Impuesto al consumo afectará a la población de bajos ingresos

Por Venezuela Real - 21 de Octubre, 2007, 13:58, Categoría: Economía

LUISANA LA CRUZ ROMERO
El Nacional
21 de octubre de 2007

 7,7% de los consumidores tiene la intención de comprar vehículos este año
Sostienen que celulares, motos y entradas a espectáculos no son productos de lujo

Ernesto Anato, instalador de cerámicas, hace un mes tuvo un accidente en el cual se fracturó el brazo izquierdo, ahora debe asistir semanalmente a un centro de mensajes y rehabilitación para hacerse terapias y recuperarse de la lesión. Su medio de transporte es una motocicleta, que dejó de usar después del accidente. Además, tiene consigo dos celulares, uno corporativo y el otro personal. Anato considera que dependiendo del uso que tengan estos artículos se podrían considerar como de lujo o primera necesidad. Para él, muchos son indispensables.

"En mi caso yo me transporto en una motocicleta para evitar las trancas, por eso no lo puedo considerar de lujo. Los carros son necesarios, sobre todo para la gente que trabaja o familias muy grandes. Tengo dos celulares y no salgo de mi casa sin ellos. Tengo televisión por cable, porque en este momento uno necesita estar informado de todo, además, para evitar las cadenas", comentó.

Al igual que Anato, otros consumidores manifestaron no saber cuáles serán los artículos que tendrán impuesto selectivo al consumo. Sin embargo, comentaron que los autos, los teléfonos celulares, las prendas de vestir y los centros de masajes y rehabilitación, entre otros, son de su uso cotidiano, por tanto no los consideran de lujo como lo establece el proyecto de ley de impuesto selectivo al consumo.

José Luis Correa es montacargista y aunque no posee carros ni teléfonos celulares manifiesta que son bienes necesarios e indispensables para muchas personas. Para él, no son artículos de lujo. "Particularmente considero artículos de lujo a los animales domésticos, son innecesarios, joyas, consolas y juegos de videos, reproductores para carros, motocicletas", afirmó Correa.

Miledys García es ama de casa y no cuenta con la posibilidad de comprar algunos de estos artículos que forman parte del proyecto como automóviles, teléfonos celulares, suscripción para televisión por cable, entre otros. Usualmente usa el transporte público o el Metro, pero desea tener un carro, que considera un artículo de primera necesidad.

Intención de compra.

Un estudio realizado por la encuestadora Datanálisis en abril de 2007, en el que participaron 1.300 personas de diferentes clases sociales, revela que 7,7% de los consumidores prefiere o tiene la intención de comprar vehículos este año. 11,80% pertenece a los estratos socioeconómicos A y B, 8,70% al C, 9,50% a la clase D y 5,60% a la E.

En el estudio se indica que el producto con más alto porcentaje de preferencia entre los consumidores son los automóviles. Por regiones, esta intención se concentra siguiendo este orden: capital (28%), central (17%), centroccidental (10%), los llanos (5%), los Andes (19%), zuliana (8%), oriental (3%) y Guayana (10%).

Según cifras de la Cámara Venezolana Automotriz (Cavenez), en septiembre se vendieron, en promedio, 1.445 vehículos diariamente, para un total en el mes de 43.336 unidades. En comparación con el mismo período del año pasado hubo un incremento de 29,8% en la comercialización.

En el informe también se refiere que 5,9% de los compradores prefiere adquirir este año un teléfono móvil –un artículo considerado de lujo en el referido proyecto de ley, al igual que los automóviles-; de este porcentaje 8,80% son de la clase A y B, 5,80% del estrato C, 4,80% de D y 6,80% del E.

En una investigación realizada por la Comisión Nacional de Telecomunicaciones (Conatel) en el segundo trimestre de 2007 (abril-junio), se determinó que en el país 21.176.843 de personas están suscritas a la telefonía móvil. En ese período se incorporaron 1.572.413 nuevas líneas móviles. En total, 4,9% son usuarios pospago y 95,1% usa el sistema prepago. En este estudio también se aclara que por cada 100 habitantes hay aproximadamente 77 líneas de teléfonos móvil.

Además de los datos oficiales, la telefonía celular se ha convertido en una alternativa de trabajo informal para una buena parte de la población, por lo que al pechar estos aparatos se encarecerá el servicio.

Las entradas a espectáculos, que serán pechadas según el proyecto de ley, no solamente son adquiridas por las personas que pertenecen a la clase alta. Los ciudadanos de los estratos D y E también se esmeran por adquirir boletos para asistir a conciertos de salsa, reggaetton, ballenato y gaitas.

Tributos altos.

José Antonio Gil Yépez, presidente de la encuestadora Datanálisis, al referirse al impuesto al consumo, explicó que Venezuela es uno de los países que tiene los más altos tributos, pero que no cuenta con todos los servicios públicos e instituciones para atender a sus ciudadanos como corresponde.

"Cuando un país tiene los impuestos tan altos, éste debe tener seguridad y estabilidad para los habitantes, es decir, buenos servicios, sistemas de transporte, instituciones respetables, en esas condiciones si cabría un impuesto como este. Pero en caso contrario, como en Venezuela, se produce un efecto negativo en la política fiscal del país", señaló Yépez.

Afirmó que el impacto de este nuevo impuesto en el consumidor dependerá de los artículos que formen parte del proyecto. "Los artículos que la gente más compra son automóviles, microondas, aires acondicionados, equipos de sonidos, neveras, cocinas, lavadoras y secadoras", comentó.

El economista Abelardo Daza manifestó que el impuesto selectivo al consumo implicaría un encarecimiento relativo de los artículos que formen parte del proyecto e implicaría una inconsistencia en la política fiscal del Gobierno.

"Este impuesto cambia los precios y probablemente va encarecer los productos que va a pechar. Una vez que eso pase afectaría al consumidor dependiendo de la clase social a la que pertenezca. Si es de clase alta no le afectará demasiado el tributo e implicaría un impacto positivo en la economía. En caso contrario, las personas de clase baja estarían pagando más por estos artículos", dijo Daza.

Al aplicarse el impuesto selectivo al consumo y el de transacciones financieras, negocios como los supermercados verán afectada aún más su rentabilidad. El presidente del gremio que representa a este sector, Carlos Carvalho, señaló que actualmente tienen una rentabilidad de 3% y con estos impuestos puede bajar a 1,5%.

Comentó que un equipo está elaborando un estudio sobre el impacto real de los nuevos tributos en estos comercios, dado que productos como licores constituyen una parte importante de las ventas.







TOME NOTA
de la dirección del
Nuevo Portal Principal

www.venezuelareal.org

Más información ...

Calendario

<<   Octubre 2007  >>
LMMiJVSD
1 2 3 4 5 6 7
8 9 10 11 12 13 14
15 16 17 18 19 20 21
22 23 24 25 26 27 28
29 30 31     

Archivos

Suscríbete

Escribe tu email:

Delivered by FeedBurner

Sindicación

Alojado en
ZoomBlog