DOMINGO MAZA ZAVALA : "El Gobierno pretende controlar ideológicamente a las universidades"

Por Venezuela Real - 21 de Octubre, 2007, 10:21, Categoría: Educación

HUGO PRIETO
Ultimas Noticias
21 de octubre de 2007

En 1949, Domingo Maza Zavala se graduó en la primera promoción de economistas que lleva el título de licenciados en Ciencias Económicas. Ese mismo año, por sugerencia del profesor de la materia Dinámica Económica, Maza Zavala lo sustituye, se incorpora al cuerpo profesoral de la Universidad Central de Venezuela y comienza a impartir clases a "una promoción de gran trayectoria profesional: Armando Córdova, Francisco Mieres y Carlos Rafael Silva, entre otros".

A partir de ese año, su vida universitaria ha sido "muy variada", no sólo fue profesor de varias cátedras y seminarios sino también miembro de varios consejos de la Universidad, por ejemplo, el Consejo de Estudios Científicos y Humanísticos, el de Estudios para Graduados, el de Fomento y el Consejo Técnico del Cendes. Además fue decano de la Facultad de Ciencias Económicas y Sociales (1972) y a partir de 1975 impartió clases durante nueve años en la Universidad Católica Andrés Bello y otros tantos en la Universidad Santa María. Maza Zavala es un universitario a cabalidad y algo pudiera decir acerca de la propuesta constitucional que plantea un tema: el artículo que modifica el mecanismo de elección de las autoridades universitarias y otros asuntos no menos espinosos.


¿Cuál es su percepción a raíz de todo lo que se está planteando en la reforma constitucional acerca del funcionamiento de las universidades?

Mi percepción es que el gobierno actual pretende controlar ideológica, funcional y operativamente a la universidad, entre otras cosas, porque considera que las universidades son una fuente de conocimiento, de discusión, de enseñanza e investigación que pudiera ser de disidencia. Para el Gobierno no es concebible, si pretende un modelo socialista integral, dejar fuera de su control a las universidades. Algo similar pasa con el Banco Central de Venezuela. El Gobierno ha capturado todos los poderes, como ya sabemos.

Pero el poder universitario, si pudiera llamarse así, o el poder monetario, como el BCV, son poderes muy especiales, de mucha sensibilidad y de mucha proyección en el país y en el exterior. Entonces no se concibe, desde el punto de vista de un designio de control total de la vida del país, que se deje por fuera a las universidades.

¿La propuesta de que se iguale el peso del voto de los profesores al de los estudiantes, empleados y obreros en la elección de las autoridades universitarias qué opinión le merece?

Eso es un absurdo. Yo entiendo que todos los componentes de la comunidad universitaria deben participar en la elección de las distintas autoridades y funcionarios. Los estudiantes, actualmente, tienen voto, pero no como individuos sino como representaciones por grupos y por cada tantos estudiantes hay un voto, precisamente, para equilibrar el poder electoral, si se le da un voto a cada estudiante se estaría determinando, prácticamente, la elección.

¿Qué incidencia podría tener eso en la vida académica de la universidad?
Bueno, por la vía de la representatividad, aunque desde luego no se puede dejar de reconocer que en las elecciones universitarias siempre prevalecen los intereses de todo orden: políticos, propiamente académicos, gremiales, de grupo, económicos.

Los partidos políticos en el pasado, digamos en la IV República, tuvieron una gran influencia en la vida universitaria; no sólo en lo académico sino en lo administrativo y en la construcción de las instituciones. Y eso también vale para grupos formados en la propia universidad.

¿Y en la calidad de la educación?
Nunca, por cierto, que yo sepa, ha prevalecido lo académico en las elecciones de la universidad, sino otros intereses. Usted combate, lucha por la transformación académica de la universidad, por planes de enseñanza, por la orientación misma de la formación universitaria, son cosas fundamentales en una institución de esta índole, pero frecuentemente no es eso lo que se menciona en los programas, en los lemas o en las pancartas sino reivindicaciones gremiales, los que ofrecen más, por ejemplo, eso es lo que ha prevalecido y esos grupos son los que tienen más influencia.

¿La reforma constitucional se propone en medio de una crisis universitaria?
Yo creo que la universidad siempre ha estado en crisis. Es una crisis permanente, de carácter estructural y en diferentes aspectos. En primer lugar, la universidad siempre estuvo empeñada en la planificación: planificar su desarrollo, planificar sus objetivos, planificar los métodos y procedimientos para alcanzarlos, planificar los recursos de los que pudo disponer. Hubo siempre necesidad de una planificación, pero no se ha llegado nunca a plasmar eso en un plan integral de la universidad. Antes de 1958, los cursos eran muy pequeños y el método tradicional en el que el profesor era el magíster dixie y el estudiante un ser pasivo era más eficaz, pero después de ese año hubo un proceso de masificación. Había que crear otros procedimientos y otros métodos educativos.

¿La universidad no supo responder al reto de la masificación?

En ese sentido, creo que no.

Es un problema muy difícil, ¿cómo compaginar la calidad con la cantidad? Una respuesta muy difundida es la selección. El establecimiento de cupos en las distintas facultades y escuelas, para la admisión de los nuevos estudiantes y en la cual parte de la universidad no interviene. La selección la hace, primariamente, el CNU y esa lista es enviada a las universidades, donde se hace una segunda selección y si lo considera conveniente a nivel de facultades y escuelas. De modo que esos diferentes filtros determinan que la admisión a la universidad se haya convertido en un privilegio. Obtener una plaza de estudiante en una universidad es un privilegio.

¿Advierte en la reforma otros artículos que se puedan concatenar en la intención del gobierno de controlarlo todo?

Los gobiernos siempre han perseguido tener gente que les sea no condicional sino afín en el seno de las universidades o tratan de que haya representantes directos, pero de ahí a controlar la designación de autoridades es distinto. Póngase usted a ver cómo se designan las autoridades del Gobierno, sin la intervención de la comunidad universitaria, serían funcionarios públicos y una cosa que siempre enorgullece a la universidad es su sentido de autonomía con respecto a la designación de sus autoridades, la escogencia de sus profesores y el manejo de sus recursos.

¿La autonomía universitaria está en peligro?

Siempre ha estado en peligro, pero ahora mucho más por la razón indicada. No se trata de que las universidades funcionen mejor, que sería un objetivo claro, preciso y loable y que los recursos sean bien invertidos, bien gastados, que la universidad rinda cuentas, que haya un control, todo eso es deseable; ahora, de ahí al control ideológico, que sería el problema crucial a mi juicio, hay mucho trecho, porque ¿cómo se escogen los profesores de una universidad? Digamos que de una manera ideal: por su capacidad, por su esfuerzo intelectual, por su contribución al desarrollo a los fines de la universidad, por su honestidad y porque se someten a un concurso de oposición. Ahora, póngase usted a ver profesores designados a dedo por autoridades fuera de la universidad, no pueden cumplir las funciones de un profesor universitario, en cuanto a la enseñanza, a la investigación y a la extensión, porque estarían subordinados a un poder público (Ejecutivo). Eso sería un principio de autonomía mucho más importante que la autonomía administrativa, porque la autonomía universitaria se fundamenta en lo que llaman libertad de cátedra y libertad de investigación, que son cosas fundamentales. Libertad de cátedra significa, en cualquier universidad, en cualquier país, que el catedrático puede y debe utilizar su cátedra para exponer libremente el conocimiento, sin imposiciones externas, de acuerdo con su real saber y entender.

¿Qué es lo que está en peligro? ¿La libertad de pensamiento?

La libertad de cátedra. Si el catedrático se ve obligado, en un modelo socialista como dice el Gobierno, a tratar de orientar a los estudiantes en el socialismo, y en ninguna otra tendencia ideológica, eso atenta contra la libertad de cátedra. Se enseña en las universidades el marxismo, pero también se enseñan otras tendencias del pensamiento. Eso es una función universitaria de nivel: la universalidad del pensamiento y la discusión del pensamiento.

Ahora si usted dice `ustedes tienen que aprender exclusivamente el marxismo’... el propio Marx se rebelaría contra eso. No señores, hay que discutir todas las tendencias del pensamiento. Eso es propio de la universidad.

¿Todo esto conduce a la uniformidad, a la mediocridad?

A la uniformidad y a la subordinación de la conciencia, porque la conciencia de la persona se fundamente en eso: en la libertad de pensar y de sentir. Si usted lo somete a un determinado cartabón, pues esa libertad deja de existir, ¿qué es lo que intenta este gobierno en las universidades bolivarianas? Enseñar, exclusivamente, el pensamiento oficial, entonces excluye los demás pensamientos críticos; lo mismo en la investigación. Si usted pretende imponerle a la universidad líneas de investigación, orientadas de determinadas maneras, está atentando contra la libertad de investigación. Usted puede decirle a la universidad y es lógico que lo haga, es necesario que lo haga: "el Gobierno tiene necesidad de investigar el tema de la pobreza, porque es un problema fundamental del país y se quiere enfrentarlo. Hágame el favor, estudie eso". Y la universidad se ve obligada a estudiarlo. Es su función. "Aquí tiene los resultados. Oriente sus políticas de acuerdo con eso". Pero si usted le dice a la universidad: yo quiero que me justifique la política social del gobierno, la universidad no puede hacerlo. Eso es una subordinación y un atentado contra la libertad de investigación.

 REGISTRO VERBAL
De aprobarse la reforma, el BCV pierde su autonomía, consagrada en la Constitución de 1999.

¿Cómo visualiza el futuro del instituto emisor Maza Zavala, después del 3 de diciembre?
 "En primer lugar, no quiero verlo. El BCV puede funcionar sin autonomía legal, porque así funcionó durante muchos años desde su creación en 1940.
Sin embargo, en los hechos funcionaba autónomamente".

Hay un episodio, que Maza Zavala invoca para darle contenido a su planteamiento. "Durante la dictadura del general Marcos Pérez Jiménez, el Banco Central se permitía hacer críticas de fondo a las políticas del gobierno, en sus memorias, en sus informes, y nunca el Gobierno trató de advertir o castigar al Banco Central por tal razón.

También en el BCV trabajaron, durante la dictadura, profesionales adversos al Gobierno, convictos y confesos, y no había por eso la sanción de que los excluyeran. La democracia no fue tan considerada en eso. Pero uno de los elementos claves es la independencia. Es decir, que los directores cuando decidan sobre cuestiones de índole monetaria, financiera cambiaria o puramente económica, lo hagan de acuerdo a su conciencia, de lo que creen que son los intereses nacionales y no de acuerdo con instrucciones o imposiciones de la autoridad". Los técnicos que realizan investigaciones en el BCV "deberían hacer sus trabajos informativos, de cálculos y cuantificación de fenómenos también de manera objetiva como profesionales y no orientados en una determinada forma. Eso debería ser conservado en los hechos para que el Banco Central tenga credibilidad".

 PERFIL
Fecha de Nacimiento
Barcelona (1922).

Estudios
Licenciado en Ciencias Económicas y Sociales de la Universidad Central de Venezuela (1949).
Obtuvo además el título de Doctor en esa misma universidad (1962).

Experiencia
Ha ocupado diversas posiciones académicas en la UCV, la Universidad Católica Andrés Bello y la Universidad Santa María. Fuera del mundo universitario, ha sido presidente de la Academia Nacional de Ciencias Económicas; Diputado al Congreso de la República durante dos períodos, Miembro de la Comisión Presidencial para la Nacionalización Petrolera y director del Banco Central de Venezuela.

Es autor de
Análisis Macroeconómico (1976); La Economía Internacional y los Problemas del Desarrollo (ensayos, 1984); Hispanoamérica Angloamérica: causas y factores de su diferente evolución (1988) y Explosión Demográfica y Crecimiento Económico: una relación crítica (1966), entre otras obras publicadas.









TOME NOTA
de la dirección del
Nuevo Portal Principal

www.venezuelareal.org

Más información ...

Calendario

<<   Octubre 2007  >>
LMMiJVSD
1 2 3 4 5 6 7
8 9 10 11 12 13 14
15 16 17 18 19 20 21
22 23 24 25 26 27 28
29 30 31     

Archivos

Suscríbete

Escribe tu email:

Delivered by FeedBurner

Sindicación

Alojado en
ZoomBlog