Enrique Rodríguez: "Sí hay corrupción, pero menos"

Por Venezuela Real - 28 de Octubre, 2007, 20:03, Categoría: Corrupción

EL NACIONAL
28 de octubre de 2007

Lo que más inquietó de la modificación del artículo 141 de la Constitución, tal como lo planteó el presidente Hugo Chávez, fue la eliminación de los principios que rigen la administración pública: honestidad, participación, celeridad, eficacia, eficiencia, transparencia, rendición de cuentas y responsabilidad en el ejercicio de la función pública, con sometimiento pleno a la ley y el Derecho.

La Asamblea Nacional reportó que 80% de las propuestas sobre el artículo 141 coincidió en la necesidad de mantener los referidos principios. El Parlamento acogió la mayoritaria exigencia y, en definitiva, las misiones quedan obligadas a administrar con transparencia los servicios que prestan. Pero quedó la duda: ¿por qué Chávez quería tanto relajamiento en la regulación de las misiones? El sociólogo Enrique Rodríguez, director ejecutivo de la Fundación Escuela de Gerencia Social, adscrita el Ministerio de Planificación y Desarrollo, razona: "Con las misiones, el objetivo está por encima de los procedimientos".

–Eso puede ser una fisura en la salvaguarda del patrimonio público.
–No se trata de prescindir de procedimientos, sino de flexibilizarlos.


–¿En caso de una eventual irregularidad en la administración de fondos públicos, quién responde?
–La fundación, el ministerio de adscripción y, en última instancia, el Estado venezolano.

Todas las fundaciones están obligadas a realizar auditorías anuales y remitirlas tanto al ministerio de adscripción como a la Contraloría General de la República. Además, existen los mecanismos de contraloría social. No se podría afirmar que no existe malversación de fondos e ineficiencia, pero eso no está asociado a un grupo o proyecto político; es un problema asociado al Estado venezolano, que tiene graves fallas en materia de gestión pública.

El gran riesgo de las misiones es que se conviertan en operativos, que no se garantice su permanencia. Un ejemplo de lo contrario es la Misión Ribas, que tiene financiamiento de Pdvsa y una contraloría social fuerte para lograr que 60.000 jóvenes no deserten y continúen su formación con estudios universitarios. Para ello se requiere el fortalecimiento de la educación media. La constitucionalización de las misiones apunta en este sentido. La idea es que a través de una estructura paralela y más flexible que la administración pública tradicional se logre una respuesta más eficaz y oportuna a los problemas de la gente. Lograr una mayor versatilidad en la gestión pública. La transformación de la burocracia tradicional puede demorar años (por ejemplo, por los engorrosos trámites para crear o modificar cualquier dependencia ministerial). Las misiones se llevan a cabo en más cortos plazos y con mayor racionalidad técnica.

–¿El hecho de que la base de datos más completa –la creada y alimentada por la Escuela de Gerencia Social– no incluya toda la información correspondiente al desempeño de cada misión, revela un déficit de transparencia?
–Eso es un problema de gestión común en la administración pública. Tenemos una cultura burocrática que no incluye el rigor en el cumplimiento de la obligación de rendir cuentas. A eso se une la guerra que hemos tenido en los últimos años, de tal manera que cualquier periodista se acerca a un organismo público y encuentra dificultades para acceder a la información. La gente de la administración pública se atrinchera. Pero lo estructural del problema es que a la gente no le gusta dar información; eso no es un problema de ahora sino de siempre.

–Pero ustedes, los funcionarios de la Escuela de Gerencia Social, no son periodistas y tampoco han tenido acceso a toda la información que la sociedad venezolana tiene el derecho a conocer sobre las misiones.
–Yo he tratado de convencer a muchos camaradas de que se debería divulgar información a borbotones. Además, se ha invertido mucho dinero.


–¿Tiene idea de cuánto dinero se ha invertido en las misiones?
–El gasto público destinado a los programas sociales sigue entre 40% y 43% del presupuesto nacional. Pero, además, se han inyectado recursos provenientes de Pdvsa. A veces es complicado identificar este gasto, saber por dónde anda.

No tengo dudas de que hay corrupción, pero estoy absolutamente seguro de que es mucho menor de la correspondiente a la administración pública tradicional.





TOME NOTA
de la dirección del
Nuevo Portal Principal

www.venezuelareal.org

Más información ...

Calendario

<<   Octubre 2007  >>
LMMiJVSD
1 2 3 4 5 6 7
8 9 10 11 12 13 14
15 16 17 18 19 20 21
22 23 24 25 26 27 28
29 30 31     

Archivos

Suscríbete

Escribe tu email:

Delivered by FeedBurner

Sindicación

Alojado en
ZoomBlog