José Antonio España: "Necesitamos que la sociedad salga a participar en las mesas"

Por Venezuela Real - 23 de Noviembre, 2007, 9:20, Categoría: Electorales

ELVIA GÓMEZ
EL UNIVERSAL
23 de noviembre de 2007

Entrevista // José Antonio España, coordinador nacional del MAS
José Antonio España compara al directorio del CNE con unos "lectores de encuestas muy nerviosos por el avance del No"
"El No unificó a Venezuela y los partidos políticos tienen que asumir que el No es mucho más grande que ellos"

José Antonio España comparte con Nicolás Sosa la coordinación nacional del Movimiento al Socialismo (MAS), uno de los partidos de oposición inscrito en el Poder Electoral en el Bloque por el No.

De las nuevas generaciones, España aún no tiene un año en el cargo, pero muestra expectativas positivas sobre el futuro del país, que él percibe marcado por la reconciliación entre los venezolanos, tras la derrota -que da casi asegurada- de la propuesta de reforma constitucional sometida a referendo.

Insiste en que es necesario que la sociedad democrática se movilice a participar en los centros de votación para garantizar que se respete la voluntad mayoritaria y asegura que la única manera de que el Gobierno pueda burlar la voluntad popular expresada en el voto es que no se cubran las mesas.

-El MAS ha llamado a votar No en el referendo sobre la reforma constitucional. ¿Cuáles son sus razones?
-Los derechos, las luchas civiles y políticas sólo pueden tener expresión en el voto. No se puede protestar, irrumpir, si no se participa. Nosotros nunca le ofrecimos a nadie condiciones inmejorables para participar. Las condiciones son adversas y eso lo sabemos, pero no compartimos la premisa según la cual "participo si gano y me conviene o no participo si no puedo ganar". Nuestra democracia se fundó a partir de la lucha de muchos cuando las condiciones eran adversas, los partidos políticos venezolanos cuando se fundaron no tenían espacio en la sociedad y se lo abrieron. Nadie, salvo que sea muy cómodo, toma el camino de la abstención. Tenemos aprensiones sobre la situación de los poderes públicos en Venezuela, eso está claro. Pero cuando se conforma una mayoría social y política ella se abre paso y hace valer sus derechos.

-Una de las preocupaciones de los que dudan de ir a votar es qué garantía hay de que les respeten su decisión.
-La unidad del país es mucho más grande que la unidad de la oposición. No son los discursos de los extremos radicales en los cuales se puede abrir paso. Al pueblo chavista le tendimos la mano y le dijimos que con esta reforma le quieren quitar lo que es de ellos. Al pueblo opositor que tiene dudas de votar le decimos: Acompáñamos a votar que nosotros te vamos a acompañar protestando el intento de conculcar el derecho que va a ser expresado. La unidad del país está sustituyendo cualquier propósito político parcial. Y hoy hay en los sectores populares un reencuentro. El No unificó a Venezuela y con mucha humildad, partidos políticos importantes que inscribieron el Bloque del No tienen que asumir que el No es mucho más grande que ellos.

-Me refería a las garantías técnicas de cómo garantizar el respeto del voto
-Nuestras críticas fundamentales al CNE tienen que ver hoy con el tin-marín de las cuñas. En el directorio del CNE parecen unos lectores de encuestas, profundamente preocupados por el avance del No. Pero desde el punto de vista de la verificación técnica puedo informar que la desconexión de las máquinas, la no existencia de cuadernos electrónicos, la auditoría de 54% de las mesas electorales son suficientes para señalar que la única manera de burlar el voto de la mayoría de los venezolanos es que no se cubran las mesas. Nuestro llamado fundamental es a cubrir las mesas y a reconocer que los partidos que inscribieron el Bloque del No están haciendo el mejor esfuerzo, pero necesitan ayuda. Necesitamos de la sociedad democrática venezolana, que salga a participar en las mesas y a llevar comida a los centros. Los queremos solidarios en los centros.

-¿Esa invitación es extensiva a los abstencionistas?
-Nosotros le tendimos la mano al pueblo abstencionista. El MAS está por solicitar una reunión con los líderes abstencionistas como Alianza Bravo Pueblo, el Comando Nacional de la Resistencia, Bandera Roja y Acción Democrática. A los abstencionistas les estamos diciendo que nos acompañen a defender los votos.

-¿Qué valoración han hecho sobre el impacto a favor del No que puede tener que gobernadores y alcaldes oficialistas están en desacuerdo con la amenaza que para ellos implica la reforma?
-Nosotros nos sentimos muy cómodos por el reencuentro con Podemos. Al chavismo popular que se ha venido expresando, se suma la opinión de (Raúl) Baduel, que es respetada y la de Marisabel (Rodríguez, ex primera dama), que la sentimos muy coherente. Esa no es sino la expresión de una disidencia chavista muy grande que también se expresa en el fracaso de la reunión de los batallones, la reducción del PSUV a millón y medio de activistas, la exclusión de parte importante del chavismo de la conducción política. Es evidente que en el chavismo hay un debate que no se ha hecho público, por eso a partir del 3 de diciembre hay que construir una nueva ruta que privilegie la unidad de la sociedad democrática, pero que tiene en la disidencia chavista y los sectores populares un destinatario fundamental. Nosotros no podemos dejar de entender que el centro político del país, de la sociedad democrática, se va a fortalecer y que los radicalismos son los que van a ser minoritarios.

-¿Qué escenario han considerado los integrantes del Bloque del No tras el referendo del día 2?
-Una victoria muy pequeña del Sí supone una reforma constitucional que difícilmente pueda ser impuesta en Venezuela, porque los sectores sociales y el propio chavismo popular la van a rechazar. La vemos impracticable, inviable. Pero nosotros creemos que el No va a ganar abiertamente y su resultado va a ser reconocido. Creemos que el CNE en lugar de quitar cuñas del No va a tener que dar un boletín informando su victoria. Con ese resultado, para nosotros se refuerza la línea del diálogo, de la reconciliación y de la lucha, no vamos a excluir a ningún venezolano. El MAS, que cumple años en enero, va a enarbolar la bandera del reencuentro. Nosotros nos vamos a reencontrar con el país y con la gente que se parece a nosotros, con Podemos, con La Causa R y Vanguardia Popular. Hemos coincidido con la oposición venezolana en la estrategia, pero el reencuentro también tiene que ser con un discurso dirigido al sector popular y al pueblo chavista inconforme. Acompañamos la unidad de la oposición pero no acompañamos la idea de un pensamiento único en la oposición.

-Si van a iniciar ese relanzamiento y reencuentro con el sector popular, también es el momento de enfrentar el discurso antipolítico.
-Queremos actuar con autonomía, sin cálculo político o electoral. No queremos sentir camisas de fuerza por la búsqueda de un segmento político. Vamos a decir con lo que estamos de acuerdo o en desacuerdo y si tenemos que pagar un costo lo vamos a hacer. El resultado de la antipolítica, de la no participación, es una Asamblea Nacional que intenta imponerle al país una reforma constitucional. La campaña contra los partidos políticos es una profunda equivocación, está bien exigirles que se renueven, que cambien, pedir más democracia debe ser un concepto permanente, pero asfixiarlos, arrinconarlos, nos lleva a no tener instituciones sólidas. Nosotros aplaudimos al movimiento estudiantil y lo respetamos, pero exigirles más allá de sus posibilidades es una manera de quemarlos, como ha ocurrido con tantos sectores de la sociedad venezolana. Estamos en presencia de la posibilidad de que el sistema político se renueve, pero no me refiero a caras sino a conceptos e ideas. El que la visión autoritaria sufra una derrota electoral o que los partidos políticos estén en la necesidad de renovarse parece que es la tendencia de hoy en la sociedad venezolana y nosotros vamos a acompañar una propuesta de ese tipo.

-¿Cómo valoran que hay sectores de la clase media que han confesado esperar "línea" de los estudiantes?
-La sociedad democrática venezolana no debe esperar por el pronunciamiento de ningún sector para salir. No seguimos ni a partidos políticos ni a liderazgos únicos ni caudillos, nos importa más construir los consensos alrededor de muchos actores. El movimiento estudiantil es un solo actor, no una multiplicidad de actores. Está el sector sindical, los empresarios, los independientes, el pueblo chavista, todos esos son factores que las encuestas indican que van a votar No. Bienvenida la decisión de los estudiantes de llamar a votar No. El MAS va a votar por el No y el compromiso de todos los venezolanos es votar No y reconciliarnos. Los estudiantes han cumplido un rol importantísimo, pero no les pidamos más de lo que les podemos pedir a unos jóvenes de 23 años.







TOME NOTA
de la dirección del
Nuevo Portal Principal

www.venezuelareal.org

Más información ...

Calendario

<<   Noviembre 2007  >>
LMMiJVSD
      1 2 3 4
5 6 7 8 9 10 11
12 13 14 15 16 17 18
19 20 21 22 23 24 25
26 27 28 29 30   

Archivos

Suscríbete

Escribe tu email:

Delivered by FeedBurner

Sindicación

Alojado en
ZoomBlog