La protesta estudiantil - Defensa del futuro

Por Venezuela Real - 18 de Noviembre, 2007, 10:48, Categoría: Política Nacional

El Editorial 
El Nacional
18 de noviembre de 2007

Los estudiantes venezolanos han estado siempre presentes en los grandes conflictos y en las proezas más trascendentes de nuestro país, desde los días tempestuosos de la guerra de Independencia, cuando no dudaron de enfrentar, incluso, las furias de José Tomás Boves. En los tiempos de la República, los estudiantes de la Universidad de Caracas estuvieron en la vanguardia, luchando por los intereses universitarios o protagonizando episodios como "La Delpiniada", para protestar con ironía y sarcasmo contra las desmesuras del Ilustre Americano, las ridiculeces del poder.

Obviamente, se trata de un fenómeno que viene desde la Europa medieval y que ha persistido en el tiempo. La historia registra grandes gestas cumplidas dentro o fuera de los claustros, en defensa de la libertad de cátedra, la modernización de las universidades o los principios de la autonomía.

En el siglo XX, los estudiantes se ganaron muy temprano la antipatía del general Cipriano Castro. Juan Vicente Gómez, apenas dictador debutante y antes de perfilarse como tal, clausuró la UCV por varios años. En suma, estudiantes y regímenes autocráticos se consagraron como elementos incompatibles, antagónicos, destinados a estar siempre en conflicto con quienes pretendieran controlar las sociedades.

Fueron los estudiantes de 1928 quienes le cantaron los funerales a la dictadura, no porque Gómez estuviera ya viejo, sino porque su sistema había hecho crisis, entrando en la decadencia, incapaz de prolongarse en el tiempo, y menos aún de comprender los fenómenos que se vislumbraban en el horizonte. A partir de 1928 se transforman las características políticas de Venezuela. En ese año comenzó la muerte de Juan Vicente Gómez, y con ella la muerte de los caudillos decimonónicos.

En 1936 los estudiantes de la FEV volvieron a la escena. A partir de entonces constituyeron el factor predominante como agentes de cambios profundos. El 14 de febrero fue la prueba de fuego para el régimen de López Contreras, pero también lo fue para los jóvenes que protestaron de manera muy firme y resuelta contra la presencia de gomecistas en el gobierno, contra la suspensión de garantías y contra la censura de prensa que se pretendió imponer.

López, inteligente, flexible y tolerante, dio pasos atrás. El 14 de febrero se consagró como el gran día de la democracia en Venezuela.

Obra de todo un pueblo, ellos vanguardia de ese pueblo, comandados por Jóvito Villalba. Como lo relata hoy Siete Días, en 1957, medio siglo atrás, los estudiantes perdieron el miedo, se rebelaron contra el general Pérez Jiménez que amenazaba con eternizarse en el poder mediante una argucia anticonstitucional conocida como "el plebiscito de 1957". A los pocos días de la burla, el dictador huyó.

Este 2007 ha vuelto a ver a los estudiantes regresar a la escena, con una diferencia fundamental, ya no se trata de los estudiantes caraqueños, sino de los de toda Venezuela. Son los ciudadanos del futuro, el futuro les pertenece y nadie puede amputarles su porvenir






TOME NOTA
de la dirección del
Nuevo Portal Principal

www.venezuelareal.org

Más información ...

Calendario

<<   Noviembre 2007  >>
LMMiJVSD
      1 2 3 4
5 6 7 8 9 10 11
12 13 14 15 16 17 18
19 20 21 22 23 24 25
26 27 28 29 30   

Archivos

Suscríbete

Escribe tu email:

Delivered by FeedBurner

Sindicación

Alojado en
ZoomBlog