Antonio Sánchez García : "La propiedad intelectual no sobrevivirá sin el derecho a la creación"

Por Venezuela Real - 29 de Octubre, 2007, 16:12, Categoría: Cultura e Ideas

Simón González
El Nacional
29 de octubre de 2007

El escritor Antonio Sánchez García considera ingenuo pensar que la reescritura del artículo 98 de la Constitución Nacional disipe las dudas sobre un posible control del Gobierno al mundo cultural. Asegura que la propiedad intelectual se mantendrá en jaque en la medida en que el Ejecutivo decida qué pueden decir los artistas y cuáles son las obras de las que disfrutará el público venezolano.

Pese a que José Rafael Fariñas, presidente de la Sociedad de Autores y Compositores de Venezuela, expresó que la reforma del artículo 98 no afecta los derechos de autor, el debate aún sigue abierto. El escritor Antonio Sánchez García opina que detenerse en ese apartado no permite ver la complejidad de una amenaza contra los creadores, alega que en la práctica el Gobierno mantiene una política que cercena sus derechos.

Sánchez García es autor de textos como una biografía del sacerdote José Joaquín de Madariaga y más recientemente de Invasión cubana a Venezuela, ambos publicados por los Libros de El Nacional. Guiado por su trabajo como escritor y productor le da una lectura particular a la discusión sobre los derechos de autor que se generó recientemente en el país, la cual empezó cuando el presidente de Sencamer, Eduardo Samán, presentó un borrador a la Asamblea Nacional, en el cual se proponía la eliminación del término de propiedad intelectual y la palabra inversión del artículo.

Luego de este hecho muchos fueron los comentarios e incertidumbres que rondaron en el medio cultural. Sin embargo, el presidente de Sacven ofreció una rueda de prensa con el propósito de aplacar los temores. Su sentencia fue precisa: “Se hace mención expresa a los derechos del autor y de la autora sobre sus obras, lo que significa mantener la redacción actual del artículo 98 respecto a este derecho de los creadores, y ello implica la protección de sus derechos morales y patrimoniales”.

Pero Sánchez García no opina lo mismo: “La realidad práctica desmiente a quienes sostienen que la reforma del artículo 98 no afecta a los creadores, por encima del hecho jurídico hay una evidencia empírica: el Gobierno ya ha decidido quién canta, cómo canta y a quién se le canta en este país, pero lo que es más grave aún es que le coarta al público la posibilidad de escoger a qué artista puede escuchar o ver”.

Este escritor nacido en Chile y radicado en Venezuela desde la década de los 70 se refirió al caso de Alejandro Sanz para ejemplificar su tesis. Para él la negativa del ministro de Educación Superior, Luis Acuña, a ceder el Poliedro de Caracas para el concierto del músico español es señal de que el Ejecutivo quiere controlar el ámbito cultural.

“No puedo dejar de comentar el atentado a la libertad artística que supone estatizar el derecho a la expresión, tal como ha sucedido con Sanz, a quien se le impide la posibilidad de expresarse en un foro público como el Poliedro de Caracas. Al mismo tiempo se afecta a los espectadores que compraron entradas, pero sin importar ese hecho el gobierno central les impide disfrutar de este cantautor”, expresó.

Luego de analizar la reforma subraya que hay serios peligros para la propiedad privada, lo que, a su juicio, derivará en amenazas a la estabilidad democrática, afectando el libre desempeño de los ciudadanos, entre esas facultades menciona la creación: “El derecho de autor y de la propiedad intelectual debe ser comprendido dentro del marco genérico del derecho a la propiedad, profundamente vinculado al desarrollo de la humanidad y la democracia. Muchos autores han insistido en resaltar la relación indisoluble entre el libre mercado, el derecho a la propiedad privada, y el desarrollo de la libertad y la democracia. Es tal esa relación que la realidad empírica ha demostrado que puede haber dictaduras mientras se mantiene el derecho a la propiedad, pero es imposible que exista la democracia con la erradicación de la propiedad privada".

“Es falaz esa idea de que sobrevivirá la propiedad intelectual sin el derecho a la libertad, sin el derecho pleno a la creación. Una sociedad que coarta los derechos humanos principales, entre ellos el de la propiedad, no es una sociedad que esté garantizando al mismo tiempo el derecho intelectual. No se trata de que un creador reciba un pago por lo que produzca, se trata de crear un marco legal en el que florezca el derecho a la expresión. De manera que el derecho a la propiedad intelectual y a la creación están gravemente afectados por esta reforma”.

Tradicionalmente el debate en materia de propiedad intelectual se divide entre quienes consideran que debe fortalecerse para asegurar el progreso cultural, científico y económico de las sociedad, mientras que en la otra acera se ubican los detractores, quienes estiman más importante el beneficio colectivo cuando algunas de estas creaciones -por ejemplo, un medicamento- puede beneficiar a las poblaciones.

Este debate también vino acompañado con guiños sobre el papel de la piratería y los vendedores informales. De hecho, Samán expuso su propuesta en la Comisión Mixta de la AN acompañado de organizaciones de comerciantes informales, quienes reclamaban que eran víctimas de atropellos cada vez que se les decomisa la mercancía que expenden, por eso exigían mayores protecciones.

Sobre la piratería, Sánchez García indica que el Estado debe orientar sus esfuerzos a fortalecer la producción de los artistas nacionales, pero en su opinión no es lo que sucede en la actualidad: “La obra de los artistas venezolanos ha sido mortalmente afectada por la piratería, tanto que los músicos ya ven afectado su derecho a hacer un disco, por ejemplo, porque los productores saben que la piratería impedirá la justa retribución económica. Lo mismo sucede en otros niveles de la comercialización, que es la vía por la cual se sostienen económicamente los artistas e intelectuales. Considero grave los hechos que se suceden en la práctica como para pretender rescatar una supuesta benignidad del artículo 98, tanto en éste como en toda la reforma se fragua un fraude contra la tradición constitucional, democrática y artística de la República”.

 Quién es?

Antonio Sánchez García es historiador, graduado en la Universidad de Chile, con postgrado en Filosofía de la Universidad Libre de Berlín. Se dedicó a la docencia de la Historia y la Filosofía en la principal casa de estudios superiores de Chile. Posteriormente, a su llegada a Venezuela en la década de los 70 se unió al equipo de profesores de la maestría de Filosofía de la Universidad Central de Venezuela. Durante varios años fue investigador del Max Planck en Starnberg, Alemania. Es autor de varios libros, entre ellos Dictadura o democracia: Venezuela en la encrucijada (2003), y más recientemente de José Cortés de Madariaga y La invasión cubana a Venezuela





TOME NOTA
de la dirección del
Nuevo Portal Principal

www.venezuelareal.org

Más información ...

Calendario

<<   Octubre 2007  >>
LMMiJVSD
1 2 3 4 5 6 7
8 9 10 11 12 13 14
15 16 17 18 19 20 21
22 23 24 25 26 27 28
29 30 31     

Archivos

Suscríbete

Escribe tu email:

Delivered by FeedBurner

Sindicación

Alojado en
ZoomBlog