EDMOND SAADE: "En Venezuela hay un ambiente antieconómico para el inversionista"

Por Venezuela Real - 20 de Octubre, 2007, 13:32, Categoría: Economía

ALFREDO MEZA 
El Nacional
20 de octubre de 2007

Inversión de EE UU en Venezuela cayó más de 100% en 2006
El presidente de Venancham critica los cambios a la Constitución que próximamente se someterán a consideración de los venezolanos. Sin embargo, avizora que las compañías estadounidenses se adecuarán a las nuevas reglas de juego 

E dmond Saade, presidente de la Cámara Venezolano-Americana de Comercio e Industria, fue elegido en enero de 2006 por un período de dos años. No imaginaba entonces que tendría que lidiar con la estatización de empresas controladas por capital estadounidenses –Cantv (Verizon) y EDC (AES)-, ni con el viraje socialista que el Gobierno pretende dar. "En 2006, la inversión de compañías de Estados Unidos en Venezuela cayó a 19 millones de dólares. El promedio en los años anteriores oscilaba entre 500 millones y 700 millones de dólares. Esto produjo una desinversión de 8.000 millones de dólares. En 2007, se tornó totalmente negativo".

–¿Está dispuesto a postularse para un próximo período?
–Ni de v....

La espontánea expresión de Saade responde a la compleja situación con la que deberá lidiar la empresa privada de capital estadounidense si se aprueba la reforma constitucional en el referéndum del próximo 2 de diciembre. El artículo 112, aprobado la noche del jueves por el Parlamento, no garantiza el derecho de los ciudadanos para dedicarse a la actividad económica de su preferencia. Además, el Estado no promoverá la iniciativa privada.

–¿Qué destino augura para la empresa privada si este artículo se incluye tal cual en la reforma?
–La libertad económica es un pilar básico para la inversión. Debe respetarse y mantenerse, sin perjuicio de que el Estado pueda promover y fi nanciar modelos que lleven bienestar y felicidad para el pueblo. Mientras esto ocurre en el Parlamento, muy probablemente debe haber gente en el Gobierno que están analizando las consecuencias de la aprobación de ese artículo.

–¿En Venezuela se está invirtiendo o se está haciendo negocios?
–Se está invirtiendo en negocios que ofrezcan una rentabilidad rápida.

–¿Chávez toma estas medidas que afectan la iniciativa privada para que su discurso antiestadounidense no se quede sólo en la retórica? ¿El Presidente quiere acabar con las empresas estadounidenses en Venezuela?
–Creo que no. Se trata de un proceso socialista que limita la operatividad de la empresa privada. Tenemos una relación económica positiva, tenemos 1.200 compañías que están operando en Venezuela y que ofrecen empleo estable. Pienso que las compañías estadounidenses se van a adecuar al nuevo modus operandi.

–¿Le conviene a las compañías estadounidenses adecuarse al nuevo modus operandi?
–Las grandes compañías no se verán muy afectadas, pero las medianas y pequeñas industrias, cuya fl exibilidad de inversión es menor, obviamente sí. 60% de las empresas afi liadas Venancham son compañías medianas y pequeñas.

¿Qué otros artículos de la reforma preocupan a Venancham?
–La redacción del artículo 115 es muy ambigua porque no identifi ca qué son bienes de uso y qué son bienes de consumo. Como decía Luis Miquilena, ¿con qué se come eso? El individuo no sabe en qué situación se encuentra. La peor cosa en un proceso económico es la incertidumbre. La gente empieza a hacer cualquier cosa con tal de proteger su patrimonio. Si Venezuela quiere continuar en el sendero del progreso y el crecimiento económico no debería hacer estos cambios.

–Un miembro del gabinete económico no estaría tan de acuerdo con usted. ¿Por qué está tan seguro de que el socialismo venezolano no seguirá el camino del progreso?
–En los últimos 120 años ha quedado demostrado que la economía socialista trunca el progreso y el crecimiento económico al centralizar el Estado y manejar los medios de producción. De esa manera elimina el incentivo del capital privado –Sobre ese punto, el presidente Hugo Chávez dijo que uno de los errores del socialismo soviético había sido el control estatal de todos los medios de producción. El Gobierno ha manifestado que dejará espacio a la iniciativa privada. –Al ampliar la presencia del Estado en el cuadro productivo y dejar un pequeño trocito para la empresa privada, poco a poco se cerrarán las posibilidades de crecimiento e inversión. En cuanto a los medios de producción legítimamente adquiridos, la reforma coloca al propietario en la permanente necesidad de demostrar la legitimidad de la adquisición. La carga de la prueba está invertida. En economía tienen que existir los controles para evitar los monopolios y fi scalizar la recaudación de impuestos, pero se debe facilitar las cosas al productor. Si no hay inversión, ¿dónde habrá empleo formal? Nos preocupa también que la propuesta de reforma establezca la posibilidad de la ocupación inmediata de los bienes por expropiar sin indemnización previa. Ello, además de constituir una grave injusticia y coloca al propietario de cualquier bien en un estado de indefensión total. En Venezuela hay un ambiente antieconómico para el inversionista y para que la persona pueda ver el futuro con cierta perspectiva. Es cierto que ser humano, por su naturaleza, tiende al egoísmo...

–Si el ser humano tiende al egoísmo, ¿qué de malo tiene que el inversionista o el hacendado demuestre que los bienes y las tierras que posee fueron adquiridos legítimamente?
–Estoy de acuerdo con que el latifundista deba probar la propiedad de grandes extensiones de terreno. Pero hay que dejar que las instituciones se pronuncien, que cumplan sus funciones. Si el Tribunal Supremo de Justicia dictamina, por ejemplo, que los propietarios de la Hacienda La Marqueseña, en Barinas, ocuparon de manera ilegal esos terrenos, es una decisión que hay que aceptar. El derecho no puede ser maleable y melifl uo. Este razonamiento me da pie para referirme a la propiedad intelectual, otro aspecto polémico de la propuesta presentada por el presidente Hugo Chávez. Esto realmente es un exabrupto. Se elimina la protección del derecho a la propiedad industrial, es decir las marcas y patentes. Hay como quince convenios internacionales suscritos por Venezuela que protegen ese derecho. Esto desnaturaliza el derecho a la propiedad intelectual. Con una disposición constitucional como esta, Venezuela se convertirá en el paraíso de la piratería. ¿Cómo quedan el cineasta, el escritor o el cantante venezolano? Esta situación creará no sólo un caos jurídico, sino que fomentará la estampida de la inversión.

La inversión, insisto, necesita seguridad jurídica y derechos garantizados.

–¿Qué sentido tiene la existencia de una cámara como Venancham con una inversión que cada día decrece y el abierto sentimiento antiestadounidense del Gobierno?
–El futuro está en manos de Dios, pero estoy seguro de que muchísimas compañías de capital estadounidense mantendrán sus operaciones en Venezuela.







TOME NOTA
de la dirección del
Nuevo Portal Principal

www.venezuelareal.org

Más información ...

Calendario

<<   Octubre 2007  >>
LMMiJVSD
1 2 3 4 5 6 7
8 9 10 11 12 13 14
15 16 17 18 19 20 21
22 23 24 25 26 27 28
29 30 31     

Archivos

Suscríbete

Escribe tu email:

Delivered by FeedBurner

Sindicación

Alojado en
ZoomBlog