Comunidad judía desea postura menos sesgada del Gobierno

Por Venezuela Real - 27 de Octubre, 2007, 20:02, Categoría: Política Nacional

REYES THEIS
EL UNIVERSAL
27 de octubre de 2007

Entrevista // Abraham Levy Benshimol, presidente de la Confederación de Asociaciones Israelitas de Venezuela
"Venezuela pudiera tener un papel importante para la búsqueda de una solución para la paz en el Medio Oriente".

La reciente visita del presidente iraní Mahmoud Ahmadinejad a Venezuela encendió las luces de alarma en la comunidad judía, su amenaza de borrar del "mapa a Israel", ya le parecía inquietante, pero la alianza con el Gobierno venezolano le ocasiona fuertes preocupaciones.

El presidente de la Confederación de Asociaciones Israelitas de Venezuela (CAIV) Abraham Levy Benshimol, explica la incertidumbre de esta comunidad -compuesta por aproximadamente 15 mil personas- debido a la reforma constitucional y evalúa el papel que Venezuela puede jugar para el logro de la paz en el Medio Oriente.

-¿Qué es lo que preocupa a la comunidad judía de los nexos del Gobierno de Venezuela con el de Irán?
-Las preocupaciones de nuestra comunidad, expresadas a raíz de la visita del presidente de Irán, se basa en que en varias ocasiones él ha dicho explícitamente que hay que borrar del mapa a Israel; eso quiere decir destruirlo. Eso nos preocupa por muchas razones, primero porque nuestros orígenes están en esa tierra, que es el único Estado judío y porque tenemos nexos familiares con Israel, muchas familias nuestras viven allá; en segundo lugar, el presidente de Irán niega la existencia del Holocausto, que fue el genocidio del pueblo judío en Europa, un hecho sin paralelo en la historia de la humanidad, y el tercer punto es el desarrollo que está haciendo Irán de su capacidad atómica, que según ellos es con fines pacíficos, pero conociendo el personaje es muy difícil pensar que eso sea cierto, por lo tanto lo más probable es que eso lleve la posibilidad de formar armas atómicas. Cualquier ser humano consciente debe pensar qué puede pasarle a la humanidad cuando un fanático como Ahmadinejad llegue a tener en sus manos armas atómicas; esos son elementos que nos hacen preocupar con su cercanía y constantes visitas a Venezuela.

-Pero ¿qué es lo que preocupa de la alianza con el Gobierno venezolano?
-Generalmente uno escoge sus amigos y el hecho de que el Presidente (Chávez) lo llame su hermano, o sea que es más que un amigo, nos tiene que preocupar porque cualquier acción que tome Ahmadinejad pudiera ser aprobada por el presidente Chávez. Aunque en el caso del Holocausto ha marcado sus líneas de separación y cuando hubo la primera declaración de Ahmadinejad de borrar a Israel del mapa, el presidente Chávez dijo que todos los pueblos tienen el derecho a su existencia, lo cual uno intuye que se estaba refiriendo también al pueblo judío y al Estado de Israel. En todo caso, es difícil prever lo que pueda ocurrir, pero no hay duda de que la cantidad de convenios que tiene firmados Venezuela con Irán, pudieran comprometer a nuestro país en una situación difícil, si algo llega a ocurrir en el Medio Oriente.

-¿Ha sentido la comunidad judía hostilidad por la visión de la historia del sector oficialista en Venezuela?
-El presidente Chávez ha hecho pública su visión contraria al Estado de Israel, eso lo declaró cuando la guerra del Estado de Israel contra Hezbolá en el Líbano el año pasado. Entonces hubo declaraciones muy fuertes contra el Estado de Israel que también tocaban al pueblo judío, pero si bien eso nos molesta como judíos, no diría que hay un específico deseo del Presidente o del Gobierno de molestar a la comunidad judía.

-¿Después que emitieron el comunicado, expresando la preocupación por los nexos con Irán, hubo alguna reacción gubernamental?
-Del Gobierno no hemos tenido ninguna comunicación ni a favor ni en contra.

¿Qué esperaría del Gobierno venezolano sobre estas preocupaciones?
-Nosotros lo hemos planteado cada que vez que hemos tenido la oportunidad de hablar bien sea con el presidente de la República o con algún alto funcionario del Gobierno, porque sabemos que puede ocurrir algo en el Medio Oriente y que Irán está expresamente dispuesto a la destrucción del Estado judío.

-¿Recuerda, desde la creación del Estado de Israel, algún gobierno venezolano que haya tenido una posición sobre el tema parecida al del actual?
-No. En el caso de Venezuela, como es miembro de la OPEP, desde su creación ha tenido una relación muy estrecha de muchos años con los países árabes y musulmanes, como Irán y nosotros como judíos venezolanos siempre hemos entendido la situación de Venezuela, que a veces incluso se transmitía en las votaciones en las Naciones Unidas o en otros foros, en los que Venezuela generalmente se abstenía o no votaba a favor de una posición israelí, pero eso ha cambiado a una posición antiisraelí que es diferente y muchísimo más fuerte. Nosotros quiséramos que Venezuela tuviera una posición menos sesgada, porque incluso con su relación con el mundo islámico, pudiera tener un papel muy importante de equilibrio y de búsqueda de una solución para la paz en el Medio Oriente.

-¿Así como se está haciendo en Colombia, Venezuela puede mediar en este caso?
-Sí, porque después de muchos altibajos el presidente de la Autoridad Palestina y el primer ministro de Israel se han reunido recientemente en la búsqueda de una solución pacífica a la creación del Estado palestino y creo que Venezuela puede tener allí un papel muy importante, pero esos son asuntos de Estado que dependen del Presidente. Nosotros anhelamos que fuera una posición de búsqueda de paz en el Medio Oriente.

-¿Sienten que la Embajada israelí ha planteado las preocupaciones de la comunidad judía al Gobierno venezolano con suficiente fuerza?
No sé. Lo que pasa es que en este momento las relaciones entre Venezuela e Israel están en nivel muy bajo. También sería deseo de la comunidad judía, que volvieran a estado normal.

-¿Cuáles son las otras preocupaciones de la comunidad judía en Venezuela?
-Las mismas preocupaciones de la sociedad venezolana nos son comunes: la inseguridad, los cambios que se pretende hacer a la Constitución, donde algunos artículos seguramente nos van a afectar, sobre todo en el caso de la educación. Para nosotros esto es muy importante, porque tenemos un sistema educativo comunitario y esperamos poder mantenerlo en la forma como se ha estado desarrollando hasta ahora; además esperamos que todas las garantías para realizar todas nuestras actividades como minoría se mantengan en la reforma, al igual que todos los aspectos que tienen que ver con los derechos humanos, libertad de expresión, de cultos, que son aspectos que para nosotros son fundamentales.

Controversia

A inicios de 2006, el presidente Chávez alabó a la Confederación de Asociaciones Israelitas de Venezuela por desmentir acusaciones de antisemitismo que lanzó en su contra el Centro Simon Wiesenthal de Buenos Aires (Argentina), luego de que en un discurso navideño dijera que "unas minorías, los descendientes de los mismos que crucificaron a Cristo, se adueñaron de las riquezas del mundo"

El gobierno venezolano redujo en agosto de 2006 el nivel de relaciones con Israel, tras la guerra de ese país con la milicia de Hezbolá en Líbano, y retiró al jefe de la representación diplomática en Tel Aviv después de que Chávez criticara a dicha nación por emplear los "métodos de Hitler", lo que motivó una queja diplomática de parte de la cancillería israelí. El embajador israelí en Venezuela Shlomo Cohen, fue llamado a consultas por la ministra israelí de Exteriores, Tzipi Livni, pero meses después regresó a Caracas.





TOME NOTA
de la dirección del
Nuevo Portal Principal

www.venezuelareal.org

Más información ...

Calendario

<<   Octubre 2007  >>
LMMiJVSD
1 2 3 4 5 6 7
8 9 10 11 12 13 14
15 16 17 18 19 20 21
22 23 24 25 26 27 28
29 30 31     

Archivos

Suscríbete

Escribe tu email:

Delivered by FeedBurner

Sindicación

Alojado en
ZoomBlog