Estado de decepción

Por Venezuela Real - 25 de Octubre, 2007, 18:54, Categoría: REFORMA CONSTITUCIONAL

Maye Primera
TalCual - Portada
25 de octubre de 2007

N o calculan, quienes hoy hacen la señal de costumbre para aprobar la reforma constitucional, los alcances y efectos del estado de decepción. Cosa peligrosísima en estos días. Peor que un estado de conmoción interna. Más grave que un tsunami, es la decepción. La decepción es la regla en todos los gobiernos y hay ejemplos en el pasado reciente que así lo confirman.

Digamos el 9 de agosto de 2001. Ese día, el ex constituyente Hermán Escarrá –por entonces asesor de la Asamblea– defendió la modificación a la Ley de Estados de Excepción, que establecía que el control parlamentario sobre los estados de excepción decretados por el Presidente sólo podía ejercerse mediante el rechazo o la aprobación posterior y nunca mediante la modificación del decreto. Decía el abogado, en aquel entonces, que esa reforma era cónsona con el "espíritu del constituyente de 1999".

Hoy es el mismo Escarrá, con más decepción que excepción, el que alerta a los electores que la reforma a los artículos 337, 338 y 339 de la Constitución (referidos, justamente, a la declaratoria de estados de excepción) se traducen en "la sustitución del régimen civil y la autoridad civil, por un régimen militar extraordinario".

Tan grave es para Escarrá este y otros asuntos vinculados a la reforma, que su dilema ya no es siquiera participar o no en el referendo consultivo: su opción es impedir el referendo.

Y hay más parábolas. A estos diputados –que con tanta valentía aprueban la modificación del 337, 338 y 339 de la Constitución, para eliminar de ellos el debido proceso y la libertad de información durante de un estado de excepción– no les habría sido nada favorable que unos artículos semejantes hubiesen estado vigentes el 11 de abril de 2002, cuando se les perseguía arbitrariamente. Tampoco fue de gran ayuda para su causa, como tanto lo han recriminado en años posteriores, que algunos medios independientes silenciaran sus pantallas, restringiendo el derecho de los venezolanos a estar informados. Pero la mayor minoría que hoy le hace una cirugía de corazón abierto a la Carta Magna –queriendo hacer ver que es un refrescamiento con botox y nada más– tiene memoria frágil. Cree equivocadamente que una vez en el gobierno, siempre será gobierno. No cuenta con que un estado generalizado de decepción –como el que comienzan a padecer algunos de sus dirigentes– la aleje del poder.

Llegado el momento, ni la más gruesa de las reformas constitucionales podrá evitar ese destino finito.










TOME NOTA
de la dirección del
Nuevo Portal Principal

www.venezuelareal.org

Más información ...

Calendario

<<   Octubre 2007  >>
LMMiJVSD
1 2 3 4 5 6 7
8 9 10 11 12 13 14
15 16 17 18 19 20 21
22 23 24 25 26 27 28
29 30 31     

Archivos

Suscríbete

Escribe tu email:

Delivered by FeedBurner

Sindicación

Alojado en
ZoomBlog