Violento fin a una marcha contra Chávez

Por Venezuela Real - 8 de Noviembre, 2007, 18:45, Categoría: Prensa Internacional

AFP, DPA, EFE y diario El Nacional
La Nación - Argentina
08 de noviembre  de 2007

Ocho estudiantes opositores resultaron heridos en un enfrentamiento con chavistas en la Universidad Central de Venezuela

CARACAS.- En una prueba de la convulsión social que ha provocado en Venezuela el intento del presidente Hugo Chávez de imponer contra viento y marea su proyecto de reelección indefinida, una protesta estudiantil opositora finalizó ayer con ocho manifestantes heridos de bala.

Los choques se produjeron al término de una marcha en la que participaron unas 80.000 personas, la mayoría estudiantes, que se dirigieron desde la Universidad Central de Venezuela al Tribunal Supremo venezolano, donde entregaron un petitorio para exigir una postergación del referéndum previsto para el 2 de diciembre próximo. Se trata del último paso que resta para que la reforma constitucional entre en vigor, siempre y cuando triunfe en la votación el Sí al proyecto chavista.

Cuando los estudiantes regresaban a la universidad, fueron emboscados por un grupo violento afín al gobierno. Se trató de un episodio confuso: en un primer momento el director nacional de Protección Civil, Antonio Rivero, informó que uno de los estudiantes había muerto en los choques, pero luego se rectificó e informó que la emboscada dejó ocho heridos de bala, ninguno de ellos de gravedad.

Por su parte, el decano de Derecho de la UCV, Jorge Pabón, informó que los incidentes se produjeron cuando un grupo de personas no identificadas, que esperaba a los estudiantes en la entrada de la institución, comenzó a disparar ontra los estudiantes.

Pabón describió a los atacantes como "violentos que intentan imponer su voluntad independientemente de los demás" y afirmó que los estudiantes debieron refugiarse en el rectorado de la casa de estudios para protegerse.

Desestabilización

Por su parte, el ministro de Educación, el chavista Luis Acuña, atribuyó el hecho a un intento opositor de generar violencia en el país para trabar la reforma constitucional oficialista. El ministro del Interior, Pedro Carreño, dijo que la violencia fue producto de un choque entre "dos grupos", dentro de una escalada de desestabilización previa a la consulta.

El propio Chávez había denunciado anteayer que la oposición puso en marcha un supuesto plan de golpe de Estado, dirigido a incentivar la abstención y deslegitimar el resultado del referéndum sobre la reforma, considerada vital por el mandatario para hacer realidad su sueño de implantar el "socialismo del siglo XXI" en Venezuela.

"Dicen que nosotros estamos dando un golpe, que esto [la reforma] es un golpe, para justificar el golpe que están preparando", afirmó anteayer Chávez, en referencia a las declaraciones de su ex ministro de Defensa, el general retirado Raúl Baduel, que calificó el lunes pasado como un "golpe de Estado" el proyecto del mandatario.

En otra polémica declaración, el mandatario venezolano dijo que le gustaría prolongar su mandato por 30 años más y afirmó que su propósito es "repartir poder" a la población. "Quisiera esta 30 años más, pero no para concentrar el poder, como dice la oposición sino para entregarlo al pueblo", dijo Chávez.

No es la primera vez que se producen incidentes en las protestas contra la polémica reforma constitucional. La semana pasada, los universitarios marcharon hasta la sede del Consejo Nacional Electoral, también para pedir una postergación del referéndum, en una marcha que fue disuelta por la policía luego de que los manifestantes fueran atacados por sectores afines al gobierno.

Los opositores a la medida, que consideran que Chávez quiere imponer una dictadura de estilo cubano como la de su aliado y amigo Fidel Castro, han redoblado sus esfuerzos para bloquearla antes de que se celebre el referéndum.

"El objetivo principal en este momento es que se respete el derecho a la información de los venezolanos. Lo importante es que los electores tengan el tiempo suficiente para analizar la reforma", dijo ayer el dirigente estudiantil de la Universidad Simón Bolívar, Alexis Cabrera, al explicar el objetivo de la marcha de ayer.

Otros dirigentes universitarios, Freddy Guevara y Stalin González, afirmaron que los estudiantes seguirán luchando contra la reforma bajo "la premisa de la no violencia".

Junto con los universitarios, muchos de ellos provistos de cascos y máscaras antigas, marcharon ayer también profesores y otros adultos. Alrededor de 3000 agentes policiales custodiaron la marcha, indicó un oficial. Brigadas policiales avanzaban a la punta y en la cola de la manifestación.

La reelección ilimitada del presidente no es el único punto controvertido de la reforma chavista, que comprende la modificación de 69 artículos de los 350 de la actual Carta Magna.

La iniciativa también permitiría al gobierno a decretar estados de excepción sin límite de tiempo, en los que podría detener sin cargos a los ciudadanos e imponer la censura a la prensa, en una aparente represalia por el apoyo de los medios a la fracasada rebelión que intentó sacar del poder a Chávez en 2002.







TOME NOTA
de la dirección del
Nuevo Portal Principal

www.venezuelareal.org

Más información ...

Calendario

<<   Noviembre 2007  >>
LMMiJVSD
      1 2 3 4
5 6 7 8 9 10 11
12 13 14 15 16 17 18
19 20 21 22 23 24 25
26 27 28 29 30   

Archivos

Suscríbete

Escribe tu email:

Delivered by FeedBurner

Sindicación

Alojado en
ZoomBlog