JOSÉ VIRTUOSO: El voto es la vía democrática para expresar disidencia o aceptación

Por Venezuela Real - 18 de Noviembre, 2007, 9:10, Categoría: Política Nacional

SANDRA BRACHO
El Nacional
18 de noviembre de 2007

FICHA PERSONAL

Ficha personal: miembro de la directiva de Ojo Electoral , director de la Fundación Centro Gumilla, politólogo e historiador;
"Aprobación de la reforma profundizará la confrontación social"
Hay una campaña a favor del Sí, que utiliza indiscriminadamente los medios y los recursos gubernamentales y que confunde la acción publicitaria del gobierno con lo que es la publicidad sobre una propuesta electoral.
No veo una actuación clara del CNE para poner límites a estas situaciones. Hay una gran polarización en los medios de comunicación, especialmente en las televisoras, públicas y privadas

A penas presentada, en agosto pasado, la propuesta de reforma constitucional, Ojo Electoral fue de las primeras voces en plantear lo que consideró cuatro condiciones básicas: mayor tiempo para el debate, considerando que se modificarán principios fundamentales en la organización del Estado y su relación con la ciudadanía; la conveniencia de votar por temas y no en un bloque único; la necesidad de un proceso electoral pulcro y la conformación de una Asamblea Nacional Constituyente como la única vía constitucionalmente legítima para emprender cambios tan sustanciales en la Carta Magna, y no a través de una simple reforma.

A escasas dos semanas para la realización del referéndum, ninguno de los planteamientos ha sido atendido por las autoridades a las que compete, por lo que Ojo Electoral mantiene su posición. El sacerdote jesuita José Virtuoso, miembro de la directiva de esa organización, de la que también forman parte Pedro Nikken, Luis Lander, Carlos Genatios e Ignacio Ávalos, sostiene que aunque ha habido cierta discusión, las encuestas evidencian una profunda desinformación; sigue presente una gran polarización, sin que el proponente haga esfuerzos por vencer ese clima de violencia entre dos grupos que, ambos con vehemencia, defienden el Sí o el No.

Aunque se decidió la votación en dos bloques, no se atendió la separación por temas; y la exigencia de una constituyente, suficientemente argumentada por abogados constitucionalistas ante el Tribunal Supremo de Justicia, no ha sido atendida. "La solución de estos temas aumentaría la votación y vencería la abstención".

–¿Cree que aún hay tiempo para evitar que ese sea el clima en el que se realice la jornada electoral?
–Claro que aún hay tiempo.

Una manera sería la postergación del referéndum. Eso generaría un clima de paz social. No sabría decir cuál sería la fecha ideal para la contienda, pero creo que es algo que no se resolvería en un mes o dos meses más, sino que requiere mucho más tiempo.

–La presidenta del Tribunal Supremo de Justicia dijo que el referéndum sólo se aplazaría ante una situación de crisis que ella, hasta ahora, descarta. La presidenta del CNE, por su parte, ha dicho que es un mandato constitucional realizarlo en la fecha prevista. Además, el CNE suspendió los debates. De modo que la postergación luce bastante improbable así como los esfuerzos por aliviar la tensión a través del diálogo. –Fue lamentable que se eliminara ese espacio en medio de un proceso en el que no se ha dado una discusión a fondo.

–¿Cómo evalúan la campaña electoral y cómo ven la posición del CNE frente a ella?
–Este tema no ha sido debatido aún por Ojo Electoral, pero a modo estrictamente personal puedo decir que hay una campaña a favor del Sí promovida desde el gobierno, que utiliza indiscriminadamente los medios y los recursos gubernamentales y que confunde la acción publicitaria del gobierno con lo que es la publicidad sobre una propuesta electoral.

No veo una actuación clara del CNE para limitar estas situaciones. También es evidente la polarización en los medios de comunicación, especialmente en las televisoras, públicas y privadas, sobre todo Globovisión. Pero lo más preocupante es abanderar el clima de confrontación. Globovisión no sólo abandera una posición a favor del No, que es una postura, sino que moviliza en un tono de confrontación. El canal 8 también hace lo mismo. Esto lo digo como ciudadano que ve todos los días la TV. Eso no ayuda para nada.

–¿Qué ganará la nación con la aprobación de la reforma?
–Nuevamente respondo a título personal. Se profundizará la división, la confrontación y el desencuentro en la sociedad venezolana, porque se trata de un cambio a fondo en la estructura del Estado. La reforma agrega un componente más a las múltiples contradicciones y conflictos que arrastra la sociedad. Para mí, esto es muy grave porque creo que fruto de un largo proceso nos hemos convertido cada vez más en una sociedad conflictiva y violenta.

Tenemos violencia en la calle, en la frontera, en la convivencia y a eso se ha agregado ahora la violencia política, de manera que vamos enrumbados hacia una sociedad con profundos desencuentros, que va perdiendo cada vez más la capacidad de lograr una conciliación. La reforma nos fraccionará más, porque incluso dentro del oficialismo estamos viendo distintas posiciones.

–¿Venezuela perderá democracia?
–Personalmente, sí creo que perderemos democracia. El avance de la Constitución de 1999 fue la construcción de la llamada democracia participativa, que permitía a la población intervenir en distintos procesos. Ahora pasaremos a una democracia delegativa, que pondrá en manos de un solo hombre los destinos del país. Pasaremos de la gran movilización social a la concentración del poder.

–El TSJ desestimó los numerosos recursos que pedían la interpretación del artículo 344 para ir a una votación separada por artículos, desestimó la exigencia de una Constituyente e, incluso, la anulación del proyecto de reforma. ¿Usted cree que la magistrada Luisa Estella Morales puede dormir tranquila?
–Luisa Estella Morales debe tener largas noches de insomnio porque todavía tiene varios recursos por decidir. Algo interesante en el TSJ es que en la Sala Constitucional hay divergencias. Hay magistrados que piensan que el proceso corre por las vías normales y otros que opinan que no. La sociedad venezolana está a la espera del pronunciamiento del TSJ.

–¿Cuál cree que es el objetivo de esta reforma?
–Me atengo a lo que he escuchado decir al propio presidente de la República. En su reciente visita a Barquisimeto dijo que de lo que se trata es de acelerar los cambios porque considera que la Constitución vigente tiene una serie de debilidades que impiden llevar adelante esos cambios. Lo que yo respondería al Presidente es que siempre es preferible que los cambios los dé la propia sociedad, aunque sean más lentos; que los den los ciudadanos a través de sus propios medios y en consenso a través de la discusión y el diálogo.

–¿Cuál cree que debe ser la actitud del electorado el próximo 2 de diciembre?
–Nuestro llamado claro es a votar. Creemos que es la vía democrática para expresar la disidencia o la aceptación. La tarea de Ojo Electoral está centrada en velar por la confiabilidad del voto. Nosotros nos incorporaremos como observadores, aunque no hemos participado en las auditorías porque aún no se han establecido los mecanismos concretos de nuestra actuación. No nos hemos podido reunir con el CNE, pero esperamos hacerlo muy pronto. En cada centro electoral se abrirán aproximadamente dos cajas de resguardo de papeles (53% de las cajas). Este proceso es público y los electores tienen derecho a estar presentes.

También es muy importante la participación de los testigos y los partidos para establecer la transparencia del acto electoral. Nosotros tendremos alrededor de 400 observadores en igual número de centros.

La consideramos una buena muestra. Estos observadores aún no han recibido sus credenciales, pero esperamos que se las otorguen pronto. Chequearemos la concurrencia, la instalación de las mesas y, muy importante, el cierre de éstas.

–¿Cómo vencer el miedo a votar? ¿Cómo confiar en un CNE cuyo anterior presidente es ahora vicepresidente de la República? ¿No cree que puedan reeditarse listas como las de Tascón o la de Maisanta?
–Desgraciadamente, ese miedo existe. Por eso es tan importante la auditoría automatizada y todo lo que el CNE pueda hacer para transmitir confianza, la cual se puede lograr con la participación de los partidos y los observadores en esas auditorías. Pero, la mejor auditoría, en todo caso, está en manos de los propios votantes si asisten al centro de votación después de cerradas las mesas.

El CNE tiene que permitir esa participación.

"El Presidente ha dicho que acelerará los cambios. Le respondería que es preferible que los cambios los den los ciudadanos, por sus propios medios, aunque tarden más"
 









TOME NOTA
de la dirección del
Nuevo Portal Principal

www.venezuelareal.org

Más información ...

Calendario

<<   Noviembre 2007  >>
LMMiJVSD
      1 2 3 4
5 6 7 8 9 10 11
12 13 14 15 16 17 18
19 20 21 22 23 24 25
26 27 28 29 30   

Archivos

Suscríbete

Escribe tu email:

Delivered by FeedBurner

Sindicación

Alojado en
ZoomBlog