Propuesta totalitaria - Una reforma militar

Por Venezuela Real - 20 de Octubre, 2007, 13:30, Categoría: Temas Militares

El Editorial
El Nacional
20 de octubre de 2007

Como todo en esta vida, al final se termina sabiendo la verdadera razón de las cosas. El Presidente de la República ha estado agitando el trapo rojo de la reelección indefinida para, al mismo tiempo, meter de contrabando varios artículos en la reforma constitucional que contradicen los principios democráticos. Y como lo dijo el Che Guevara, los venezolanos son en extremo partidarios de la democracia, les gusta su sistema de libertades y nada se puede hacer contra eso.

Por ello, el camino del sistema democrático en Venezuela se levanta sobre una larga marcha de insurrecciones, exilios, torturas y prisiones.

Esta dura y trágica herencia democrática nos hace muy sensibles a los requerimientos autoritarios del poder y a sus excesos orientados a perpetuar en el mando a los jefes militares que se sienten elegidos por el destino. Padecemos presidentes que al llegar a Miraflores les da la neurosis de la perpetuidad, les entra el delirio de ser imprescindibles y de que "su obra" nadie la podrá culminar en los términos en que fue concebida por ellos mismos. Nada más falso.

Veamos, por ejemplo, como uno de los anuncios más significativos de la crisis de la democracia de la cuarta república fue que los venezolanos se vieron empujados a reelegir a dos cansados mandatarios, Pérez y Caldera, cuando lo necesario era que se presentaran jóvenes figuras de relevo, que si bien existían no fueron capaces de resistir los cañonazos de sus adversarios. El país se sintió frustrado y se dio cuenta de que la renovación institucional, necesaria para la remodelación de las instituciones democráticas, tendría que apelar a un outsider.

Pero fue peor el remedio que la enfermedad. En descargo, debemos decir que las generaciones que nos precedieron pensaron que la política era un mal necesario, o tal vez un oficio menor, o despreciaban la capacidad de sus mejores y más capacitados hijos para influir o moldear a la sociedad. Por ello las generaciones de relevo dispusieron sus esfuerzos hacia áreas técnicas, culturales, científicas o financieras, dejando a los otros, los políticos, el papel de manejar el aparato del Estado. He allí el error que hoy nos conduce a la tragedia.

La revalorización institucional de otros sectores sociales y económicos emergentes ha debido ser una tarea de primera línea.

No se hizo, y se practicó más bien una política de diques que sólo podían contener la presión social por un minúsculo lapso.

Al irrumpir electoralmente de manos de un militar, los sectores contenidos o frustrados en sus ansias de ascenso clasista vieron abiertas las puertas para exigir una satisfacción de poder y un mayor bienestar económico.

El hecho de que hoy se suspenda el derecho al debido proceso y a la información durante los estados de excepción, no es más que el descubrimiento de la médula del proyecto bolivariano, su esencia revanchista y su intención de provocar castigos sociales a la clase media. Es decir, aquellos que no conciben ni coinciden con una sociedad militarizada.





TOME NOTA
de la dirección del
Nuevo Portal Principal

www.venezuelareal.org

Más información ...

Calendario

<<   Octubre 2007  >>
LMMiJVSD
1 2 3 4 5 6 7
8 9 10 11 12 13 14
15 16 17 18 19 20 21
22 23 24 25 26 27 28
29 30 31     

Archivos

Suscríbete

Escribe tu email:

Delivered by FeedBurner

Sindicación

Alojado en
ZoomBlog