Luis Ignacio Planas: "El chavismo está quebrado por la propuesta de reforma"

Por Venezuela Real - 22 de Noviembre, 2007, 14:37, Categoría: Política Nacional

ELVIA GÓMEZ
EL UNIVERSAL
22 de noviembre de 2007

Entrevista // Luis Ignacio Planas, secretario general de Copei
"Hoy hay variables en Aragua y Sucre, electoralmente hablando, con las que no contábamos el año pasado"

Luis Ignacio Planas, secretario general de Copei, afirma convencido que "la mejor vacuna" contra el fraude electoral son la organización y la participación. Dice sentirse optimista, pues en sus recorridos por el país ha percibido el descontento mayoritario de los electores con el proyecto de reforma constitucional, incluidos los simpatizantes de Hugo Chávez, de allí que cree que es posible derrotar al oficialismo el 2 de diciembre.

-Los partidos políticos han dado la impresión de escudarse tras el movimiento estudiantil y sus llamados a votar No han sido tibios.
-Los partidos fuimos los que primeros que llamamos a votar No. No me parece que nos hayamos escudado en el movimiento estudiantil o que les hayamos trasladado nuestra responsabilidad. El movimiento estudiantil es una parte importante de la sociedad, que despertó y que ha dado demostraciones de constancia y valentía. Los partidos que nos inscribimos en el Bloque del No dijimos que el camino es la participación, sin titubeos, aun sabiendo que hace unos meses esa no era una posición muy popular. Hoy la matriz de opinión se ha revertido y hay una conciencia mayoritaria sobre el uso del voto como un instrumento de lucha. La mejor forma de impedir la aprobación de la reforma es ir a votar por el No. Esta propuesta electoral de Chávez es la más débil desde que llegó a la Presidencia y hay una oportunidad real de derrotarla, porque ni siquiera el chavismo está convencido de su conveniencia. El único beneficiado de esa reforma es Chávez, no se beneficia el pueblo.

-¿Usted sugiere que los medios de comunicación no dieron cabida al discurso de los partidos y privilegiaron al movimiento estudiantil?
-Sí, a los partidos nos cuesta hoy luchar producto de ese descrédito que se promueve desde diferentes sectores del país, no sólo en los medios de comunicación sino en otros sectores, lo cual nos hace difícil expresarnos y orientar a la sociedad venezolana. Aquí lo importante es que se respeten los espacios. Los partidos políticos tienen responsabilidades que no pueden ser asumidas por otros actores. Nosotros no pretendemos que los estudiantes asuman nuestra tarea, como tampoco queremos meternos en el papel que a ellos les toca. En la medida en que esos espacios se respeten será más organizada la lucha democrática.

-El Bloque del No está generando la expectativa de que es posible derrotar la reforma. ¿Qué garantía ofrecen para la defensa del voto opositor?
-Hoy cuidar los votos no es sólo un trabajo de los partidos sino que debe involucrar a toda la sociedad democrática. Frente a las dudas sobre la estructura electoral nosotros decimos que los partidos ponemos la base y la experiencia, pero que la sociedad debe colaborar, porque esto es asunto de todos. ¿Cómo se puede colaborar?, siendo testigo en las mesas, ayudando con la logística de esos testigos, convenciendo a la gente para que vaya a votar, informando sobre el contenido de la reforma, que es lo que hemos estado haciendo los partidos por todo el país. El movimiento estudiantil es un sector importante que seguramente dirá que está dispuesto a colaborar, pero también le toca a los gremios profesionales y organizaciones de la sociedad civil.

-¿Cómo ha sido la respuesta de los electores ante las informaciones sobre el contenido de la reforma constitucional?
-La gente entre más conoce el proyecto más lo rechaza, y eso no sólo entre la oposición, los del chavismo también empiezan a comprender sus alcances y consecuencias. El chavismo está quebrado por esa propuesta. La impresión que yo tengo de mis recorridos por todo el país es que el chavismo tiene grandísimas dudas sobre la reforma y no hay un convencimiento pleno de que es necesaria, porque no lo es. Frente a una realidad como esta, el trabajo fundamental que tenemos que hacer en estas dos semanas es seguir alertando sobre lo que esconde esa reforma y motivar para la participación.

-Esa estructura electoral no se puede levantar a último momento, ¿qué han adelantado?
-Hoy hay variables con las que no contábamos el año pasado. En Aragua y Sucre hay realidades distintas electoralmente hablando y hay alcaldes y gobernadores chavistas que no están trabajando para nada por la reforma. Y es que ¡quién va a ir a votar por algo que lo perjudica! ¡Quién en su sano juicio va a votar por algo que lo va a afectar! Por eso hay un quiebre en el chavismo. Todos los partidos del Bloque del No constituimos equipos de trabajo regionales, que incluyen a dirigentes de AD, para preparar la estructura electoral. Necesitamos aproximadamente 66 mil testigos, dos por cada una de las 33 mil mesas. Esa es una meta perfectamente alcanzable si colaboran todos los sectores.

-Para los sectores populares que han votado por Chávez no existe el fantasma del robo de votos, porque ellos sienten que se les ha respetado su voluntad, distinto al caso de la clase media, que cree que ha habido fraude. ¿Qué mensaje hay para este sector que es más dado a desmovilizarse?
-La abstención, que es mayoritaria en las clases media y alta, le abre las puertas a la dictadura constitucional y solamente favorece a Chávez. La realidad de los barrios no es la misma de las clases media y alta. Hoy, esos sectores populares aunque acompañan a Chávez no están dispuestos a votar por esta propuesta porque ellos saben que los perjudica, pero además están viendo un deterioro de la calidad de vida muy grande: inseguridad, desabastecimiento de alimentos, problemas en los servicios públicos que antes no había, vialidad precaria, desempleo, alto costo de la vida. Lo que se están preguntando es si esa reelección continua del Presidente no será la continuación de esos problemas, pero agravados. A Chávez no nos lo tenemos que imaginar gobernando, tenemos nueve años sabiendo de lo que es capaz Chávez y de lo que no, y aunque ahora la gente tenga más dinero en las manos la calidad de vida es peor. Si se tiene dinero pero no puede salir a la calle porque lo asesinan o no puede comprar los productos básicos para subsistir entonces no se está haciendo nada. En los sectores populares la gente esta viendo que lo poco o mucho que puedan tener, con la reforma constitucional les va a ser arrebatado porque allí hay una limitación muy grave a la propiedad privada.

-Insisto, ¿qué le dice a los electores de clase media?
-Es muy importante que la clase media salga a votar, porque lo que está en juego es mucho. No resolvemos absolutamente nada quedándonos en nuestras casas, allí está la experiencia del año 2005: la Asamblea Nacional está legislando. Esa discusión sobre si es legítima o ilegítima no importa, porque ahí están habilitando al Presidente. Los estudiantes universitarios demostraron en las recientes elecciones de la UCV que organizándose y con una participación masiva no se puede desconocer esa voluntad. Esa experiencia la podríamos repetir perfectamente en el país.

-¿Cuál es el plan para el después del referendo? Lo que está en juego no es el cargo de Chávez y él seguirá en Miraflores independientemente del resultado.
-El país no se acaba el 2 de diciembre y pase lo que pase debemos hacer una convocatoria a la reconciliación. Eso es muy importante. El país no puede seguir viviendo en este clima de confrontación. Nosotros estamos analizando una propuesta que se nos hizo sobre la convocatoria de una asamblea constituyente que puede ser una alternativa para resolver una crisis política que se pueda generar después del referendo. También tenemos que rechazar que algunos piensen que es una oportunidad para pescar en río revuelto y hará falta cohesión. La construcción de una propuesta de país es fundamental, porque Chávez sigue en el Gobierno porque a la oposición le ha faltado presentar una propuesta de país y ese es el referente que nos toca construir.

--Cilia Flores acusó al Bloque del No de ser el responsable de que no se hicieran los debates propuestos por el CNE.
-El Gobierno no debate porque el contenido de la reforma constitucional es inexplicable. Es injustificable la limitación a los derechos y garantías. La estrategia del Gobierno es vincular la reforma a la popularidad de Chávez. Sus cuñas no informan sobre la reforma sino que la asocian a la figura de Hugo Chávez, pensando que a lo mejor le pueden trasladar a la propuesta esa popularidad.






TOME NOTA
de la dirección del
Nuevo Portal Principal

www.venezuelareal.org

Más información ...

Calendario

<<   Noviembre 2007  >>
LMMiJVSD
      1 2 3 4
5 6 7 8 9 10 11
12 13 14 15 16 17 18
19 20 21 22 23 24 25
26 27 28 29 30   

Archivos

Suscríbete

Escribe tu email:

Delivered by FeedBurner

Sindicación

Alojado en
ZoomBlog