12 meses será de 11% constatamos que la meta de 12% para 2007, que se fijó el propio Gobierno, ya no puede alcanzarse.

A estas mentiras reales debe añadirse la mentira formal de que el presupuesto se calcula ahora en "bolívares fuertes", cuando la debilidad de la moneda está batiendo todos los récords de la historia. Mientras se insiste en proclamar que con 2.150 bolívares (2,15 fuerte) se compra un dólar, en los mercados se necesitan cerca de unos 6.000 y los que suministra Cadivi son cada día más escasos. Lo que a su vez ha conducido al encarecimiento, cuando no de la escasez, de los bienes necesarios para la vida diaria.

En tal carnaval de falsedades, el presupuesto impide cualquier orientación y se ha transformado en una cortina de humo (pote de humo, según diría el vicepresidente, Jorge Rodríguez) que oculta, más que muestra, lo que nos deparará el próximo año.

Pero que aun así no puede disimular que la "máxima felicidad" (con el perdón de Isaac Chocrón) de un crecimiento de 8% del producto interno bruto que hemos tenido este año, decaerá a una "felicidad posible" de 6% en el futuro próximo. Según los optimistas, una decadencia a ritmo lento, pero que anuncia una rápida tormenta.





TOME NOTA
de la dirección del
Nuevo Portal Principal

www.venezuelareal.org

Más información ...

Calendario

<<   Octubre 2007  >>
LMMiJVSD
1 2 3 4 5 6 7
8 9 10 11 12 13 14
15 16 17 18 19 20 21
22 23 24 25 26 27 28
29 30 31     

Archivos

Suscríbete

Escribe tu email:

Delivered by FeedBurner

Sindicación

Alojado en
ZoomBlog