Que no sean como Chávez

Por Venezuela Real - 21 de Octubre, 2007, 15:40, Categoría: Imagen gobierno / Chávez

PEDRO LLORENS
El Nacional
21 de octubre de 2007

En el programa que dedicó Chávez al Che, transmitido urbi et orbi desde Santa Clara, con motivo de los 40 años de su muerte, no quedó del todo claro si el "guerrillero heroico" era el personaje objeto del homenaje o el dueño de las cámaras de Aló, Presidente.

Seguro que alguno de los presentes, porque hay que estar presente, comentó que el Che no se hubiera calado ese discurso ni cinco minutos, sin interrumpir: ¡Oye tú, para ya, ya está bueno de boberías... ! "De él aprendimos sus pensamientos", dijo el homenajeante, probablemente sin saber que ni uno sólo de esos pensamientos expresados en discursos, cartas y diarios tiene la menor vigencia.

Si la tienen, en cambio actitudes y posturas, con todo y groserías, comenzando por comemierda, asumidas ante burócratas soviéticos y chinos, Laurent Kabila, Regis Debray o sus captores en La Higuera, especialmente aquel al que dio una patada y lanzó a la cara su célebre escupitajo. Acompañó a Fidel durante la revolución guapachosa del "aquí pensaban seguir ganando el ciento por ciento..." que cantaba Carlos Puebla, surgida al cabo de años de lucha contra la dictadura de Batista en la que sobraron bolas (y no sólo las de los hombres de su movimiento), antes de que se aceptara que todo fuese tutelado por la Unión Soviética, a conciencia de que se trataba de un imperio en demolición, aunque bluffeara con la grandeza de sus logros espaciales.

No sirvió de nada la experiencia de todos aquellos políticos, intelectuales y hombres de ciencia, que dijeron niet y le hicieron la seña del mudo a Stalin y a sus sucesores, antes y después de su (mala) intervención en la guerra civil española, antes y después del asesinato de Trotsky y, antes y después del deterioro en picada del régimen comunista, a prueba de perestroika.

El Che no hubiera aceptado nunca a Chávez, entre otras cosas porque detestaba a los "paseantes" dilapidadores, hasta el punto que, desde el Congo, pidió a Fidel no entregar más dinero a los guerrilleros de Kabila: "En el colmo de mi audacia de derrochador... calculé, con todo el dolor de mi alma, cinco mil dólares mensuales para abastecer el frente más importante y formar una columna especial...

ahora me entero que una suma veinte veces más grande se les da a los paseantes, de una sola vez, para vivir bien en las capitales del mundo, sin que llegue un centavo de ese dinero a campesinos que padecen todas las miserias imaginables y tampoco a los pobres diablos que están anclados en Sudán".

Al cabo de la intervención de Chávez (cinco horas y media duró) alguna mujer embarazada reflexionaba en silencio: "Dios mío que no me vaya a salir como ese".






TOME NOTA
de la dirección del
Nuevo Portal Principal

www.venezuelareal.org

Más información ...

Calendario

<<   Octubre 2007  >>
LMMiJVSD
1 2 3 4 5 6 7
8 9 10 11 12 13 14
15 16 17 18 19 20 21
22 23 24 25 26 27 28
29 30 31     

Archivos

Suscríbete

Escribe tu email:

Delivered by FeedBurner

Sindicación

Alojado en
ZoomBlog