FELIPE MUJICA : "Hugo Chávez está buscando su Bahía de Cochinos"

Por Venezuela Real - 22 de Octubre, 2007, 16:28, Categoría: Política Nacional

SANDRA BRACHO
El Nacional
22 de octubre de 2007

Ficha personal: Graduado de abogado en la Ucab en 1984. Militante de las juventudes comunistas. Movimiento Al Socialismo. Pparlamentario entre 1998 y 2005

La oposición a veces comparte el autoritarismo y la intolerancia del chavismo

Mientras el chavismo predica las bondades de un Estado socialista, y la oposición exclama su horror ante esa idea, el principal dirigente del MAS, Felipe Mujica, cree necesario aclarar que Hugo Chávez y su reforma son cualquier cosa menos socialistas.

–¿Se está cumpliendo el sueño del MAS? ¿El país se está moviendo al socialismo?
–No, en absoluto. Lo que está ocurriendo en Venezuela no tiene relación con los planteamientos teóricos y políticos del Movimiento al Socialismo.

El MAS nace por una ruptura con el Partido Comunista de Venezuela, precisamente porque quisimos distanciarnos del marxismo-leninismo y todo lo que significó la experiencia estalinista en la Unión Soviética. Lo que hoy sucede en Venezuela, con el régimen autoritario que tenemos, es todo lo contrario a lo que propone el MAS.

–¿El MAS, pese a ser socialista, sí defendería la propiedad privada?
–Por supuesto. Garantizaríamos la existencia de la propiedad privada, que para nosotros es un hecho consustancial e inherente al desarrollo de los seres humanos.

No hay duda alguna de que el componente privado –la participación de los empresarios– es indispensable para tener crecimiento económico y soluciones verdaderas de problemas como la pobreza, el desempleo y la necesidad de hacer una redistribución de la riqueza con el propósito de la justicia social.

–¿Con una reforma constitucional como la que se le viene al país encima, usted aún cree que el chavismo es derrotable?
–A lo largo de esta etapa política hemos visto distintas situaciones en las que el Presidente ha estado en condiciones de minoría y derrota política. Los acontecimientos del 11 de abril, antes del golpe de Estado de Carmona, fueron una derrota política para Chávez porque las mayorías rechazaron su manera autoritaria de resolver los conflictos. En un momento del paro, el Presidente también estaba en condición de derrota, al menos hasta que los errores de la oposición le permitieron recuperar fuerza. Lo mismo lo vimos durante el conflicto que produjo la decisión de cerrar RCTV. Esto demuestra que Chávez no es invulnerable, y que sí es posible desarrollar estrategias para vencer al chavismo. Pero eso requiere que sepamos acercarnos a esos sectores que lo han venido acompañando electoralmente.

–Si se aprueba la reforma, ¿el MAS muere callado o sale a las calles?
–Está muy claro que nadie aquí va a morir callado. Las reacciones que se han generado ante una reforma autoritaria y antidemocrática, que violenta los derechos y no resuelve los problemas más importantes de la población, indica que el país se va a mantener en permanente protesta. Antes y después del referéndum.

La reforma tiene una carga de violencia y una visión muy negativa del país, lo que la convierte en inviable e imposible de aplicar. La lucha contra este nuevo intento autoritario no termina en el momento electoral, si es que lo hay. La aprobación va a profundizar los conflictos.

–¿Los partidos políticos de oposición, con ese 31% de aceptación que les da la última encuesta de Datanálisis, qué pueden hacer para tratar de frenar la reforma?
–El problema de la reforma no está planteado solamente entre la oposición y el Gobierno. Está muy claro que estamos en una situación que supera la tradicional confrontación entre esos dos bandos.

Es un conflicto que va más allá y atraviesa de forma horizontal a toda la sociedad venezolana. Las encuestas también dicen que una parte importante de la población aún no se decide sobre la reforma. Es un sector muy grande del país que se encuentra entre el Sí y el No, y que posiblemente no definirá una posición clara hasta finales de noviembre. La oposición aún tiene tiempo de inducirlos no sólo a ellos, sino también a muchas personas del chavismo que rechazan la reforma aunque apoyan al Presidente.

–Muchas personas parecen estar esperando una muestra de unidad de la oposición para recuperar la confianza en el acto electoral. ¿Cree que se puede vencer a Chávez con los votos aunque la oposición esté desunida?
–La situación plural de la oposición, que indica la presencia de distintas formas de comprender el proceso político, es un hecho con el cual hay que acostumbrarse a vivir.

Eso es un hecho de la vida política, y forma parte de lo que debe ser un sistema pluralista.

Pero tener diversas opiniones sobre si votar o no votar no quiere decir que al final no vaya a haber una sola estrategia política en el campo opositor. En las últimas elecciones parlamentarias decidimos no participar, y nadie lo hizo. En las presidenciales, acordamos votar y nos unimos alrededor de Manuel Rosales. Ahora nosotros estamos impulsando la idea de participar en el referéndum. Esperamos que esa sea la idea que prevalezca; y sabemos que si es así, los demás sectores democráticos se nos sumarán.

–¿A estas alturas quién es más peligroso, Chávez o el llamado a la abstención?
–El verdadero peligro es el autoritarismo, del que Chávez es la expresión más exacerbada. El Presidente de la República ha venido buscando situaciones de confrontación de manera permanente. Él intenta generar una situación de conflicto que le permita imponer su visión de un país autoritario. Chávez, que sigue mucho los consejos de Fidel Castro, está buscando su Bahía de Cochinos. Es decir, busca una excusa para arrasar con todos los sectores opositores. Con esto en mente, no podemos dejarnos distraer por la discusión entre votar o abstenerse. La oposición tiene que respetar todas las opciones, sin caer en autoritarismos.

–Ciertamente eso es algo que conoce bien el MAS, el lado menos tolerante de la oposición... –Sí. Nos han dicho traidores, interesados y colaboracionistas. La oposición a veces comparte el autoritarismo y la intolerancia del chavismo.

Cuando perdemos el tiempo acusando a otro opositor de colaborar con el Gobierno, sólo porque aceptó ir a un referéndum, lo que se está practicando es el "chavismo de oposición". Esa actitud de persecución y descalificación es un grandísimo error. Para comprender lo que pasa en Venezuela, debemos desarrollar tolerancia y amplitud.
 

"Nadie aquí va a morir callado"





TOME NOTA
de la dirección del
Nuevo Portal Principal

www.venezuelareal.org

Más información ...

Calendario

<<   Octubre 2007  >>
LMMiJVSD
1 2 3 4 5 6 7
8 9 10 11 12 13 14
15 16 17 18 19 20 21
22 23 24 25 26 27 28
29 30 31     

Archivos

Suscríbete

Escribe tu email:

Delivered by FeedBurner

Sindicación

Alojado en
ZoomBlog