Héctor Valecillos: "El Gobierno manipula los indicadores para magnificar sus logros"

Por Venezuela Real - 14 de Noviembre, 2007, 10:38, Categoría: Vzla en Números

ANDRÉS ROJAS JIMÉNEZ
El Nacional
14 de noviembre de 2007

Entrevista » Héctor Valecillos

"En el Instituto Nacional de Estadística están recurriendo a prácticas de los países comunistas para alterar las datos y decir que se redujeron el desempleo y la pobreza", advierte. Asegura que no debe extrañar que se llegue a la afirmación que la tasa de desocupación cayó a 3%

En la edición de Estrategia del pasado 24 de octubre, el presidente del Instituto Nacional de Estadística, Elías Eljuri, ofreció una entrevista en la que presenta y explica las cifras de empleo y pobreza que arrojó la encuesta de hogares que llevó a cabo ese organismo.

Una de las preguntas que se le hizo al presidente del INE se refirió a un artículo publicado por el economista Héctor Valecillos en el diario Tal Cual, titulado "Las fábulas del doctor Eljuri", referido justamente a la tasa de desempleo que maneja el organismo oficial.

"Lo que dijo el doctor Valecillos no tiene ni pies ni cabeza y más bien demuestra una ignorancia total sobre cómo se hacen las proyecciones (...) Parece que más bien sus comentarios responden a un problema de reconcomio político", dijo Elías Eljuri. El economista Héctor Valecillos, quien está próximo a presentar su libro Crecimiento económico, mercado de trabajo y pobreza: la experiencia venezolana del siglo XX, se puso en contacto con esta redacción para argumentar sus objeciones a los números que da el instituto.

-¿Por qué usted dice que son fábulas las cifras del INE?
-La encuesta de hogares que es un programa que se inició en 1967, durante el gobierno de Raúl Leoni- se ha mantenido de manera regular como una de las principales fuentes en materia de información estadística sobre el mercado de trabajo y ha cumplido su labor de manera bastante aceptable.


Hubo momentos que tuvo problemas e incluso hubo manipulaciones pero muy circunscritas a situaciones de carácter político. Sin embargo, a partir de 2004, que coincide con la llegada de Elías Eljuri al Instituto Nacional de Estadística, la encuesta comienza a mostrar una serie de cambios en los indicadores que, en primer lugar, no guarda relación con las tendencias históricas de las tasas de participación de la población activa y con la evolución de indicadores clave como es la población ocupada.

-¿Cuál son esos cambios?
-Me consigo que cada vez más la encuesta ha perdido su carácter relevante de veracidad en la descripción del mercado de trabajo. Y digo que los datos se corresponden a una situación de fábula, porque no refleja la situación tal como uno la puede examinar a la luz de otros indicadores como, por ejemplo, del Banco Central sobre el comportamiento del producto interno bruto y de la inversión.


-El Gobierno asegura que gracias a misiones como Vuelvan Caras se logró reducir la tasa de desocupación.
-Uno de los hechos básicos en las nuevas estadísticas de la encuesta de hogares es que la población económica inactiva crece desproporcionadamente respecto de la población activa, aspecto que no tiene justificación económica ni referencia internacional alguna.


-¿Lo lógico sería que la población activa aumente y la inactiva disminuya?
-Lo que muestra la tendencia histórica de largo plazo en la economía venezolana es precisamente que la población activa ha venido aumentando. Con el crecimiento de la población total, se produce un incremento más que proporcional de la población activa y una disminución de la inactiva. Eso está totalmente documentado con datos de la propia encuesta de hogares de la antigua Oficina Central de Estadística e Informática, que ahora es el INE, pero también en la información que suministra la Organización Internacional del Trabajo.


-¿Cuáles fueron las fallas que encontró en las estadísticas laborales del INE? -Llama la atención que entre finales de 2003 y el primer semestre de 2007, es decir, durante siete semestres, la población económicamente potencial (aquella mayor de 15 años) aumentó en 1,6 millones de personas; la población inactiva aumentó en 1,4 millones de personas, y la población activa –que está constituida por ocupados y desocupados– aumentó en 203.000 personas. Esto quiere decir que en tres años y medio la fuerza de trabajo en Venezuela, es decir, la población activa, escasamente representó 12,6% del incremento de la población total en edad de trabajar. Las cifras que arroja el INE son un fenómeno insólito en tiempos de paz y no se ha producido en ninguna parte del mundo.

-¿Quiere decir que sólo en tiempo de guerra ocurre que la población inactiva aumenta y la activa baja?
-Las cifras que da el INE sólo podrían obtenerse en tiempo de guerra, porque los trabajadores son militarizados o el conflicto provoca la muerte de muchas personas. Pero, además, desde el punto de vista de la interpretación sociológica y económica carece de sentido, porque estaríamos diciendo que la situación en Venezuela es de tal abundancia y de tal riqueza que la gente en vez de trabajar opta por el disfrute del ocio, aspecto que no tiene justificación debido a los niveles de ingreso de los trabajadores.


Si lo vemos desde la perspectiva histórica, decir que en siete semestres la población activa creció en 203.000, eso quiere decir que el promedio es de 29.000 personas por semestre; es decir, 58.000 personas al año, pero si lo comparamos con los primeros cinco años del gobierno de Hugo Chávez, que van de 1999 a 2003, vemos cómo en el primer año la fuerza de trabajo aumentó en 315.000 personas, en 2000 se redujo a 104.000, pero en 2001 se incrementó en 775.000 y en 2002 tuvo una variación de 566.000 y en 2003 avanzó en 335.000 personas. ¿Qué fenómeno puede explicar un colapso en la evolución histórica de la fuerza de trabajo?
-Las misiones.


-No, por dos razones muy sencillas. Las misiones pueden haber contribuido a desacelerar el crecimiento de la fuerza de trabajo mas no interrumpir su crecimiento; pero hay años en los que disminuyó en números absolutos y eso es imposible.

-¿Por qué es imposible?
-Porque el pago a través de las misiones es muy bajo.


Está entre 200.000 y 300.000 bolívares, que es una fracción del salario mínimo legal, de casi 620.000 bolívares, pero una persona con un salario inferior no puede optar por retirarse del mercado de trabajo y eso carece de toda justificación. Además, hay otro hecho muy fuerte, que las personas que reciben la ayuda económica pueden realizar las dos actividades, participar en los cursos y trabajar con horario flexible en el mercado informal.

-En las estadísticas del INE las personas que están en las misiones aparecen como estudiantes.
-Los colocan desde el punto de vista de registro estadístico pero eso no es la realidad. Eso es imposible y no tiene ninguna justificación. El presidente del INE tendría que explicar por qué se dio un aumento de 400.000 personas anuales en la fuerza de trabajo en los primeros cinco años del gobierno de Chávez y luego cae a 70.000 por año. Según los datos oficiales, ahora el crecimiento de la fuerza de trabajo es el mismo que el que se registró a mediados de los años 50, cuando gobernaba Pérez Jiménez y el país era cinco veces menor en términos de su población total.

-¿Las observaciones sobre las cifras de desempleo también las hace con respecto a las que indica el INE sobre la reducción de la pobreza?
-También son inconsistentes. En la medida que se manipule la información sobre la población ocupada y desocupada, también se está afectando la estimación del índice nacional de pobreza, que igualmente se nutre de los datos de la población ocupada y de los niveles de ingreso que registra la encuesta de hogares.


-¿Qué estaría pasando con la encuesta?¿Hay alguna falla metodológica?
-Hay varias cosas. Una es que han cambiado los conceptos y la forma como definen ciertas categorías inherentes a la encuesta y, por supuesto, a cómo se aplican los resultados a un universo de población que no responde al universo real porque está subestimada.


-¿Cuál es la razón?
-El Gobierno manipula los indicadores porque hay un interés propagandístico en magnificar sus logros. Como la gente no entra en los detalles para conocer cuál es la situación real de la encuesta, simplemente oye 9,3%, luego menos de 8% y seguro que llegará un momento que le dirán que el desempleo será de 3%. Quienes tenemos formación en esta materia, no podemos quedarnos callados frente a un hecho que no vacilo en calificar de manipulación subordinada a propósitos propagandísticos, pero esto no es un descubrimiento de Eljuri ni del Gobierno. En el INE se utilizan prácticas de países comunistas para alterar los datos y decir que se redujeron el desempleo y la pobreza, porque hay más interés en la propaganda y no en resolver los problemas.






TOME NOTA
de la dirección del
Nuevo Portal Principal

www.venezuelareal.org

Más información ...

Calendario

<<   Noviembre 2007  >>
LMMiJVSD
      1 2 3 4
5 6 7 8 9 10 11
12 13 14 15 16 17 18
19 20 21 22 23 24 25
26 27 28 29 30   

Archivos

Suscríbete

Escribe tu email:

Delivered by FeedBurner

Sindicación

Alojado en
ZoomBlog