Anacronismo político

Por Venezuela Real - 18 de Noviembre, 2007, 8:55, Categoría: Política Nacional

Gloria Cuenca
Ultimas Noticias
18 de noviembre de 2007

¿Qué ocurriría en un país europeo o en Norteamérica (EEUU o Canadá) si se le ocurriera a un Presidente intentar poner en práctica teorías del siglo XIX? Seguro el gobierno se derrumbaría allí mismo. Aquí en Venezuela, en la misma que fue un país de avanzada y dispuesto siempre a la modernidad, vemos con tristeza y asombro el regreso al pasado, y no precisamente al "glorioso pasado" sino a lo más atrasado, obsoleto y periclitado, como diría aquel Presidente de la primera etapa de la democracia.

Leímos que en determinadas poblaciones de Vargas la gente vuelve a utilizar el asno, el burro pues, para llegar a los sitios que desde 1999 el deslave dejó incomunicados y sólo los jumentos logran pasar. La cuestión es simbólica y me imagino que el innombrable debe sentirse muy feliz. Es parte de su estrategia maléfica regresarnos a todos al pasado. El conuco, los gallineros verticales, la ruta de la empanada y demás "invenciones" revolucionarias han ido en la búsqueda de los tiempos más lejanos de la historia, no por ello mejores. Pero no sólo por antiguos nos espeluznan, sino por lo que significan y además por la tragedia que les ha tocado vivir a los pueblos para reconstruirse después de los desastres causados por la aplicación del llamado "socialismo real".

El marxismo es una teoría decimonónica que los mismos europeos desecharon desde la década de los 90 al acabar con la Urss y las democracias del Este (que de democracias, sólo el nombre, ya que eran terribles dictaduras con nombres pomposos y esencia autoritaria y totalitaria). Ahora se pretende imponernos, vía plebiscito, una reforma cocinada con toda la intención de pasarla sin que la ciudadanía sepa de qué se trata.

Es muy sencillo. El innombrable quiere ser rey (de allí el rollo con el verdadero) y quedarse para siempre en el poder.

Quiere que seamos comunistas, cuando ni él mismo sabe lo que es, pero le gusta lo que hizo Castro, de quedarse vivo y muerto mandando por siempre.

Le encanta ser rico, pero quiere que el pueblo y los demás sean pobres y cada vez más para manipular a su antojo. El anacronismo en política es terrible, es vivir a destiempo. La realidad estalla en la cara y descubres que estabas fuera de tiempo, en un momento distinto al que te tocó vivir.

Esos "procesos" suelen terminar con situaciones fuertes.

¡Que Dios nos proteja! Periodista/Prof. universitaria






TOME NOTA
de la dirección del
Nuevo Portal Principal

www.venezuelareal.org

Más información ...

Calendario

<<   Noviembre 2007  >>
LMMiJVSD
      1 2 3 4
5 6 7 8 9 10 11
12 13 14 15 16 17 18
19 20 21 22 23 24 25
26 27 28 29 30   

Archivos

Suscríbete

Escribe tu email:

Delivered by FeedBurner

Sindicación

Alojado en
ZoomBlog